Noticias

El inminente colapso del cine

Nota por el 16/08/2016
 

En una entrevista del 2013, Steven Spielberg y George Lucas profetizaron el derrumbamiento de Hollywood en un futuro cercano, principalmente debido a que muchas de las películas consideradas “blockbusters” (súper producciones) van a tener un duro fracaso comercial. Hoy puede ser que estemos comenzando a ver el inminente colapso del cine, y sucedería en el año 2018. En esta nota te contamos por qué.

George-Lucas-and-Steven-Spielberg_article_story_large

Los títulos que se vienen

En Altapeli hace unos días hablábamos de Netflix, que sigue arrasando con todo, en relación al fenómeno del Peak TV. Este concepto se refiere a la producción televisiva de Norteamérica que viene en auge y va a seguir creciendo hasta, teóricamente, el año 2019, donde indefectiblemente tenderá a detenerse. Pueden leer la nota completa en este link.

Desde el lado del cine, la cosa viene más o menos parecida. Siempre listos y preparados, los estudios ya han lanzado los títulos que presentarán en el año 2018, y la lista es IMPRESIONANTE.

Vean:

Untitled

Paren, que aún hay más:

Untitled2

Y esas son sólo las más esperadas. Si sigo sumando, cuento por lo menos treinta superproducciones más. ¡Treinta, por el amor de Dios!

Lo más loco es que también hay espacios en los cronogramas de los estudios que fueron reservados para proyectos que ni siquiera tienen nombre aún. El 2 de noviembre de 2018 Disney va a sacar una película animada, ¡pero ni ellos saben cuál! Marvel y Fox tienen planeado algo grande para el 2 de marzo de 2018; seguramente alguna nueva película de los X-Men (atando con alambre los pedacitos de lo que les queda de la franquicia).

Entonces: 2018 va a ser un año con, por lo menos, 40 masivas superproducciones. Hablamos de millones y millones de dólares que tienen que recuperarse para que la rueda siga girando. La mitad de ellas van a caer en las temporadas de vacaciones de invierno y verano con apenas una semanita de diferencia. Esto significa que Marvel tiene una semana para sacarle el jugo a Black Panther antes de que llegue DC con The Flash, o Disney con Ralph el Demoledor 2 para robar toda la atención.

El inminente colapso del cine

Como todo mercado que colapsa, algunas películas van a salir airosas y otras, inevitablemente, van a ser fracasos comerciales absolutos. Simplemente hay demasiado para ver y muy poco tiempo. Sin demasiado espacio para respirar, todas estos largometrajes van a empezar a comerse unos a otros por los ingresos.

A todos esto hay que sumar una realidad: la gente ya no sale tanto al cine. Yo soy un cinéfilo endemoniado, pero el 99% de lo que consumo es Netflix y torrents. Sólo voy al cine (que está cada vez más impagable) cuando se combinan una gran película (que esperé con ansias) y mis amigos o mi mujer tienen ganas de acompañarme. El cine es la salida, pero sabemos que podemos tener prácticamente la misma experiencia en casa con un buen televisor.

maxresdefault

Este es el motivo por el cual Hollywood prácticamente no se arriesga en sus historias: son un compromiso demasiado grande. Lo seguro son las adaptaciones de cómics, los universos cinematográficos, los grandes actores y las secuelas. Simplemente no pueden darse el lujo de perder tanto dinero.

Por otra parte, los grandes estudios continuan haciendo estas gigantes películas no sólo para audiencias norteamericanas, sino también para el resto del mundo. Principalmente, China. En serio: la película de Warcraft fue un desastre abismal domésticamente (recuperó sólo 41 millones en USA, de los 160M $ que costó hacerla) pero en el mundo tuvo ingresos por… ¡376 millones de dólares! Prácticamente triplicó con respecto al presupuesto inicial. Y la mitad de los ingresos provenían de China. Evidentemente, nada se pierde en la traducción cuando lo que se intenta vender afuera del país son orcos batallando contra humanos en una guerra épica.

warta01

Entonces, ¿qué va a suceder cuando los estudios –que dependen intensamente de las utilidades que presentan sus descomunales inversiones– se hayan masticado uno a otro hasta los huesos y tengan que aplicar planes de contención? Qué se yo, no soy un oráculo. Sí es inevitable que algo va a tener que suceder. Supongo que nos vamos a enterar, todos juntos, cuando el 2018 nos abrigue con delicadeza.