Peliculas
0 comentarios

La actual devaluación del cine (según Martin Scorsese)

Nota por el 09/05/2018
 

El renombrado director americano ha encontrado en Netflix un lugar para presentar su biopic sobre Frank Sheeran (Robert de Niro), El irlandés, a quien se le atribuyen más de 25 asesinatos. Sin embargo, también aprovechó el Turner Classic Movies Film Festival para atacar a las nuevas plataformas de streaming y problematizar la actual devaluación del cine.

La actual devaluación del cine (según Martin Scorsese)

El cine de Scorsese

Scorsese forma parte de una oleada de cineastas (Coppola, De Palma, George Lucas, Spielberg) que comenzaron su carrera en los años ´70 y definieron el nuevo cine americano.

Sea haciendo películas de época, de gánster o biopics (o alguna combinación de esas tres), el director siempre explora aspectos de lo masculino. Sus protagonistas son casi siempre hombres solitarios dentro de un mundo caótico. Generalmente trabaja con el mismo equipo (su editora fue históricamente la misma desde siempre) y un pool chiquito de actores que incluyen a Robert de Niro y Leonardo Di Caprio.

Su cine es siempre cine de autor. Gangters de Nueva York, Cabo de miedo, El aviador, Casino, la reciente Silencio, el Lobo de Wall Street, Los Infiltrados, Raging Bull, Taxi Driver. Todas son películas donde el director estuvo metido en prácticamente todos los aspectos de la producción.

¿Y mi favorita personal? Buenos muchachos (1990), una que tiene más momentos icónicos que los que es posible contar. Desde el brillante inicio en el Copacabana con plano secuencia, hasta el final, ninguna otra historia logró representar este mundo criminal de mejor forma.

No solo es la piedra angular de las películas de gánsters de Scorsese, es también la más  fundamental. Aunque pueda sonar controversial, representa al mundo de los mafiosos con muchísimo más estilo y carisma que la trilogía entera de El Padrino (que es más un íntimo drama familiar donde los personajes también resulta que son mafiosos).

La actual devaluación del cine

En el mencionado Turner Classic Movies Film, Scorsese se refirió a la actual devaluación del cine. Con duras palabras aseguró:

Todo se resume en la palabra que se está usando ahora: “contenido”’. Todos los conceptos fílmicos se están agrupando unos con otros. Tenés una película, un episodio de TV, un nuevo trailer, un video-tutorial sobre una cafetera, un anuncio de la Super Bowl, “Lawrence de Arabia”… todo es lo mismo. También hoy se puede quitar una película e ir directamente a la siguiente pieza de contenido. Si no hay una sensación de valor atada a una determinada película, por supuesto, puede ser probada en pequeños fragmentos y olvidada.

El maligno Rotten Tomatoes

Para echar más leña al fuego, el director también disparó contra los polémicos sitios web “agregadores de calificaciones” (Rotten Tomatoes siendo el principal).

Recordemos que, en su momento, Scorsese fue uno de los pocos que fervientemente defendieron a Mother!, la última de Darren Aronofsky que fue universalmente criticada en este tipo de sitios.

Parece que se sintiera placer al ver cómo films y cineastas son rechazados, desestimados y, en algunos casos, destruidos en pedazos. [Los agregadores de calificaciones] refuerzan la horrible idea de que cada película, cada imagen, está ahí para ser juzgada instantáneamente y descartada sin dar al público tiempo para verla. Tiempo para verla, tal vez rumiarla y puede que tomar una decisión por ellos mismos. Así que la gran forma de arte del siglo XX, la forma de arte americana, es reducida a “contenido”. Si conocés la diferencia entre un vídeo de YouTube y la gran forma de arte americana, reaccioná contra la devaluación del cine y las películas manifestándote.

Por momentos parecería que estamos ante una nueva realidad en la que el “contenido” (como afirma el director) está condenando vilmente a la experiencia cinematográfica, que se torna progresivamente más fugaz e intrascendente.