Noticias

Exégesis de la Locura: Las versiones del Joker en el cine

Nota por el 29/08/2017
 

Muchas veces decimos que los héroes suelen ser tan interesantes como los villanos a los que se enfrentan, por lo que es también opinión de unos cuantos que Batman no ocuparía ese lugar tan alto de popularidad si no fuera por ese gran catálogo de antagonistas interesantes que tiene.

Hay indicios para sostener esa idea, después de todo su mayor contraparte ocupa una posición muy similar entre los villanos más populares e interesantes. Seguramente mucha gente se enredaría puestos a identificar a Thanos, El Duende Verde o Darkseid, pero hasta quien no agarró nunca un cómic tiene altas probabilidades de poder identificar a alguna de las versiones del Joker.

Por todo esto, no sorprende que trascendiera la noticia de que además de la secuela de Escuadrón Suicida Warner-DC prepara dos películas protagonizadas por el personaje, lo desconcertante es que mientras se espera que una de ellas sea una una adaptación de Gotham City Sirens que explote la popular dupla junto a Harley Quinn ya presentada, la otra contaría con producción de Martin Scorcese, estaría desconectada del DCEU, y contaría los orígenes de otra de las versiones del Joker, más oscura y terrenal.

El desconcierto es entendible porque -de cumplirse los rumores- tendríamos casi en simultáneo a dos versiones diferentes del mismo personaje en el cine. DC ya viene haciendo esto entre el cine y la TV, incluso teniendo a Gotham aparentemente aislado del Arrowverse, pero es más difícil de imaginar cómo lograrían mantener más de un universo funcionando a la vez en un mismo formato, (además hay que tener en cuenta que aunque el público de las series suele seguir también las películas, no sucede con la misma frecuencia en el sentido inverso).

¿Un nuevo origen?

En una segunda lectura, quienes conocen un poco más al personaje detectaron otro detalle en la noticia que les hizo levantar la guardia. ¿Qué clase de historia contaría una película dedicada a los orígenes de este personaje? Si hay algo que la mayoría de las versiones del Joker en todos sus formatos mantuvieron, es que hasta el mejor detective del mundo desconoce tanto la identidad como los eventos que dieron origen al villano. Es uno de los grandes misterios del universo comiquero, y aunque varios autores abordaron el tema el canon oficial sigue sosteniendo la incógnita, afirmando que muchas de esas historias son especulaciones o incluso inventos del mismo Joker, quien en su locura ya no puede distinguir cuál de las historias que cuenta es su verdadero pasado, si es que alguna de ellas tiene algo de realidad. Este detalle puede ser importante si deciden prestarle atención para la nueva película, porque si la historia de origen es narrada por su mismo protagonista no hay forma de considerarlo una fuente confiable y puede suceder cualquier cosa en ella.

En resumidas cuentas, hay muchas versiones sobre el origen del villano pero ninguna está oficialmente aceptada como la verdadera; el que no podamos confirmar cómo se volvió una mente criminal tan avanzada o cuánto de locura hay realmente en él, es parte de la mística del villano y colabora a sostener la imprevisibilidad que lo hace tan peligroso e interesante. 

Así como ya hicimos con Batman y Superman, hoy le toca a uno de los más grandes villanos del universo DC: vamos a estudiar las principales versiones del Joker en el cine.

Cesar Romero (1966)

versiones del Joker

El primer actor en ponerle el cuerpo al payaso príncipe del crimen. Fue durante la serie protagonizada por Adam West y, como todo en ese programa, tenía un tono muy inocente e infantil, casi caricaturesco, que hacía foco en el humor. Tenía sentido por estar basado en los cómics de la edad de Oro y Plata donde el personaje es un bromista lejos de la despiadada mente criminal en que se convirtió décadas después. En la única película que hizo, el Joker de Romero se alía con otros tres villanos del programa para llevar adelante un plan de dominación mundial sin mucho desarrollo de sus motivaciones, juntando dos cosas que el personaje ya no suele hacer: trabajar en equipo y buscar el control.

Esta interpretación fue reconstruida por otro actor para El Regreso del Enmascarado, película animada que en 2016 le dio la oportunidad de volver a interpretar a sus personajes icónicos a lo que quedaba del elenco original. 

Jack Nicholson (1989)

versiones del Joker

La primera película medianamente seria de Batman, trajo nuevamente al que ya para ese momento era su rival más característico. Además de dotarlo de un fuerte aire de gangster, Tim Burton se inspiró en La Broma Asesina para contar su historia de origen al hacerlo caer en una cisterna de ácido durante un enfrentamiento con Batman.

A diferencia de la historia de Alan Moore, el Joker de Nicholson ya era un criminal de carrera con tendencias sádicas antes del incidente, pero en ambos casos emerge seriamente desfigurado y despojado de sus últimos rastros de cordura, listo para tomar una nueva identidad con la que sembrar el caos. Aunque traiciona algunos aspectos fundacionales del personaje, la labor de Nicholson es para muchos la mejor balanceada entre las versiones del Joker que llegaron al cine, presentando a un villano egocéntrico y preocupado por la teatralidad que es capaz de asesinar a sangre fría mientras hace un chiste.

Heath Ledger (2008)

versiones del Joker

Si recordamos a la trilogía protagonizada por Christian Bale como de las mejores películas del género superheróico, mucho tiene que ver con la construcción que se hizo de este personaje en la segunda parte.

