Peliculas
0 comentarios

La Batalla Del Siglo: Netflix vs Disney

Nota por el 30/05/2018
 

El año pasado Disney anunció que crearía su propio servicio de streaming y retiraría sus contenidos de Netflix; luego se dio a conocer lo que parecía ser la inminente compra de Fox. Todo indicaba que la casa de Mickey Mouse se convertiría en uno de los monstruos más grandes del mundo del entretenimiento, pero la historia dio un giro inesperado: Netflix por unos instantes superó el valor de Disney en la bolsa y como si fuera poco Comcast se suma a la pulseada por la compra de Fox. Con tantas novedades, decidimos que es momento de analizar la la batalla del siglo, Netflix vs Disney, la situación de lo que está pasando y de lo que pasará.

La Batalla Del Siglo: Netflix vs Disney

Netflix vs Disney

Aunque ninguno de los participantes de esta guerra necesita presentación, comencemos por recapitular lo que conocemos de ellos.

Por un lado tenemos a Netflix, una de las plataformas de streaming más importantes del momento. Creada en 1997 por Reed Hastings, fue una forma diferente de alquilar películas: en aquella época si querías ver un Dvd tenías que trasladarte hasta un videoclub (el más popular era Blockbuster, empresa que rechazó una alianza con Netflix y terminó en la quiebra) para devolverlo a las 24hs. Hastings pensó en una forma de hacer más cómodo este proceso y comenzó un sistema que funcionaba por suscripción, en el cual los clientes recibían las películas por correo y tenían hasta una semana para devolverlas. Con el tiempo su modelo de negocios fue mutando hasta convertirse en un streaming para 2007. Desde ese momento los éxitos no se detienen, se plantaron como la forma de consumir entretenimiento en la actualidad, revolucionaron la televisión y están en continua expansión desde que decidieron sumar a la distribución de contenidos la creación del propio.

Por el otro está Disney, viejo conocido, compañía que no solo posee canales de televisión y distribuidoras de películas sino que además tiene sus propios parques temáticos y una amplia línea de merchandising. En los últimos años incorporó a otras empresas como Marvel y Lucas Arts, propietarios de dos de las sagas más importantes del momento (Star Wars que continua aumentando su saga, y el universo de superheroes Marvel). Ahora decide ir tras Fox, negocio que de resultar lo dejaría en poder de los mutantes y la gran mayoría de los derechos para adaptar los comics al cine.

Netflix supera el valor de Disney

Tras el anuncio ya mencionado en que Disney dijo que crearía su propio servicio de streaming (como la gran cantidad de empresas ya lo están haciendo: HBO, Hulu, Amazon, entre otras), muchos comenzaron a especular con el declive de Netflix. Esta teoría tomo fuerza cuando comenzó a circular el análisis que un experto en negocios había hecho, mostrando unas supuestas cifras en rojo y las falencias de su sistema de negocio: esa información aun se encuentra disponible pero es difícil de constatar debido a que Netflix es muy celosa de los datos que maneja.

Pero por lo que podemos ver en el mercado, su situación es muy favorecedora. Sin ir más lejos el jueves pasado, cuando el mercado general se encontraba en baja, por unos instantes su valor neto alcanzó los 153.000 millones de dólares en la bolsa, superando a Disney  (que se encontraba en 151.000 millones) y a Comcast.                       

¿Qué disparó esa suba? Nada más y nada menos que un acuerdo firmado con Barack Obama. Sí, el ex presidente de los Estados Unidos, quien junto a su mujer Michelle Obama son dueños de la productora Higher Ground Productions. El acuerdo se basa en la exclusividad para producir películas, series y documentales.

¿Dónde está parado y hacia dónde se dirige cada uno de los contrincantes?

Netflix

Crea nuevos paradigmas: En más de una ocasión demostró que tiene la capacidad de poner nuevas reglas de juego. Se enfrentó a Cannes al presentar una película que no fue proyectada en salas de cines, abriendo un debate sobre lo que ocurrirá a partir de ahora con la forma de distribuir contenidos.

Estrenó Cloverfield Paradox, una película que todos pensamos que veríamos en el cine, en sus plataformas, anunciándola un par de horas antes de su estreno en el Super Bowl.

Cifras imparables: En cinco años su valor aumentó un 1.300%. Pasó de tener 44 millones de suscriptores en 2013, a 125 en la actualidad. Se estima que para el 2020 alcanzará los 150 millones.

Grandes presupuestos:  Este año el presupuesto de Netflix fue de 7000 millones de dólares, casi 3 veces más que HBO.

Invirtió 100 millones de dólares en The Irishman, una película que Martin Scorsese hace años está intentando realizar, la cual reúne a Robert DeNiro, Al Pacino, Harvey Keitel y Joe Pesci.

También se encuentra preparando una película protagonizada por Ryan Reynolds y dirigida por Michael Bay con un presupuesto de 150 millones de dólares.

