Noticias

La comedia épica de El mundo está loco, loco, loco

Nota por el 25/11/2016
 

La comedia épica es un género que ya no se ve en los cines modernos. Tuvo su esplendor en los años ´60, particularmente con la impresionante película El mundo está loco, loco, loco, de 1963, que hoy recordamos en Alta Peli.

Una definición de lo épico

El uso del término “épico” ha ido variando con el tiempo, a veces designándolo a un género en particular y otras veces como sinónimo de producciones con gran presupuesto. En el sentido literario clásico, lo épico se enfoca en un personaje heroico que recorre el camino del héroe. De esa manera, una cinta de naturaleza épica se logra diferenciar de, por ejemplo, una película de época o una de aventuras.

poster-de-el-mundo-esta-loco-loco-loco

Hoy hablamos de cine “épico” cuando la filmación tiene una gran duración, escala, visión y espectáculo: tanto la saga de El señor de los anillos como la original Ben-Hur, Cloud Atlas y 2001: Odisea en el espacio caen dentro de esta clasificación.

Generalmente hay un acompañamiento musical importante, una historia de larga duración (2 horas y media por lo menos) y un considerable despliegue presupuestario.

Una comedia épica para el recuerdo

Como puede suponerse, lo épico generalmente está asociado a grandes aventuras dramáticas y no es muy común que tenga un fuerte componente de comedia. Por eso mismo, El mundo está loco, loco, loco es una producción tan diferente como creativa.

En esta clásica comedia de Stanley Kramer participaron un sinfín de figuras comediantes de la época (1963), así como una buena cantidad de celebredidaes en pequeños cameos (Los tres chiflados, Buster Keaton, Jerry Lewis, etc).

El conflicto se dispara cuando un ladrón tiene un accidente de auto en el desierto Mojave. En su lecho de muerte, confiesa a varios extraños (que se reunieron a ayudarlo) que escondió una buena cantidad de dinero en un parque de California, bajo “la gran W”. Después muere (literalmente “estirando la pata” para patear un balde).

Con tanto dinero en juego, y luego de que no logren decidir cómo repartirlo, se inicia una desenfrenada carrera por hacerse con el botín, intentando perjudicar al resto. En el medio se van produciendo situaciones desopilantes y divertidas escenas humorísticas.

Ediciones y reediciones

Esta comedia épica es célebre por muchas cosas. Una de ellas fue la gran cantidad de reediciones que tuvo a lo largo del tiempo. ¡Sólo miren!

untitled

Originalmente corría por 210 minutos (3 horas y media). Luego se recortó a 192 minutos para la premiere en Hollywood. Han ido apareciendo diferentes versiones donde se agregaban y quitaban escenas hasta que, finalmente, en enero de 2014 se creó el corte de DVD/Blu-ray de 197 minutos (3 horas, 15 minutos).

La carrera de los autos locos

Sin duda el gran atractivo de la historia reside en las desesperadas acciones que los ocho automovilistas involucrados toman para llegar al destino.

comedia épica el mundo está loco loco loco

Siempre me gustó pensar que esta disparatada comedia épica tiene que haber inspirado a la clásica serie de animación de Hannah-Barbera, Los autos locos (que salió en 1968, cinco años después). Aunque en el medio hubo otra película de carreras locas (La carrera del siglo) que parece haber sido la principal fuente de inspiración.

En El mundo está loco, loco, loco, cada uno tiene sus métodos turbios para llegar primero, y hay algunas escenas de riesgo que siguen siendo impresionantes aún hoy. La autopista del desierto parece interminable y es verdaderamente majestuosa. Algunas tomas aéreas te dejan sin aliento.

La película tiene tanta acción que los principales actores recibieron dos guiones: uno para los diálogos y otro para los momentos de comedia física.

its-a-mad-mad-mad-mad-w

Lo loco es que mientras los corredores van en busca de su preciado tesoro, la policía está monitoreando todo y haciendo apuestas sobre quién creen que va a ganar. El capitán tiene intenciones de confiscar el dinero robado (cuando lo encuentren) pero también se ve tentado a hacer un retiro prematuro de su carrera.

Conclusión

El mundo está loco, loco, loco es un gran clásico que formó parte de un género hoy extinto. Es una lástima que ya no se vea una buena comedia épica de este estilo en la pantalla grande; se trata de una gran y ambiciosa historia, con un elenco de primera categoría, elaboradas secuencias de acción y una deslumbrante cinematografía.