A diferencia de la versión anterior, Christopher Nolan no sólo no intentó explicar el origen del personaje sino que se esforzó por volverlo lo más misterioso posible. El villano aparece de la nada como una figura casi mítica del que se cuentan historias diferentes y contradictorias sobre su pasado, algunas veces por él mismo. El Joker de Ledger es -sin lugar a dudas- la más multidimensional entre las versiones del Joker que llegaron a la pantalla, presentándose primero como una despiadada mente criminal capaz de manipular a todos los líderes de la mafia y hacerles creer que está de su lado cuando en realidad tiene su propios motivos para provocar un enfrentamiento con Batman, a quien no busca matar sino doblegar ideológicamente.

No lo motiva la ambición ni la venganza, sino plantarse como la otra cara de una misma moneda con Batman, contra quien emprende una cruzada personal que tiene profundos motivos ideológicos. Él no ve al mundo regido por escalas de bien y mal, sino en caos contra orden, esforzándose hasta el último momento por lograr que Batman pierda el control.

Hay muchas cosas que hace bien esta adaptación. Para empezar es un personaje tremendamente inteligente, estratégico y manipulador, al nivel que hace dudar más de una vez cuánto hay de locura real en sus acciones. Eso, combinado con una completa falta de empatía y miedo, lo vuelve en un enemigo formidable.

Pero no todo es perfecto, y aunque el Joker de Ledger es de los mejores guionados e interpretados del cine, carece de forma imperdonable de un rasgo fundacional del personaje: el humor. La intención de Nolan era crear un mundo bastante oscuro y muy asentado en la tierra, y eso incluyó al mítico payaso, que salvo la genial escena del lápiz no tiene casi oportunidades de mostrar ni siquiera su humor más negro y cruel.

Jared Leto (2016)

versiones del Joker

La siguiente aparición del personaje después del anarquista ganador de un Oscar, sin dudas iba a tener unos zapatos muy grandes que llenar, pero el más reciente de los actores en ponerle el cuerpo al personaje es también el que tuvo la menor cantidad de minutos en pantalla para mostrarse. Para peor, como personaje secundario de una trama que no lo necesitaba y en una película que fue vapuleada por la crítica, queda hasta ahora como la más resistida de las versiones del Joker en el cine.

Desde que se vieron las primeras imágenes promocionales se esperaba que la propuesta fuera al menos polémica, anticipando una versión del personaje muy moderna en más de un sentido. Más allá de su apariencia de gangster/rockstar siglo XXI que le dieron los brillos y tatuajes, era el primero en llevar a la pantalla grande una faceta nueva como es la compleja pareja que conforma con su ex psiquiatra. Hay que recordar que aunque el personaje tiene más de setenta años de carrera, sólo los últimos veinte exploran su relación con Harley Quinn, un personaje que aunque ganó popularidad muy rápido es relativamente nuevo en el universo DC. En los aproximadamente 8 minutos que aparece en pantalla, el Joker de Leto es un líder del bajo mundo que dirige su imperio criminal desde el VIP de su club nocturno. No tiene muchas oportunidades de mostrar su característico humor ni inteligencia, pero sí lo vemos desplegar su sadismo matando y torturando incluso a la mujer que supuestamente ama, un concepto que molestó a la parte del público que considera al personaje incapaz de tener sentimientos por otras personas.

Mark Hamill (1993 – actualidad)

versiones del Joker

Hay un actor que está íntimamente relacionado con el personaje a pesar de que técnicamente nunca vistió su piel. Mark Hamill no es el único que le puso su voz al Joker animado para cine, TV y videojuegos, pero es un gran favorito de los fans. Y mío personal, debo admitir. Tiene la particularidad de ser el único que interpretó diferentes versiones del mismo personaje, desde el diluido para público infantil de la clásica serie animada de los 90s, a tramas bastante más adultas como La Broma Asesina o la saga Arkham de videojuegos. Es justamente durante las cinemáticas de estos juegos que tiene la oportunidad de desplegar todo su talento para interpretar a la versión más compleja e interesante del personaje con todas sus facetas. Sin las restricciones de tiempo o contenido de otros formatos, esta versión del personaje es tanto un genio criminal como un despiadado asesino psicópata, que acompaña cada uno de sus planes con una gran dosis de humor negro dedicada a provocar a Batman. Este Joker de Hamill captura la esencia del personaje de una forma que se le escapa a otros actores y guiones, resultando tan divertido como siniestro. A diferencia del resto, Hamill lleva años practicando y perfeccionándose en el papel; lo tiene tan incorporado que suele usar la risa del personaje en entrevistas y hasta aceptó leer con su voz algunos tweets de Donald Trump durante la campaña presidencial.

Bonus Track

Cameron Monaghan (2015-17)

versiones del Joker

Aunque técnicamente nunca fue reconocido como una de las versiones del Joker oficiales, cuando Jerome Valeska apareció durante la primera temporada de la serie Gotham como un niño criado en un circo cuya madre acababa de ser brutalmente asesinada, fue identificado desde el primer instante por los fans como una potencial historia de origen del personaje. La fachada de víctima duró poco y eventualmente mostró su verdadera naturaleza: histriónico, violento e incapaz de sentir empatía, todos rasgos clásicos del villano que en cuanto logró escapar de Arkham se dedicó a televisar sus crímenes para provocar el terror en toda la ciudad. En la tercera temporada mostró el nivel de locura que le faltaba para completar la lista, llegando a utilizar la piel de su propio rostro como una máscara como ya hiciera en los cómics el Joker, y encerrando a Bruce en un parque de diversiones (otro de los clásicos lugares preferidos del personaje) para intentar demostrarle lo fallido de su ideología.

Cada uno con su estilo, seguramente todos tenemos nuestra versión preferida del icónico payaso. ¿Cuál es la tuya?