Peliculas
0 comentarios

El hombre de las mil caras: las interpretaciones de Doug Jones

Nota por el 26/02/2018
 

Quizás no lo reconozcas a simple vista, pero de seguro lo viste en alguna de las más de 150 películas y series en las que participó. Gracias a sus particularidades físicas y a su magistral manejo corporal se ha convertido en el monstruo favorito de Hollywood, y a la vez en el actor fetiche del ahora mundialmente aclamado Guillermo Del Toro. Estas son las interpretaciones de Doug Jones.

interpretaciones de Doug JonesCon 57 años y una carrera que ya ha pasado las tres décadas, Doug Jones, oriundo de Indiana, deja su marca en cada película en la que participa, a veces sin necesidad siquiera de mostrar su rostro. Su lenguaje corporal es realmente único: con sus casi dos metros de altura, sus 63 kilos y una cara
estrecha y angular, ha pasado gran parte de su carrera dando vida a una colección de demonios, alienígenas, bestias, ángeles de la muerte y monstruos de fantasía.

De pequeño, Jones sufrió las burlas de los compañeros del colegio. Era un chico larguirucho, de piel pálida y extremadamente delgado, blanco fácil para el bullying. Sin embargo, a lo largo de los años logró desarrollar un peculiar sentido del humor para hacer frente a las bromas pesadas.

Este gran actor merece hace rato una nominación en la temporada de premios. Su situación es bastante similar a la de Andy Serkis, carreras fructíferas pero con muy poca gente que reconozca sus caras. Mucho trabajo y poco reconocimiento, por lo cual en Alta Peli sentimos necesario reconocer de alguna manera la excelente labor del siempre versátil Jones.

Las interpretaciones de Doug Jones

Su carrera comenzó en 1987 con el personaje de Mac Tonight en la campaña publicitaria de McDonald’s, performance que le abrió las puertas al medio y le hizo ganar el dinero suficiente como para comprarse una casa en California. Luego de eso apareció en más de 90 comerciales y videos musicales de artistas como Madonna y Marilyn Manson.

Su mayor golpe de suerte le llegó cuando el director mexicano Guillermo Del Toro lo fichó para dar vida a Long John, una especie de cucaracha evolucionada para la película de terror de 1997, Mimic. Del Toro estaba fascinado con la historia y los antecedentes de Doug trabajando principalmente como actor de criaturas.

Ese fue el comienzo de una fructífera relación entre director e intérprete que se trasladó a un total de seis colaboraciones (Mimic, Hellboy I y II, El Laberinto del Fauno, Crimson Peak, La forma del agua) en las que el estadounidense se ha establecido como el actor fetiche y la criatura fantástica del particular universo plagado de monstruos del realizador mexicano.

Pero no todo en la carrera de Jones tiene que ver con Del Toro. Participó además en la serie protagonizada por Sarah Michelle Gellar: Buffy, la cazavampiros, también en Flash y Arrow. Pero uno de sus papeles más recordados se remonta a 1993 en Abracadabra, donde interpretaba a Billy Butcherson, el ex marido fallecido de Winifred Sanderson (Bette Midler) revivido de entre los muertos en la noche de brujas (porque un virgen encendió la vela negra e invocó a las malvadas brujas).

doug jones

En 1992 Tim Burton lo contrató para un pequeño papel de payaso flaco en Batman vuelve; también fue Silver Surfer en la segunda entrega de Los 4 Fántásticos (antes de que decidieran reiniciar la historia horriblemente y le dieran el papel de Reed a Miles Teller), y el temible hombre de los helados en Legion (la película de los arcángeles, no la serie de 2017).

Pero todos los caminos nos llevan a Del Toro, porque allí es donde Doug más se destaca. En Hellboy dio vida a Abe Sapien, un anfibio de corte intelectual, amante de la música clásica y los libros, y además el único amigo del héroe rojo. En la segunda entrega, Hellboy 2: el ejército dorado además de volver a calzarse la prótesis azul, Jones interpretó con una destreza única al Ángel de la muerte y consiguió una nominación como mejor actor de reparto en los Scream Awards de 2008.

En El Laberinto del Fauno, una de las películas más queridas del mexicano, Jones interpreta a dos personajes: el Fauno y el Hombre pálido. Según Del Toro, Doug era la única persona que podía imaginar interpretando el papel del fauno, pero había un inconveniente: la película era hablada en español y Jones no dominaba el idioma, por lo que estuvo a punto de declinar la oferta. Sin embargo su perseverancia fue mayor; se sentó y memorizó todo su diálogo en español con las pronunciaciones correctas (tanto que no te das cuenta que no es un nativo español quien habla).

En una reciente entrevista, Del Toro dijo sobre el actor:

Un artista  que interpreta a este tipo de criaturas debe ser una combinación muy extraña de corredor de maratón y mimo, que pueda expresarse a través de capas y capas de látex, acrílico y silicio.

La Forma del Agua, la película con más nominaciones al Oscar 2018, contó con Doug Jones para interpretar nuevamente a un monstruo. Esta vez le tocó uno de los papeles protagonistas con ‘Amphibian Man’.

Del Toro imaginó a su hombre anfibio con un porte a la vez sexy y peligroso, alguien que jamás ha salido de su hábitat y al que todo le parece extraño y fascinante. Jones captó de inmediato la idea y el resultado final es perfecto, transmite una sensualidad que estremece a la protagonista, con la que mantiene una bella historia de amor entre dos seres marginados.

doug jones monstruo de la forma del agua actor

Para ser el monstruo del que se acaba enamorando Eliza, la limpiadora muda que encarna Sally Hawkins, Jones se sometió a sesiones de cuatro horas diarias de maquillaje, algo que no le importó demasiado con tal de conseguir resultados creíbles.

Este fue un rol muy desafiante físicamente para mí de principio a fin”, dijo Jones. Hay que tener en cuenta que hay escenas reales filmadas bajo el agua y hay otras donde el actor estaba colgando de un cable en el que pondrían un efecto de agua más tarde, por lo cual debía actuar como si estuviera flotando.

Entonces los desafíos eran físicos, pero la conexión emocional era pura. Una vez que encontramos eso y encontramos nuestro ritmo juntos, Sally y yo tuvimos una verdadera conexión. Pocas veces he sentido ese tipo de química en pantalla con alguien. Ella es mágica para trabajar.

Gracias a su metro 92 de estatura, su preparación como mimo, su control del contorsionismo y facilidad a la hora de expresarse sin necesidad de palabras, Doug Jones es el monstruo favorito de Del Toro y de Hollywood (todavía no de la Academia).

Este año nos volverá a sorprender como el doctor Stewart en el thriller The Legacy of Avril Kyte de David Sauers, como el padre Damien en la comedia de terror Hell’s Kitty, pero además será un alienígena en la cinta de ciencia ficción 5th Passenger y el vampiro protagonista del Nosferatu de David Lee Fisher.

Si quieren ingresar al mágico mundo de Doug Jones, pueden visitar su página web: http://actordougjones.com/biography/)