Noticias

Poniendo el cuerpo: Transformaciones extremas en el cine

Nota por el 07/03/2017
 

Muchos actores se jactan de dejar cuerpo y alma para ponerse en la piel de un personaje, sin embargo estamos seguros que nadie ha llegado a estos extremos. Actores que le ponen el cuerpo: Transformaciones extremas en el cine.

El caso más reciente quedó a la vista con un chiste de Jimmy Kimmel en la última (y bochornosa) entrega de los premios Oscar, cuando señaló lo delgado que se encontraba este joven actor. El ex Hombre Araña, ex pareja de Emma Stone y nominado al Oscar por su papel de Desmond Doss en Hasta el último hombreAndrew Garfield está decidido en aparecer en proyectos que representen un reto para él, y también a ganar el Oscar que este año le arrebató Casey Affleck, por lo que no dudó en bajar de peso para aparecer en la película Silencio. El actor de 33 años perdió casi 20 kilos para interpretar a Rodrigues en el nuevo drama de Martin Scorsese que llegará a los cines en nuestro país el próximo 16 de Marzo. Estará secundado por Adam Driver y encarnarán a dos sacerdotes jesuitas del siglo XVII que viajan a Japón para buscar a su mentor (Liam Neeson), que ha sido secuestrado.

Con eso en mente, pasemos a la lista de las transformaciones extremas en el mundo del cine

Charlize Teron en Monster

A lo 28 años, esta belleza sudafricana dejo TODO para encarnar a Aileen Wouornos en la película de 2003 dirigida por Patty Jenkins. Monster narra la historia real de esta ex-prostituta (interpretada por Theron), abusada, enamorada de Selby Wall, que fue ejecutada en 2002 por haber matado a siete hombres entre 1989 y 1990.

13 kilos de más y un gran trabajo de maquillaje, le permitieron a la joven actriz acceder al mundo de los actores mejor cotizados de la industria. Igual sus dotes actorales y la postura física que eligió adoptar ayudaron mucho en esta transformación que le valió el Oscar a Mejor Actriz.

Christian Bale en El Maquinista

Para lograr alcanzar el físico al límite que requería la interpretación de Trevor Reznik en la película de suspense psicológico, dirigida por Brad Anderson, Christian Bale bajó 30 kilos en 4 meses, siguiendo una dieta dudosamente saludable, una manzana y una lata de atún por día. Después de verse casi famélico, tuvo otros 4 meses para ganar 45 kilos, de puro músculo, y ponerse la piel del encapotado bajo las órdenes de Christopher Nolan

No habrá ganado el Oscar por mostrarse desnutrido, pero la Academia le echó el ojo. En 2010 su carrera llegó a la cúspide cuando ganó el premio Oscar, el Globo de Oro y el Premio del Sindicato de Actores al Mejor Actor de Reparto por su interpretación de Dicky Eklund en la película The Fighter, interpretación aclamada tanto por el público como por la crítica .

Jared Leto en Chapter 27Dallas Buyers Club

El cuerpo de este actor y músico estadounidense ha sido una auténtica montaña rusa en cuanto a cambios físicos. Podría decirse que Jared Leto es un aficionado a los cambios de look extremo. Para la película Chapter 27, tuvo que alterar su dieta vegetariana y dedicarse a comer pura chatarra, logrando engordar más de 20 kilos para interpretar a Mark David Chapman, el asesino de John Lennon.

Seis años después, el polifacético actor se depiló las cejas, se puso peluca y adelgazó alrededor de 20 kilos para interpretar a un joven transexual con HIV, que ayuda en su lucha contra el sistema farmacéutico a Matthew McConaughey en Dallas Buyer Club.  Este radical cambio le valió al cantante de 30 Seconds to Mars alzarse con la estatuilla en la 86 edición de los Oscar como Mejor Actor de Reparto gracias a su verosímil interpretación. Como no le fueron suficientes estas transformaciones, el año pasado ganó músculos para interpretar a uno de los guasones más esperados, y decepcionantes, de la historia del cine en Escuadrón Suicida.

Matthew McConaughey en Dallas Buyers Club

Nuestro querido David Wooderson en Dazed and Confused, abandonó las típicas comedias románticas y su papel de hombre sexy cuando le llegaron los 40 años y decidió centrarse en papeles más profundos.

En 2013 perdió más de 22 kilos para interpretar a Ron Woodroof en Dallas Buyers club, un papel que le valió numerosos premios, entre ellos su primer y único Oscar como Mejor Actor. La película, dirigida por Jean-Marc Vallée, está basada en la historia real de Ron Woodroof, un cowboy y electricista diagnosticado de SIDA que logra salvar su vida gracias a una singular agrupación de enfermos, que dan con una droga que era ilegal en aquel momento en Estados Unidos.

Robert De Niro en Toro Salvaje

Uno de esos actores que no sólo le basta con representar su papel, sino que realmente logra (o lograba) meterse dentro del personaje. Ya para la película de New York, New York, De Niro tomo clases de saxofón y para su interpretación del joven Vito Corleone en El Padrino II, llegó incluso a estudiar dialecto siciliano.

Ahora sí, su transformación extrema, fue para el papel de Jake La Motta (un boxeador de peso mediano italo-estadounidense con una vida turbulenta), en Toro Salvaje. De Niro, tuvo que engordar 27 kilos, para otorgar credibilidad al declive físico que protagoniza el mítico boxeador a lo largo de la película. Obviamente la Academia no defraudó y le dio a De Niro su primer Oscar como actor protagonista luego de haber estado nominado por Taxi Diver y The Deer Hunter, y de haber ganado como Mejor Actor de Reparto en 1974 por El Padrino II.

Renée Zellweger en El Diario de Bridget Jones

Para el papel que la catapultó a la fama en El diario de Bridget Jones (2001), la actriz tuvo que engordar cerca de 14 kg . Tan sólo un año después había perdido más de 10 kg y había conseguido una envidiable figura para la película Chicago (2002). Nominada al Oscar por ambas películas, tuvo que esperar a hacer de una mujer tosca y primitiva en el salvaje oeste, en Cold Mountain (2003),  para que se reconozcan sus esfuerzos con la preciada estatuilla dorada. Renée es la prueba viviente de que aunque adelgaces o engordes, si la película no es un drama, la Academia no te dará la preciada estatuilla.

Conclusión: Si le ponés el cuerpo al papel para el que te eligieron, es muy probable que la Academia te premie con un Oscar…excepto si esa transformación la hacés para una comedia.

¿Qué otra transformación extrema recordás?