Noticias

Las adaptaciones de Bioy Casares en el cine

Nota por el 06/09/2017
 

Aprovechamos el estreno de Los que aman, odian, con Guillermo Francella y Luisana Lopilato, para hablar sobre las adaptaciones de Bioy Casares en el cine, uno de los más grandes escritores argentinos.

La literatura de Bioy Casares

Soy amante de la literatura de Bioy, un tipo que tiene solo un puñado de escritos, pero que rozan la perfección. Abarcando tanto la fantasía como la ciencia ficción,  sus obras están cargadas de tonos paródicos y finas ironías. El autor logra colocar situaciones imposibles en ambientes verosímiles, jugando siempre con la línea entre lo real y la ficción.

Desde Sergio Renán hasta Alejandro Maci (pasando por muchos directores como Alejandro Chomski, Leopoldo Torre Nilsson y Emidio Greco) una buena cantidad de cineastas buscaron reinterpretar sus obras en la pantalla grande.

Veamos las adaptaciones de Bioy Casares en el cine más importantes.

La invención de Morel (Emidio Greco, 1974)

Basada en la novela que el mismo Borges calificó de “perfecta”, esta vieja producción italiana logró una adaptación bastante fiel de la novela de Bioy, tarea complicada dadas sus características.

Se comenta, además, que esta historia de un fugitivo atrapado en una isla donde comienzan a suceder extraños hechos, fue la gran inspiración para la serie Lost.

Por cierto, si quieren profundizar más, acá pueden leer un análisis completo de la novela.

La guerra del cerdo (Leopoldo Torre Nilsson, 1975)

La guerra del cerdo (basada en Diario de la guerra del cerdo) es una película fuertemente política que resultó la anteúltima producción de Leopoldo Torre Nilsson.

Isidoro Vidal es un hombre mayor que vive en una pensión con su hijo. Lo que desconoce es que este joven forma parte de una organización que ataca a los ancianos bajo la creencia de que ellos son responsables del retraso de la sociedad moderna.

El sueño de los héroes (Sergio Renán, 1997)

Dentro de las adaptaciones de Bioy Casares en el cine, esta probablemente sea la mejor. El mismo Bioy Casares, cinéfilo confieso, celebró con entusiasmo la adaptación de Renán, un proyecto muy ambicioso que resultó en una súper producción argentina.

En la novela, el autor vuelve a retomar las temáticas del tiempo y la memoria.  Luego de ganar una plata en las carreras de caballos, Emilio Gauna invita a un grupo de amigos a divertirse con desenfreno en el carnaval. Cuando la juerga de tres días concluye, despierta conservando el borroso recuerdo de un suceso tan terrible como amenazante.

Pueden leer mi análisis completo de la novela en esta nota.

Dormir al sol (Alejandro Chomski ,2012)

Lucio Bordenave (un gran Luis Machín) es un relojero casado con Diana (Esther Goris). Ella dice tener diálogos fluidos con los perros, por lo cual Lucio decide internarla en un psiquiátrico. Cuando se la regresan, comienza a sospechar que no es la misma mujer, y sucesos raros empiezan a ocurrir a su alrededor.

Me encanta esta novela que se balancea entre el humor, la ciencia ficción y la exploración psicológica, aunque la adaptación no logra hacerle justicia del todo porque se queda chica. Es difícil trasladar el tono y la forma en la que Bioy Casares introduce ciertos temas. Pero por sobre todo, lo más complicado es alcanzar la sutileza que maneja la obra literaria.

Chomsky no se destaca por la sutileza de la trama (todo es muy obvio). Su mayor triunfo, a mi parecer, fue la ambientación de la época. Los años 50 están impecables, las evocaciones al barrio que envuelve.

Pueden profundizar más sobre la novela en mi reseña para el blog.

Los que aman, odian (Alejandro Maci, 2017)

Dentro de las adaptaciones de Bioy Casares en el cine, esta es la que menos esperaba hecha realidad.

Bioy escribió esta novelita policial junto a su esposa (y escritora) Silvina Ocampo. El trailer que se dio a conocer me provocó sensaciones mixtas. La ambientación del hotel Brisa del Mar, donde ocurre un terrible (y misterioso) asesinato, está perfecta. Sin embargo, el reparto me genera inseguridades.

No sé si Francella y Lopilato podrán lograr actuaciones dignas de los personajes creados por Bioy. Por ejemplo, el Humberto Huberman de la novela es un personaje fascinante, absolutamente egoísta, adicto a las citas literarias y a los glóbulos de arsénico. Sus únicas amigas son las amigas de su madre. Es un antihéroe maravilloso porque se ve envuelto en un misterio que no le importa en lo más mínimo.

El trailer, sin embargo, deja entrever a un personaje bastante diferente. Ojalá que me equivoque y Los que aman, odian se convierta en el thriller argentino del año.

Pueden leer mi reseña completa sobre la novela en esta nota.