Producciones originales: Pese a lo que muchos pueden suponer, la pérdida de licencias que tiene y seguirá teniendo no son un problema, porque tienen el objetivo de que el 50% de su contenido sean producciones propias. Además apuesta a la realización de sus producciones a lo largo de todo el mundo, como ya vimos que ocurrió con Dark, serie alemana, o el caso local Edha.

Contratos de exclusividad: Mientras Disney y Comcast se pelean por quién se queda con Fox, Netflix firma un contrato de exclusividad con Matt Groening creador de Los Simpson. Se queda con Ryan Murphy, director que realizó exitosas series para el canal  en disputa como American Horror Story, Glee, o American Crime Story luego de firmar un contrato millonario por cinco años. Lo mismo hizo con Shonda Rymes.

Una estrategia similar fue la que utilizaron tras el éxito de The Handmaid`s Tale en Hulu. Si bien en este caso no existe la exclusividad, lejos de preocuparse por el éxito y el Emmy que cosechó la adaptación de Margaret Atwood, aprovecharon y adquirieron Alias Grace, basada en otra de las novelas de la autora.

Otra de las grandes figuras que sigue sumando a su catálogo -aunque no de forma exclusiva- es a Guillermo del Toro. Este desarrollará una serie de terror que en principio tendrá 10 capítulos. El exitoso director también es el creador de la serie animada producida por Netflix Trollhunters.

Adopciones: También demostró que las cancelaciones o los finales de las series hoy no san tan definitivos como antes, el primer caso más resonado fue el de Sense8, serie que escapaba a su presupuesto y decidieron cancelar pero no sin darle un cierre. Ademas revivió viejas series como Fuller House y Gilmore Girls. El caso más reciente fue La casa de papel, producción que compró a Antena 3 y de la cual producirá la tercera temporada luego del éxito que desató.

Alianzas: Recientemente firmó un acuerdo con Telecom para que los clientes de las operadoras Movistar, Vodafone y Orange puedan acceder a sus contenidos desde un mismo lugar.

También formo una alianza con Mediaset y Warner Bross para producir la serie Brigada Costa del Sol.

Disney

Lleva casi 100 años en el mercado y no solo se dedica a distribuir y producir su propio contenido. A diferencia de Netflix, el negocio de Disney va más allá;  para cada uno de ellos tiene un sin fin de productos que los fans consumen y hasta parques de atracciones con sectores dedicados a sus películas y series.

Adquirió Marvel y LucasArts (Star Wars) convirtiéndose en el dueño de dos de las franquicias más importantes del momento.

Y ahora está en la lucha por comprar a Fox (con quien ya tenia un acuerdo cerrado en los 52.400 millones) lo cual le permitiría entre otras cosas tener los derechos de prácticamente todos los personajes Marvel.

Pero un rival que busca disputarle la compra de la compañía apareció en su camino: Comcast, quien tiene una parte de Universal Studios entre otros importantes medios. Hay que destacar que quien se quede con Fox también se queda con una parte de Hulu, otro streaming muy prometedor.

Disneylife: Disney no va a ciegas con el lanzamiento de su streaming. Ya tuvo un servicio similar que funcionó solo en Reino Unido y se posicionó como un servicio premium con su elevado costo, factor que si bien puede llegar a verse como negativo lo beneficia al posicionarse como un producto de alta categoría.

Estrenos exclusivos: Al igual que Netflix, Disney planea estrenar películas en sus plataformas, como Toy Story 4, Frozen 2, el live action del Rey León.

Un juego que todos quieren jugar

disney netflix

Mientras los grandes discuten, los chicos se divierten. Nuevas plataformas siguen surgiendo y buscan su lugar. HBO GO, HULU, Amazon, son rivales que no pasan desapercibidos y siguen muy de cerca a los dos gigantes. Apple y Facebook también quieren entrar a la cancha, todos apostando al contenido original.

Cifras recientes muestran que se consumen menos horas de Netflix a la vez que el número de suscriptores aumenta. ¿Tienen los consumidores más de un servicio y dividen su tiempo entre ellos?

No caben dudas que muchas de estas empresas continuarán en crecimiento. Así surgirá la gran pregunta: ¿cuáles lograrán sobrevivir y cómo harán para coexistir?

¿Cómo nos afecta esto a los consumidores?

Pero una de las preguntas que más nos importan en esta guerra Netflix vs Disney es cómo nos afectará a nosotros, los consumidores. El futuro inminente es cada vez más claro: los contenidos se están fragmentando en distintas plataformas y el consumidor debe elegir cuál o cuáles tener. ¿Cuánto nos costara? ¿Surgirá algún servicio que cumpla una función similar a la que tiene la televisión por cable hoy en día, agrupando distintos servicios de streaming? Pronto lo sabremos, el futuro es ahora.