Noticias

Por un Hollywood más inclusivo

Nota por el 13/11/2017
 

En medio del clima tenso que hay en Hollywood debido a las denuncias de acoso hacia el magnate productor Harvey Weinstein, la última edición del PRODUCED BY: NEW YORK demostró que es posible debatir la posibilidad de un Hollywood más inclusivo, que respete y reivindique el lugar de la mujer en el mundo del cine.

PGA‘s Produced By: New York es una conferencia de un día al año donde se juntan los productores que trabajan en cine, televisión y nuevos medios, para aprender y discutir sobre el trabajo que llevan adelante. Establecen contactos y aprenden de los mejores narradores y los principales responsables de la toma de decisiones en la industria del entretenimiento.

Mientras se desarrollaba el encuentro de este año en Nueva York, el gremio de productores votó por unanimidad expulsar al magnate de la industria cinematográfica, Harvey Weinstein, de por vida. En un comunicado oficial indicaron:

A la luz del comportamiento ampliamente conocido de Weinstein, y con nuevos informes que siguen apareciendo incluso ahora, la junta nacional del Producers Guild votó por unanimidad promulgar una prohibición de por vida a Weinstein, lo que lo excluye permanentemente de la membresía PGA. Este paso sin precedentes es un reflejo de la seriedad con que el gremio considera los numerosos informes de décadas de conducta reprensible del Sr. Weinstein. Ya no se puede tolerar el acoso sexual en nuestra industria o dentro de los rangos de membresía del Sindicato de Productores.

Este año, el encuentro se llevó a cabo el 28 de octubre de 2017 en la ciudad de Nueva York y participaron tanto cineastas galardonados como innovadores digitales. Hubo sesiones, talleres y mesas redondas. Durante esta última edición, Anthony Bourdain, el chef que reveló los oscuros secretos de la cocina, criticó a Quentin Tarantino. La referencia de Bourdain al director de Pulp Fiction se produjo mientras discutía su decisión de rechazar una gran oferta de dinero que habría involucrado merchandising, aduciendo que él y sus socios productores desde hace tiempo se sienten incómodos con la persona que ofrecía el trato (Tarantino).

A pesar del hecho de que estamos hablando de MUCHO dinero, Bourdain y sus socios, Lydia Tenaglia y Chris Collins, dijeron que el trato “habría sido un veneno de acción lenta que habría mordisqueado nuestras almas hasta que termináramos como Quentin Tarantino, recodado por una vida de complicidad, vergüenza y compromiso“. Bourdain no confirmó si esta acusación tenía que ver con Weinstein, pero no es difícil inferirlo (Weinstein y Tarantino han trabajado juntos durante décadas desde que el productor distribuyó Reservoir Dogs en 1992. Ambos colaboraron también en Pulp Fiction, en Kill Bill y Bastardos sin gloria).

Jessica Chastain y Sarah Jessica Parker se pronunciaron sobre cómo hacer un Hollywood más inclusivo

Lo más relevante de este encuentro  no reside en acusaciones de acoso y complicidad, de esas que están llenando todos los portales de noticias de Hollywood (ver caso Kevin Spacey) sino en las discusiones y debates que se dieron por un Hollywood más inclusivo. Las más destacadas en esta tarea fueron Jessica Chastain y Sarah Jessica Parker.

Jessica Chastain, la colorada actriz que tal vez recuerden por sus participaciones en Mamá o Interstellar, es conocida además de por sus interpretaciones, por defender el papel de las mujeres en la industria del cine. La igualdad salarial, así como también el aumento y la relevancia de los papeles femeninos en las películas, son dos de los caballos de batalla por los que la actriz californiana no cesa en su empeño de conseguir triunfos y mejoras.

Aunque muchas de las mujeres en el panel se cruzaron con Harvey Weinstein y Chastain ha hablado con frecuencia contra el magnate en las últimas tres semanas, la charla evitó en gran medida el tema del acoso sexual en Hollywood. Aun así, Chastain inició sus comentarios sobre su trabajo como productora diciendo que comenzó su empresa, Freckle Films, porque se sentía parte de una industria insegura. Sentada  junto a la actriz y productora Sarah Jessica Parker, sus socias productoras Alison Benson y Kelly Carmichael, y la presidenta de PGA Lori McCreary, Chastain sentenció:

A veces pienso que con todo lo que está sucediendo, no reconocemos el hecho de que somos cómplices con nuestra inacción, eso atraviesa muchas áreas.

Durante el PRODUCED BY: NEW YORK, Jessica Chastain calificó a todos como cómplices de otra epidemia de Hollywood (además de los acosos): negar sistemáticamente a las mujeres la misma paga, el tiempo de pantalla y la propiedad de su trabajo.

No obstante, el objetivo de este panel (patrocinado por Deadline) era ofrecer soluciones tangibles a lo que se ha denominado la “crisis de inclusión” de la industria del entretenimiento. Moderado por la Dra. Stacy L. Smith, fundadora y directora de Media, Diversity & Social Change Initiative, primero aclaró que, por un lado, “parece que las mujeres tienen un poder en ascenso“, citando las Marchas de las Mujeres alrededor del mundo, las victorias del Emmy 2017 por Big Little Lies y The Handmaid’s Tale, sumando a ello la multitud de nuevas publicidades que advierten sobre el acoso sexual.

Sin embargo, haciendo un análisis en profundidad, las mujeres representaron menos del 30 por ciento de todos los roles en las 100 películas más taquilleras de 2016, una estadística que se lleva a cabo desde finales de los años 40. Además, las mujeres representaron solo el 40 por ciento de los personajes de las series del año pasado en la televisión.

Por su parte, Sarah Jessica Parker procedió a exponer las estrategias de sus compañías para ayudar a las mujeres a lograr una mejor representación en el mundo del espectáculo. Entre ellas se incluye: la contratación de pasantes y la re-dirección de las mujeres hacia departamentos que no habían considerado anteriormente, además de colocar más personajes femeninos que masculinos en escenas multitudinarias y luchar por créditos de producción acordes con las tareas reales que realizan las mujeres.

El desafío planteado no es solo aumentar el número de mujeres en roles actorales y papeles de producción, sino también crear oportunidades para mujeres extranjeras en proyectos estadounidenses, y ayudar a las mujeres a tener más movilidad entre el cine y la televisión, además de comedias y dramas. Sarah Jessica Parker, quien produce y protagoniza Divorce para HBO, agregó durante la conferencia: “Siempre estoy pidiendo un presupuesto más pequeño, para ser totalmente honesta, ya que los presupuestos más grandes pueden sentirse como una carga aterradora donde estás obligado a renunciar al control”. En la segunda temporada de Divorce, que se estrenará el próximo enero, se contará con más mujeres que directores masculinos.

Mientras, Chastain practica una regla: trabajar con una cineasta mujer por lo menos una vez al año, incluso si eso significa comprometerse en una película corta cuando su agenda es particularmente apretada. Algunas de sus colaboraciones con directoras de su filmografía incluyen Texas Killing Fields (Ami Canaan Mann), Miss Julie (Liv Ullmann) y The Zookeeper’s Wife (Niki Caro).

Los otros panelistas compartieron algunas de sus propias experiencias con el sexismo de la industria. Carmichael, la presidenta de producción y desarrollo de Freckle Films, dijo que se le preguntó si podía manejar ciertas tareas porque es madre. McCreary, una de las productoras ejecutivas de la serie Madam Secretary, quien también co-fundó Revelations Entertainment junto a Morgan Freeman en 1996, ha sido confundida con la asistente de Freeman hace tan solo una década.

Chastain terminó el panel recordando a la audiencia que la inclusión significa más que dar trabajo a las mujeres. “Esta es una industria que alienta a los actores a permanecer encerrados, y sugeriría que nos liberemos de eso y comencemos a elegir a personas que no estén basadas en sus preferencias sexuales“, dijo. “Permitir que alguien que es abiertamente homosexual, lesbiana, lo que sea, interprete a alguien que no lo es. Y creo que cuanto más empecemos a hacer eso, más inclusivos seremos”.

Un Hollywood más inclusivo es posible, depende un poco de todos.

NOTA AL PIE: Jessica Chastain en X-Men: Dark Phoenix

Durante la rueda de prensa de su más reciente película, Molly´s Game, Chastain dijo sobre el misterioso personaje que interpretará en la nueva entrega de la saga de los mutantes:

“No puedo hablarles del personaje, pero lo que de verdad me entusiasma es que los personajes femeninos de este guión son realmente increíbles, por eso quise formar parte de la película. Otra importante razón es el director, Simon Kinberg, que está debutando como director con este proyecto, y además es muy buen amigo mío, y un gran escritor. Nos conocimos durante el rodaje de Misión Rescate, por eso yo estaba emocionada por unirme a la película. Creo que todos se sorprenderán con su trabajo. No es la película típica de cómics, especialmente en términos de género”.