Peliculas
0 comentarios

Batman #50: La boda de Batman y Catwoman

Nota por el06/07/2018
 

El cómic #50 de la actual corrida de Batman –escrita por Tom King– finalmente concluyó el arco argumental que se venía gestando desde hace dos años: ¿Se casarían Batman y Catwoman, cambiando el status quo de este cómic con más de 75 años de historia? ¿Sucedería la boda de Batman? La respuesta sorprendió (y decepcionó) a muchos.

boda de Batman

¿Cómo llegamos a la boda de Batman?

En el año 2016, DC Comics decidió realizar un relanzamiento de todas sus historietas bajo el nombre “DC: Rebirth”. No es fácil hablar de todos los reinicios que tuvo la editorial. En pocas palabras, son tantas las líneas argumentales, los personajes y los diferentes escritores y artistas que trabajan en las obras, que normalmente la continuidad se vuelve muy confusa y caótica.

Inevitablemente aparecen agujeros en las tramas, errores de continuidad, fallas argumentales, incoherencias. Por eso DC toma, cada tanto (aunque cada vez con mayor frecuencia) la drástica decisión de hacer borrón y cuenta nueva, relanzando todos sus títulos desde cero y colocando algún tipo de “excusa narrativa” para el hecho.

Esto le sirve para refrescar el contenido, acomodar las tramas y –por supuesto– vender más. Cada nuevo “reboot” viene acompañado de mucha ansiedad, debates y opiniones de fanáticos. Los que se introducen por primera vez en el universo de estos superhéroes pueden sumarse a un nuevo reinicio sin temor a perderse (tanto) respecto a lo que sucedió antes.

En esta nota de mi blog pueden conocer un poco más sobre estos reinicios comiqueros de DC.

El Batman de Tom King

Con DC: Rebirth, Scott Snyder –quien había sido el responsable de las historias de Batman entre 2011 y 2016– le pasó la antorcha a Tom King, quien se encargaría de llevar adelante la serie con un equipo de artistas en rotación y entregas cada quince días. En general la serie viene recibiendo críticas positivas y yo vengo disfrutando bastante de sus comics.

King mantiene el tono oscuro y detectivesco de Snyder mientras que está volviendo a traer al primer plano a los villanos más tontos y olvidados de las viejas épocas de Batman (Kite Man, Calendar Man, Hugo Strange, etc).

El autor trabaja con un Batman un poco más realista (un poco… al fin y al cabo es un superhéroe de cómics) y está más preocupado por historias chiquitas, más íntimas. Su arco más largo hasta la fecha (8 tomos) fue War of the Jokes and Riddles (que yo reseñé por acá).

Lo que King quiere hacer es muy concreto. Se pregunta: ¿puede Batman ser feliz? Luego de los eventos de la primera trilogía (que inicia con él queriendo terminar con su vida y finalizan con una brutal lucha con Bane) y de reencontrarse con su padre en un universo paralelo (The Button) Batman realmente se plantea perseguir su propia felicidad, algo que no se había visto en sus historietas nunca antes.

Batman y Catwoman, un solo corazón

Así comenzó a gestarse la relación romántica entre el murciélago justiciero y la ladrona felina, personajes que se han coqueteado por décadas. Eventualmente, en el tomo #24, el Caballero Oscuro le pidió matrimonio a Selina Kyle. ¡La boda de Batman podría llegar a suceder!

casamiento batman y gatubela

Pasaron muchas aventuras en el medio hasta que llegó el día (la noche) en el tomo #50, obra que rápidamente se convirtió en una de las más controversiales de la historia de los cómics.

¡Alerta, Spoilers!

Primero que nada, unos días antes del lanzamiento en papel del tomo, el New York Times publicó una nota que arruinaba la sorpresa del final: la boda de Batman nunca sucedería, ya que Catwoman lo deja plantado en el altar (técnicamente no es el altar, porque se iban a casar en un techo).

El spoiler innecesario de un diario que poco tiene que ver con las historietas, sumado a la decepción de que el casamiento no sucede (luego de años de espera) generó mucha bronca en los fans, quienes se sintieron maltratados y burlados.

Fue un efecto mediático importante que llevó a que otros diarios y sitios web que nunca en su vida publican una noticia sobre historietas –y redactadas por personas que probablemente no leyeron un comic en su vida– lo hicieran.

El infame tomo #50

Y la verdad que es una lástima, porque el tomo #50 del Batman de Tom King es realmente sólido… hasta que llegamos a la última (y discutible) página, que no voy a revelar acá. La historia brinda un clímax emocional y poderoso que abre las puertas a muchas cuestiones novedosas en los próximos 50 tomos que King tiene planeados.

Por ejemplo, solo este fantástico panel me puso la piel de gallina. Bruce le pide a Alfred que sea su padrino de bodas. La reacción de Alfred es este abrazo:

Creo que King es un escritor fascinante y tengo fe en que va a saber acomodar algunas cosas que pasan en el tomo y que van a ser difíciles de arreglar (de nuevo me refiero a un giro de tuerca en la última página). Más allá de ello, el autor trabaja prodigiosamente con la yuxtaposición de imágenes y palabras dentro de la narración, en la forma de cartas que Bruce y Selina se han escrito uno al otro, y que solo cobran sentido al finalizar el tomo.

Además del artista habitual, Mikel Janin, la boda de Batman tiene a varios artistas invitados que contribuyen con páginas que van retratando la relación entre Bruce y Selina a lo largo del tiempo, un gran homenaje con imágenes soberbias.

La clave acá es que el tomo solo puede ser apreciado por quienes tuvieron la paciencia de seguir al autor durante todos sus arcos argumentales anteriores. El guion se apoya en todo lo que sucedió antes y en el desarrollo de sus personajes. El impacto (o la polémica) de las páginas finales tampoco existirá si uno desconoce los detalles.

Tom King está contando una enorme historia acá. En mi opinión, ya se ganó el derecho a que, por lo menos, lo esperemos para ver qué nos tiene preparados antes de crucificarlo. Al fin y al cabo, esta es apenas la primera mitad de sus aventuras con el Caballero Oscuro.