Noticias

La filmografía de Paul Verhoeven

Nota por el 19/07/2016
 

¿Qué tienen en común Total Recall (la original), Starship Troopers, Bajos Instintos y RoboCop (otra vez: la original, no la cuestionable remake)? Son todos grandes clásicos de uno de los directores más emblemáticos e influyentes de finales de los ´80 y principios de los ´90. Aprovechamos el reciente estreno de Elle (2016) para repasar la filmografía de Paul Verhoeven.

Polémico, violento y transgresor

Paradójicamente, Paul Verhoeven se hizo más famoso por sus trabajos en Hollywood que en su país natal (Holanda). Muy influenciado por los sucesos de la Segunda Guerra Mundial y la ocupación nazi de su país, el director apuntó siempre hacia películas de acción exagerada y violenta (RoboCop, Total Recall, Starship Troopers) o incómodos retratos del sexo (Hollow Man, Showgirls, Bajos Instintos).

Paul-Verhoeven-Says-Total-Recall-Remake-Was-Not-Good

En la actualidad ha pasado un poco de moda, y saca una película cada varios años. Sin embargo, sobre fines de los ´80 y principios de los ´90, no existió un director más repudiado por la crítica y simultáneamente adorado por el público, que defendía sus películas manteniéndolas taquilleras.

RoboCop (1987)

Hay mucho, muchísimo, para hablar sobre este inolvidable título de acción con toques de sci-fi. Sin ir más lejos, en Altapeli hicimos una anatomía del guión. Fue su esposa quien la convenció de que él viera más allá de una simple historia de acción (inicialmente Verhoeven había rechazado el proyecto).

Los paralelos con la muerte y resurrección de Jesucristo, la violencia recargada y la sátira negra de la América de los ´80 la convirtieron en una de las películas más discutidas (y queridas) de la década. Además, funcionó como uno de los disparadores del género de superhéroes.

Total Recall (1990)

Una de las tantas adaptaciones al cine de historias de Phillip Dick (acá te contamos sobre otras tantas). Con Arnold Schwarzenegger en el rol principal, la película nos cuenta la vida de un hombre que descubre que su vida es una mentira, y viaja a Marte para conocer la verdad. Si bien, realmente nunca sabemos si todo lo que vemos es realidad o ficción.

Total Recall maneja con sutileza la ambigüedad, presentando un relato atrapante que tuvo una serie de efectos especiales llamativos para la época. El tema que trataba fue muy de los noventa: la existencia de un mundo oculto que esconde una realidad que la humanidad desconoce. Un poco de eso hablaban las grandes películas de ciencia ficción de los ´90.

Bajos Instintos (1992)

Dos años después llegaría la película que inmortalizó a Sharon Stone como la femme fatale de los noventa. En este picante thriller erótico de Verhoeven –que es parcialmente una remake de su película holandesa El Cuarto Hombre, de 1983– el personaje de Michael Douglas investiga a una sospechosa. La particularidad es que ella, escritora de oficio, describe en sus novelas detalladamente cada uno de los asesinatos que supuestamente ha cometido.

Desde su polémico estreno, la cinta no dejó indiferente a ningún espectador. La ames o la odies, es innegablemente una marca de los noventa, y nos ha regalado escenas eternamente recordadas (el célebre cruce de piernas y la del picahielos, principalmente).

Starship Troopers (1997)

Basada en una novela de Robert A. Heinlein (quien también tiene adaptaciones muy interesantes en el cine), Starship Troopers recibió críticas mixtas. Curiosamente, es mi favorita del director. Los duros fanáticos del libro mencionaron que la adaptación no sólo no es fiel, sino que además cambia totalmente el espíritu de la obra literaria. Otros la aprecian por su condimento pochoclero y el tono paródico que indudablemente tiene.

Esta historia de un grupo de soldados espaciales del futuro que invaden un planeta lejano es entretenimiento puro y sin cerebro, pero tiene varias cuestiones interesantes (y no me refiero únicamente a Denise Richards). Incluso se vuelve mejor (y más perturbadora) cuantas más veces la ves. Creo que es la parodia sobre la guerra más llamativa desde Dr.Strangelove.

Todo lo demás…

Paul Verhoeven hizo algunas cosas después. En 1995 nos dio Showgirls (sobre el decadente mundo de las mujeres de espectáculos en Las Vegas). Esta película recibió un Razzie como Peor Director, y él mismo fue a buscarlo (convirtiéndose en el primer director que alguna vez lo hacía). También comenta que en la ceremonia la pasó bastante bien.

Hollow Man (o El hombre sin Sombra) es un thriller del 2000 sobre un científico (el carismático Kevin Bacon) que descubre el secreto de la invisibilidad y se convierte en un hombre más cachondo y acosador que el promedio. Excusando las erratas científicas de la película (como el hecho de que un hombre invisible sería también ciego) es un thriller moderadamente entretenido, aunque lejos de ser un clásico pero que forma parte en la filmografía de Paul Verhoeven

En el 2006 sacó El libro negro, con Carice Van Houten (Melisandre, de Game of Thrones) y en el 2012 nos dio Steekspel, ambas con críticas generalmente buenas. Sin embargo, hoy parecería que la carrera de Verhoeven llegó a su punto más bajo. A lo mejor, la industria del cine yanqui evolucionó hacia un lugar en el que él ya no tiene sitio para directores como él. Quizás sus tramas y excesos ya no funcionan tanto para el público que alguna vez lo acogió. Como sea, si RoboCop y Jesucristo pudieron volver de entre los muertes, todavía hay chances de que este excéntrico director logre reinventarse.