fbpx
Conectate con nosotros

Alta Peli

REVIEW: La pasión de Michelangelo

la pasión de michelangelo

Críticas

REVIEW: La pasión de Michelangelo

Scarface a la chilena

Cuando uno escucha el nombre Michelangelo lo primero que se le viene a la mente (al menos a mi) es la tortuga ninja de color rojo , esa que usaba los cuchillos. En un segundo termino me refiere al genial artista italiano que pinto la Capilla Sixtina. Ok, ninguno de los 2 es el protagonista de este film. El Miguel Angel del titulo (sublime Sebastian Ayala) es un pendex de la calle que vive en los 60′ en un pueblito chileno llamado Peñablanca y que «supuestamente» tiene visiones de la virgen Maria. Gracias a sus dotes «divinos» de a poco va volviéndose popular entre los pueblerinos, hasta que se transforma en una especie de «superstar». Con todo lo que eso implica. A través de lo que dura el filme vemos como Miguelito, que también le gusta la bagget, pasa de ser un pibe humilde y sencillo a un chanta arrogante con ansias de poder. Como contraparte  tenemos a un cura jesuita (genial Patricio Contreras) enviado por el Vaticano a investigar el caso, un tipo ateo, quien no cree un carajo en aquellos «milagros». Sin embargo, la interpretación de Ayala se come (entre otras cosas) la película a fuerza de carisma. Su personaje es tratado y desarrollado en su plenitud, llegando en ocasiones a ser una especie de “Cara Cortada” chileno, sofocado por la ambición y sobrepasado por su necesidad de ascender socialmente.

patriciomiguelito la pasión de michelangelo

Firme junto al Pueblo

Supuestamente esta película dirigida por Esteban Larraín, está basada en hechos reales. Supuestamente digo, porque es parte del imaginario cultural de los chilenos,nunca se supo si existió Miguelito. Todo ambientado en la época de la dictadura ochentosa de Pinochet. La cosa es que los milicos estos ven al pibe como una buena chance para distraer a la gente y no tienen mejor idea que construirle un altar para que realice sus milagros y lucrar con la fe de los incautos. La intervención del aparato gubernamental tampoco será de mucha ayuda para salvaguardar la probidad e inocencia del supuesto hijo de la Virgen, quien se irá deteriorando hasta el absurdo y lo grotesco, lo que le costará la fidelidad de sus seguidores más devotos, teniendo que recurrir a actos non sactos para mantenerse en la cúspide.

» Yo no entendí ,¿Sabían que asuntos internos les tendían una trampa?»

Es obvia la intención o línea editorial de la película, de mostrar la responsabilidad del gobierno militar en el curro que fue Miguelito. Pero su desarrollo fue muy incompleto. Nadie pide que deshilvanen todo el misterio, ni que la película sea un documental. Pero quedaron bastantes dudas. Se centra más en el caso particular de Miguel, lo cual está muy bien, pero en cuanto a todo lo relativo a la conspiración militar y el rol de las autoridades, queda en nada, hizo falta profundizar más en ese aspecto.

Conclusión

No sera una obra de arte.Sin embargo es un interesante retrato de un pibe callejero que se transforma en casi una santidad, para un pueblo necesitado desesperadamente de fe, en donde el terror y la muerte reales eran moneda corriente.

2 Comentarios

2 Comments

  1. Maestro Splinter

    23/06/2013 en 02:48

    La tortuga roja era Rafael y usaba los Sais. Miguel Ángel era la naranja y usaba los nunchakus.

    • Nicolas Francis

      27/06/2013 en 00:20

      buena observacion amigo. la memoria suele traicionar.igual mi preferido siempre fue leonardo(el azul)

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba