Noticias

¿Qué versión de Blade Runner es la correcta?

Nota por el 03/10/2017
 

No hay una única versión de Blade Runner. Muchas diferentes han sido estrenadas desde que la original salió hace 35 años. Ahora, con la llegada de la secuela, Blade Runner 2049, este jueves 5 de octubre, surge la cuestión de cuál de todas es la “correcta”.

¿Qué versión de Blade Runner debería ver?

A lo mejor no tenés ni idea de qué estamos hablando cuando mencionamos la distópica película de policial negro y ciencia ficción inspirada en una novela de Phillip Dick, que además es una de las obras cumbres del director Ridley Scott. De ser ese el caso, aclaramos que el título no se refiere a personas corriendo con espadas.

O quizás si viste la película, pero nunca pensaste que había más de una edición. De hecho, existen siete versiones oficiales de Blade Runner, aunque solo tres son ampliamente conocidas, y son las que describiremos en esta nota.

Dichas versiones son:

(1) Versión prototipo o workprint (1982), (2) Versión del preestreno de prueba de San Diego (1982), (3) Estreno en cines de Estados Unidos (1982), (4) Versión internacional (1982), (5) Versión de radiodifusión estadounidense (1986), (6) Versión del director (1992) y (7) El corte final (2007).

Cada uno de estos montajes tienen más o menos minutos, editan algunos contenidos de violencia gráfica, contienen más o menos escenas y quitan o colocan la narración en off de Harrison Ford.

Veamos las tres ediciones más conocidas y sus aspectos principales.

Montaje #3: Versión para cines en Estados Unidos

Año: 1982. Duración : 116 min.

Esta fue la versión que los amantes del sci-fi convirtieron en obra de culto. En VHS estuvo disponible un año después del estreno, pero la versión en DVD no llegaría hasta el 2007, cuando se incluyó en la Blade Runner: Ultimate Edition.

A diferencia de la primera versión prototipo que presentó Ridley Scott, este montaje incorporó la apagada voz en off de Harrison Ford (hay un mito popular que dice que el actor grabó apropósito aquellas narraciones sin ganas porque no estaba de acuerdo con las mismas) y el final feliz.

Estas fueron dos decisiones impuestas por Warner, quien notó que al público de prueba le era difícil comprender el desenlace y opinaba que era muy deprimente.

Hay quienes consideran que las voces en off aportan una mayor estética de cine negro (que la película, indudablemente, tiene) y ayuda a contextualizar más la trama. Sin embargo, la ejecución deja bastante que desear. Por su lado, el final feliz en aquel bosque choca demasiado contra los asfixiantes espacios que presenta la historia.

Montaje #6: Versión del director (Director´s Cut)

Año: 1992. Duración : 116 min.

Este montaje es mucho más cercano al boceto original que presentó el director en los inicios. Ridley Scott, enfurecido porque Warner estaba estrenando una copia de su workprint como si fuera la “versión del director” regresó a la sala de edición para montar su película, que se estrenó en el décimo aniversario en los cines de todo el mundo.

Acá desaparecen la voz en off y el epílogo en el bosque, sin embargo, más allá de algunas escenas restauradas y detalles menores, no hay demasiados cambios respecto al montaje #3. La única escena nueva es una secuencia de un sueño con un unicornio, que tendría implicancias narrativas importantes.

Yendo a lo concreto, el gran debate de la película (sin entrar en terreno de spoilers) es si Harrison Ford también es un replicante, un robot autómata. Ninguna película lo responde a ciencia cierta, lo que sí hace cada versión es inclinarse más hacia un lado o hacia el otro.

Montaje #7: la versión final (Final´s Cut)

Año: 2007. Duración : 117 min.

Según el director, esta versión de Blade Runner es la que más se acerca a lo que él quiso concebir. Incluye una versión expandida del sueño del unicornio (sugiriendo la naturaleza de Deckard una vez más).

Asimismo, se dejó toda la violencia gráfica, hay pequeños ajustes de sonido e imagen y la fotografía es menos opaca. Por último, la actriz Joanna Cassidy pudo filmar una nueva muerte de Zhora.

Ridley afirma que ésta si sería la versión buena y que no tiene pensado rodar ninguna más en el futuro. Lo cierto es que esta edición, a diferencia de las demás, es la que mejor se ve. Las más antiguas no han envejecido tan bien, y esta remasterización ayudó a la coherencia con detalles pequeños.

Veredicto: ¿entonces qué versión de Blade Runner veo?

Al final del día, todos los cambios introducidos en cada montaje se resumen a la incorporación o falta de tres elementos puntuales: la voz en off, el sueño del unicornio y el final feliz. Hay quienes continúan adorando el contraste que ofrece aquel final original en el bosque.

La mayor parte de los fans insisten en que las dudas que siembra la presencia del unicornio sobre la identidad de Deckard son meros caprichos del director. (Y sí, sabemos que Ridley Scott es un inglés muy caprichoso).

Pero qué mejor que conocer la opinión del guionista de Blade Runner 2049 respecto a la versión considerada “correcta”. Esto dijo Michael Green (American Gods):

«La búsqueda de la autenticidad es un viaje del personaje y también un viaje del fan. Lo cierto es que la versión de Blade Runner correcta va a ser cualquiera que vos elijas que sea. No importa. Todas las versiones son importantes en su propio derecho. La gente me pregunta:  “Qué versión debo ver si nunca la vi”. Yo digo que la respuesta más sencilla es: “Cualquiera que puedas ver esta misma noche”.»

El debate levanta puntos interesantes respecto al canon de una obra. ¿Es mejor la versión que es más cercana a las verdaderas intenciones del autor? ¿O es mejor aquella versión que la audiencia prefiere elegir, con la que creció durante la infancia y que tuvo su estreno oficial en cines?

En pocas palabras: la elección es absolutamente personal. Veremos, en última instancia, si Blade Runner 2049 ataca directamente el punto sobre la verdadera naturaleza de Deckard, y entonces podremos saber qué montaje es el más fiel a la historia.

Si estás esperando con ansias el estreno de Blade Runner 2049, no te olvides de ver su animé precuela que se estrenó hace poco: Black Out 2022.