Peliculas
1 comentario

5 historias de vampiros que no brillan a la luz del sol

Nota por el 21/02/2018
 

Los vampiros son uno de los personajes más populares del cine. No importa de qué país seamos (no más presten atención al lugar de procedencia de estas películas), ni que edad tengamos: todos los conocemos. Para bien o para mal, existe un vampiro cinematográfico creado para cada generación, desde una versión animada en la que Drácula atiende su propio hotel, pasando por cuestionables adaptaciones para adolescentes, hasta clásicos cargados de terror y sensualidad. Pero estos seres inmortales, atractivos y elegantes, con el tiempo y la búsqueda de innovación se fueron alejando de sus características originales, por lo tanto les presentamos  esta guía de recomendaciones de historias de vampiros para aquellos deseosos de reencontrarse con las raíces del significado de ser un verdadero chupasangre.

5 historias de vampiros que no brillan a la luz del sol

Sangre de mi Sangre (2015)

Imperdible película italiana. Religión, muertos vivientes, deseos prohibidos y corrupción, en una historia sobre dos hermanos (uno que tuvo una muerte misteriosa) relatada en dos tiempos a los que su director Marco Bellocchio utiliza para resaltar las similitudes que existen entre ellos, porque algunas cosas nunca cambian aunque por fuera parezca que si. Junto a todos estos ingredientes hay un misterio que se resuelve tan lentamente como se presenta, pero sin convertirse en algo tedioso, pues el camino plagado de un sutil humor y las magnificas interpretaciones de su elenco hacen disfrutar cada minuto.

Déjame Entrar (2008)

Esta película sueca de Tomas Alfredson (que quizás ubiquen por su remake estadounidense) cuenta la historia de Eli, una niña vampiro que tiene 12 años (desde hace mucho tiempo) y Oskar, un solitario niño ignorado por su familia y maltratado en su colegio. Puede parecer a simple vista una historia juvenil más, pero por favor no se dejen engañar y denle la oportunidad que se merece. Let the right one in se disfraza de un aparente romance pre adolescente, para contar lo más perverso de estos seres que corrompen almas inocentes, en un relato que se viste de romanticismo. Las últimas dos escenas son de las mejores que las historias de vampiros han entregado en mucho tiempo.

Solo los amantes sobreviven (2013)

A la par del terror que inspiran, otro rasgo característico de los vampiros es la inmortalidad, su poder de trascendencia, el cual para muchos puede convertirse en una maldición. Este es el elemento principal que Jim Jarmush toma en el presente largometraje independiente, visual y sonoramente exquisito, protagonizado por dos reconocidas figuras: Tom Hiddleston y Tilda Wilson.

Adam y Ava son dos vampiros eternamente enamorados y tan distintos como el día y la noche. Adam, un músico un par de cientos de años más joven que su amada, tiene una mirada muy pesimista de le evolución de la sociedad. Ava, una vampiresa que guarda libros en una heladera, es más compasiva y positiva con aquellos seres que no son de su especie. La tranquilidad de estos sofisticados vampiros que no van por ahí asesinando (tienen métodos más civilizados de conseguir su alimento), se verá alterada con la llegada de la problemática hermana menor de Ava. En un mundo en que los humanos parecen tener menos vida que los mismísimos vampiros, resulta una critica a cómo una sociedad que puede tenerlo todo, cada vez tiene menos alma.

Casa Vampiro (2014)

Al contrario de su titulo en español tan poco atractivo (la versión original se titula What We Do In The Shadows), la historia sí lo es. Esta comedia neozelandesa dirigida y protagonizada por Taika Waititi tiene un humor muy bien logrado que no cae en la parodia. A través de un falso documental, relata con mucha naturalidad la rutinaria vida de un grupo de vampiros que tienen problemas de convivencia, los cuales van a empeorar aun más cuando un nuevo muerto vivo (acompañado de su amigo humano) llegan a su hogar. Las situaciones y sus interpretes nos regalan una sucesión de momentos ingeniosos y divertidos.

Drácula de Bram Stoker (1992)

No podemos hablar de historias de vampiros sin hablar de Él. La cantidad de adaptaciones que se hicieron de este personaje da para un articulo completo. Elegí mencionar la realizada por Coppola: pese a su título engañoso, pues se toma algunas libertades respecto de la obra original que si bien no son muchas sí son significativas (introduce una historia de amor que cambia por completo la perspectiva del personaje), sabe mantener su esencia y -principalmente- la mirada sobre los deseos reprimidos y la sensualidad que tiene rel elato original. Además cuenta con una ambientación maravillosa y unos efectos que quizás hoy no parezcan nada de otro mundo, pero en su momento fueron todo un logro.

Menciones especiales

Drácula 1958: Con una de las más míticas interpretaciones a mano de Christopher Lee (quien hizo 13 películas, 3 en un mismo año), es un clásico que con sus altibajos sigue siendo una joya del cine.

Nosferatu: Versión libre de Drácula que utilizó este nombre para evitar problemas con los derechos de autor (no sirvió de nada porque los tuvo igual). La denuncia de la esposa del difundo Stoker hizo que se retiraran todas las copias existentes; afortunadamente pudieron rescatarse algunas, gracias a las cuales al día de hoy podemos disfrutar del clásico.

Del crepúsculo al amanecer: Protagonizada, entre otros, por Quentin Tarantino y George Clooney, esta trilogía sobre dos delincuentes que escapando de la policía se involucran con unos vampiros, pasó desapercibida en su estreno pero hoy en día es considerada de culto.