Conectate con nosotros

Alta Peli

REVIEW: Paradise! Paradise!

Críticas

REVIEW: Paradise! Paradise!

Crítica realizada durante el BAFICI [18].

Un título tan autóctono como lo es denso.

Si hay algo que tarde o temprano le pica a un emigrante es la añoranza por el viejo terruño; por la necesidad de volver a las raíces. Esta es la premisa con la cual se guía la directora Kurdwin Ayub al filmar a su padre en Paradise! Paradise!

Puedes sacar al chico de Kurdistan, pero no puedes sacar a Kurdistan del chico.

Paradise! Paradise! es la historia de Omar Ayub, un médico radicado en Viena pero de origen kurdo, quien viaja a su tierra natal llevándose a su hija con él. Ella documenta su travesía en busca de una nueva vivienda y sus encuentros con las fuerzas militares de la zona.

La película si bien retrata con eficiencia la añoranza que el protagonista tiene por su tierra y los enormes conflictos sociales que predominan en ella, el desarrollo narrativo posee demasiados tiempos muertos e indaga en subtramas y separadores que no suman nada a la historia en sí. A pesar de estos tropiezos es admirable que teniendo tan cerca el tema de ISIS, la directora se haya inclinado por no utilizarlo; es una historia sobre el retorno y el amor a las raíces, eso lo tiene claro y fue una movida inteligente no querer llevarlo a un costado sensacionalista.

Por el costado técnico sería un tanto errado juzgar la composición de cuadro en un documental tan arraigado en el realismo; si entras en una zona militarizada o donde no se puede filmar con tanta facilidad, puedo entender que el plano tiemble; no hay tiempo para preciosismos. No obstante, cuando filmas en la intimidad de una casa, donde no te corre nadie y estas en confianza, no tenés excusa para descuidar este aspecto.

Conclusión

Paradise! Paradise! es un sentido documento que lograr demostrar su punto pero con problemas de ritmo considerables que pueden llegar a hacer eternos sus 78 minutos. Aunque por otro lado no se puede negar que la directora tiene un sentido notable de la ironía. Al menos ese es el mensaje que recibo al escuchar una versión kurda de Paradise City de los Guns N’ Roses en los créditos finales.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Críticas

Arriba
Salir de la versión móvil