fbpx
Conectate con nosotros

Alta Peli

REVIEW: Placer y Martirio

placer y martirio placer y martirio

Críticas

REVIEW: Placer y Martirio

Crítica realizada durante el BAFICI [17].

Placer y Martirio es la séptima película de José Celestino Campusano (Vil Romance, El Perro Molina), que conformó la Competencia Argentina del BAFICI [17].

Obsesión

placer y martirio placer y martirioDelfina (Natacha Mendez) es una adinerada mujer que cuenta con un estudio de diseño propio y vive con su esposo y su hija adolescente. Su amiga Jimena le presenta a Kamil (Rodolfo Ávalos), un hombre de negocios y la atracción es inmediata. Delfina nunca ha sido infiel, pero está aburrida y se obsesiona con este misterioso hombre. Desde un comienzo Kamil pone las pautas de la relación: se verán sólo cuando él pueda, Delfina no debe indagar en ningún aspecto de la vida de él y demás requisitos (incluso sexuales). Delfina compromete progresivamente todos los aspectos de su vida en función de estar disponible para encontrarse con Kamil.

Placer y Martirio

Esta vez, a diferencia de sus películas anteriores, la historia está centrada en las vivencias de personas de clase alta porteña. Se ve un trabajo muy interesante con el tema de las máscaras y la sangre. Lo que puede ser visto como una mala actuación por parte de Natacha Mendez es en realidad el hecho de que su personaje, Delfina, es la que actúa frente a los otros y no se deja ver como realmente es. Es más, todos los personajes juegan a las apariencias, nadie baja su guardia.

Las escenas del tratamiento médico de Delfina son de una gran crudeza, pero no son sórdidas. Vemos cómo se obsesiona con Kamil al punto de descuidar todo lo que tiene, incluso los diálogos entre los amantes tienen momentos realmente cómicos. Es hermosa la escena que comparten los personajes de Delfina, su mucama, Mirta y Jimena, donde nuestra sufrida protagonista se da cuenta de todos los sacrificios que hace por su amante. Ante todo, se nota un gran cariño del director por sus personajes, no los juzga en ningún momento.

Conclusión

Una vez más, Campusano nos entrega una película realista y libre. En sus 100 minutos de duración, Placer y Martirio no decae en ningún momento y narra con gran ritmo una historia de obsesión y sufrimiento.

1 comentario

1 comentario

  1. Pingback: En la Frontera | Crítica AP

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba