Noticias

James Cameron contra los Oscars, el futuro de Terminator y el final de Titanic

Nota por el 06/02/2017
 

Para quienes conocemos a James Cameron de toda nuestra vida cinéfila, es la mente detrás de dos de las mejores secuelas de la historia, como lo son Terminator 2 y Aliens. Pero también es responsable de solidas piezas de cine como lo son la primera Terminator, The Abyss, Mentiras Verdaderas, Titanic y -dependiendo del ojo de quien mira- Avatar.

Durante los últimos años, Cameron estuvo ocupado escribiendo guiones para lo que serían cuatro películas más del universo de Avatar. Hace no pocos días llegó a la conclusión de dicha labor, con miras a empezar el trabajo de motion capture con los actores para el mes de Agosto. No obstante, el director tuvo un intercambio con la prensa, y podemos decir que James Cameron no se calló nada. Habló de todo, del legado de Terminator y de los Oscars.

De los Oscars comenzó a hablar del poco respeto que reciben las películas con una fuerte carga de efectos visuales como la suya

“Ha habido unas pocas veces a lo largo de la historia de los Oscars donde una película extremadamente popular ha sido bien recibida, pero un año normal la Academia toma la posición de: “Es nuestro deber patriótico decirle a la gran plebe lo que debería estar viendo”. Y no premian las películas que la gente quiere ver, por la que está pagando dinero. Les dicen: “Sí, crees que te gusta eso, pero lo que debería gustarte es esto”. Y mientras sea así no espere índices altos de audiencia. Titanic fue un caso muy raro. Fue una película que hizo una burrada de dinero y tuvo un montón de nominaciones. La próxima vez que veamos eso, la audiencia subirá. Es así de simple.”

Luego, profundizó en el rol que tienen los actores como el cuerpo de votantes mas grande que tiene la Academia.

“La mayoría de los miembros de la Academia todavía son actores. Mira, me encantan los actores, pero así es cómo piensan: normalmente son escépticos hacia la tecnología. Así que cuando ven una película que depende demasiado de los efectos visuales, dicen: “Oh, no es una película de actores”. Titanic fue una película de efectos visuales con piel de cordero, ¿sabes? Sí, tuvo efectos visuales, pero se centraba en la gente y la historia. Pero si haces una película como ‘Avatar’, los efectos están justo ahí delante, y aunque pienso que las actuaciones fueron igual de buenas, y la historia que contamos era igual de buena, no van a premiarla del mismo modo.”

Luego concluyó con una opinión de que pasaría si lo llegaran a nominar una tercera vez.

“Tomé una decisión mucho antes de ‘Titanic’ por la que no iba a servir a dos maestros: voy a dar prioridad a mi cine visual. Incluso cuando me llevo un terrible montón de tiempo con los guiones y las interpretaciones, todavía amo hacer cine grande y visual. Dudo que vaya a ser nominado otra vez, pero si pasa, probablemente voy a perder contra una película de Woody Allen. Es la naturaleza de los premios.”

Luego procedió a hablar de Terminator, franquicia cuyos derechos está próximo a recuperar para apadrinar una nueva película de la saga (con Tim Miller, director de Deadpool, al frente) y se expandió más allá de lo cinematográfico sobre los temas tratados en las dos primeras dirigidas por él.

“Ha estado tambaléandose, intentando volver a encontrar su voz. Es fácil recordar con cariño las cosas que iniciaron una franquicia. Es difícil mantener una franquicia vigorosa y relevante. Creo que es posible contar una gran historia de Terminator ahora. Vivimos en una era digital, y Terminator, al final, va sobre nuestra relación con nuestra propia tecnología, y cómo nuestra tecnología puede devolvernos el reflejo: en la película, literalmente, es una forma humana que es un rival y una amenaza. Pero también, en las dos películas que hice, trata de cómo perdemos nuestra humanidad. En un tiempo donde la gente está siendo absorbida por su mundo social virtual… Siempre digo: si Terminator iba de la guerra entre los humanos y las máquinas, mira a tu alrededor, en cualquier restaurante o aeropuerto, y dime que las máquinas no han ganado cuando cada humano que ves está esclavizado a su dispositivo. Si la pregunta es: ¿podría hacerse hoy en día una película relevante de Terminator?. Yo te digo que es absolutamente posible.”

No dijimos que James Cameron no se calló nada porque sí. Durante el mismo anuncio tuvo oportunidad de hablar del conocido episodio de Mythbusters, dónde él participó y donde se ponía en duda si en Titanic, Jack pudo haber sobrevivido de haberle hecho Rose un espacio en la puerta que la mantenía a flote en el helado océano.

“Mira, es muy, muy simple: lees la página 147 del guion y dice: Jack se baja del tablón y le deja su espacio a ella para que sobreviva”. Es así de fácil. Puedes hacer todos los análisis que quieras. OK, vamos a plantearlo realmente: eres Jack, está en el agua a -28º, tu cerebro está empezando a sufrir hipotermia. Mythbusters te dice que te quites tu salvavidas, se lo quites a ella, que nades debajo de la tabla, que la ates de manera que no se desgaste dos minutos más tarde; lo cual implica que estás bajo el agua atando esta cosa a menos 28 grados, y eso te va a llevar de 5 a 10 minutos, así que para cuando vuelvas ya estás muerto. Así que eso no funcionaría. Su mejor opción era mantener la parte superior de su cuerpo fuera del agua y esperar el rescate de un bote o algo, antes de morir. Los chicos de Mythbusters son divertidos, y me encantó hacer el show con ellos, pero dicen mucha mierda.”