Conectate con nosotros

Críticas

REVIEW: Submarino

Submarino, último film de Thomas Vinterberg, estrenado en el año 2010, llega a nuestras manos en el marco del Festival de Cine Escandinavo que está actualmente en el Village Recoleta hasta el día miércoles 17 de octubre.

Vinterberg. Profesión: cineasta

Vinterberg, enviado a la fama con su film La celebración (1998), es un director dinamarqués co-fundador del movimiento Dogma 95, un movimiento radical que buscó reducir al máximo la compleja producción de las películas. En esta ocasión, el film Submarino no se alinea bajo este movimiento y sorprende con una propuesta de crudo realismo sobre dos hermanos que marcados por las desgracias familiares simplemente sobreviven en la hostilidad de un mundo en el que el alcohol, la soledad, las drogas y las tragedias son habituales.

[adsenseyu2]

¿Dinamarca?

Ver una película dinamarquesa es adentrarse en la idiosincrasia de una cultura que desconocemos, es tomar contacto con una estructura narrativa menos habitual aunque comprensible, es acercarse al frío de una sociedad que parece tener bloques de hielo en los zapatos. El film tiene un lento andar pero muy intenso. El drama está contado con cierta distancia que aunque te hace tragar saliva y respirar profundo, no apela a una burda emoción. El lema que se desprende tiene que ver con cómo la ternura de la niñez puede transformarse en un lagrimal seco que no llora porque se acostumbró a sufrir. La procesión va por dentro.

Las actuaciones son verdaderas. Los personajes están vivos, son ellos, no hay otra manera de verlo. Es todo tan real. Los dos chicos que luego se transforman en adultos tienen la carga de la tragedia en sus gestos, algo difícil de lograr para la dirección de actores de dos niños que no superan los 11 años.

En relación a La celebración en donde el drama es exteriorizado, es puesto en palabras, el protagonista logra hacer catarsis en la mesa familiar develando los peores secretos familiares; en cambio, en Submarino el drama está en la mirada y en los gestos, el rostro inmutable de Nick junto a las piñas que le da al teléfono hablan sin palabras de su imposibilidad de comunicación con su hermano. Su hermano, con su antebrazo amoretonado por las inyecciones de droga y su sonrisa eterna hacia su hijo, hablan del querer (hacerse cargo de su hijo, básicamente amarlo) y no poder (abandonar sus circunstancias, su pasado, su historia). Lo acompaña una fotografía blanca pero oscura a la vez que realmente logra embellecer lo trágico.

Conclusión:

Cocodrilo que se duerme es cartera. Submarino fue nominada al Oso de Oro en el Festival Internacional de Cine de Berlín 2010. No conviene especular con su posible estreno, así que aprovechen, no se duerman y véanla el lunes 15 a las 19:45 hs o cómo última opción, el miércoles 17 a las 15:00hs en los Villages Recoleta.

Continuar Leyendo
Te recomendamos
Click para comentar

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba