Noticias

La saga X-Men, de peor a mejor

Nota por el 17/05/2016
 

Se aproxima el estreno de X-Men: Apocalípsis y hacemos un repaso por las desventuras de los mutantes comiqueros en la pantalla grande.

Con 53 años de historias en sus espaldas, Los X-Men son una referencia obligada para cualquier amante del comic y la ciencia ficción. La creación de Stan Lee y Jack Kirby es una perspectiva de los superhéroes completamente novedosa y vanguardista para su tiempo, contando las peripecias de un grupo de superhumanos marginalizado y discriminado por la sociedad. Los mutantes son una de las propiedades más interesantes que posee Marvel – en papel – y han sido revitalizados por una innumerable cantidad de talentosos dibujantes y guionistas a lo largo de cinco décadas. En el mundo del cine, no han tenido tanta suerte, y han sido adaptados de manera irregular por Fox, el estudio que retiene los derechos desde que Marvel decidió venderlos en plena crisis financiera. Sin embargo, ésto no le quita mérito a la saga cinematográfica por iniciar la nueva ola de cine de superhéroes y por brindar algunas de las mejores – y más taquilleras – películas del género. Así que bien vale la pena hacer un repaso y hacer un ranking con las 7 películas de los X-Men.

La saga X-Men, de peor a mejor

7- X-Men Origenes: Wolverine (2009)

Considerar como un film a esta basofia e incluirlo en una lista es ser muy, muy generoso. Nadie duda de la dedicación y el carisma que le ha otorgado Hugh Jackman a Wolverine, e incluso uno podría argumentar que ahondar en los tramas de Logan es una muy buena idea, pero Fox hizo absolutamente todo mal con este proyecto. Un guión espantoso lleno de inconsistencias temporales de David Bennioff (Game of Thrones) que privilegia a mutantes de tercera línea y destruye a otros verdaderamente interesantes como Gambito. Ni hablar lo que hicieron con Deadpool, un híbrido mudo salido de Mortal Kombat. Una versión del “film” con los FXs sin terminar se filtró en Internet con serias consecuencias económicas para el estudio. Cuando por fin se pudo ver legalmente en el cine, los efectos especiales estaban apenas mejorados y observar las garras de adamantium daba vergüenza ajena.

6- X-Men: La Batalla Final (2006)

La saga que había comenzado Bryan Singer parecía que iba a tener un cierre a toda orquesta pero en el medio se metió Warner y el director partió de Fox para dirigir “Superman Regresa”. El reemplazante resultó ser Brett Ratner, polémico director con algún que otro éxito (Rush Hour) pero sin la visión ni el entendimiento de los personajes para brindar un final acorde a las expectativas. A priori, “La última batalla” pintaba como la más épica de las X-Men pero terminó siendo un decepcionante menjunje con algunas pocas buenas ideas y muchas pésimas decisiones. Lo bueno: Bestia, Kitty Pride, Angel . Lo malo: El protagonismo de Wolverine, la irrespetuosa muerte de Ciclope. Lo feo: El arco argumental del Fénix Oscuro completamente desaprovechado.

5- The Wolverine (2013)

Creo que uno podría resumir todas las películas de los Xmen con la frase “estuvo bien, pero pudo haber estado mejor”. El segundo spin off de Logan está ligeramente basado en el arco ochentoso de Claremont y Frank Miller, que básicamente se resume en “Wolverine vs. Samurais”. Una premisa genial con la que el film de James Mangold cumple a medias pero que se desinfla la tercera mitad del metraje. El film tiene un conflicto de mediana escala y es bastante entretenido, sin embargo a alguien se le ocurrió que había que sacarle las garras de adamantium para dárselas a un villano muy similar a Shredder de las Tortujas Ninjas

4- X-Men: Primera Generación (2011)

En un principio, la intención del estudio era hacer otra precuela de orígenes pero esta vez como Magneto como protagonista. De hecho, la película había iniciado la etapa de pre-producción y tenía un guión firmado por Sheldon Turner pero debido a diversas razones (principalmente el fracaso que significó la precuela de Wolverine) no se avanzó en el proyecto. Al mismo, tiempo Simon Kinberg estaba trabajando en una adaptación de la serie “First Class” de Jeff Parker que iba a ser dirigida por Singer. No obstante, éste último eventualmente terminó legando las riendas de la dirección a Matthew Vaughn (quien había adaptado de “Stardust” de Neil Gaiman) y el guión finalmente fue una mezcla de éstos dos proyectos paralelos de la Fox. Sorprendentemente, el resultado terminó superando las expectativas y se pudo refundar una franquicia a punto de morir. Con el tiempo, la primera generación fue perdiendo paulatinamente el lustre inicial aunque sigue siendo un film bastante ameno para ver de vez en cuando.

3- X-Men (2000)

Antes de la primera incursión de Bryan Singer en el mundo de los mutantes, los últimos dos intentos en el cine superheroico habían sido las Batman de Schumacher y el bizarramente genial Superman de Cannon Films. Establecer una nueva franquicia con el grado de seriedad y realismo que necesitaban estos personas no era tarea fácil para el director y pese a algún que otro desacierto – los trajes de cuero, Halle Berry como Tormenta -, hay que decir que Singer dejó un saldo muy positivo en términos cinematográficos. Paradojicamente, sin las películas de Xmen (exiliadas de Marvel en Fox) , no existiría el MCU (Marvel Cinematic Universe).

2- X-Men: Días del futuro pasado (2014)

La nueva generación trajo vitalidad a la saga pero también mucha confusión a la continuidad temporal. Esta vez Matthew Vaughn decidió salir y Singer por fin pudo retomar su relación con sus viejos y queridos mutantes. La idea del director era tomar la célebre novela gráfica Días del futuro pasado de Claremont para reacomodar las incoherencias, dar un cierre digno a varios personajes de la primera etapa de la franquicia y pavimentar el camino para los nuevos protagonistas. Un plan que funcionó casi a la perfección y que nos brindó algunas de las escenas más memorables de la saga hasta ahora.

1- X-Men 2 (2003)

La más entretenida, profunda e interesante de todas las X-Men. La primera secuela de la saga es la más redonda y demostró que los mutantes podían funcionar más alla de las viñetas. X2 es una película sobre Wolverine y su pasado pero también la trama se encarga de engrosar el mythos alrededor de Xavier y Jean Grey. Un gran trabajo de Singer en todos los aspectos y una excelente inclusión de William Stryker como uno de los antagonistas definitivos del comic.

Mención Honorífica: Deadpool (2016)

Deadpool no es técnicamente un mutante ni un X-Men pero su concepción ha sido dentro de este contexto y su propia película comparte el mismo universo que la Escuela de Charles Xavier. Que se haya hecho este film es un verdadero milagro y aún más milagroso es el éxito que ha tenido en el público mainstream. Básicamente, el mercenario Wad Wilson es la sátira de todos los pecados que se han realizado alguna vez en el cine de superhéroes y es un poco la expiación de todos los errores de la Fox. ¿Una parodia que anuncia el fin de una tendencia?.

¿Estás de acuerdo con el ranking? ¿Estará Apocalipsis a la altura? ¿Que lugar ocupará en la saga? En pocos días lo sabremos.