Noticias

Razones por las que tenés que ver Winter’s Bone

Nota por el 05/01/2017
 

Dirigida por Debra Granik, Winter’s Bone sigue la historia de Ree Dolly, una jovencita de 17 años que luego de la desaparición de su padre se ve obligada a convertirse en el sostén de su familia. Ella vive en una zona rural muy pobre del medio oeste de los Estados Unidos, junto a dos hermanos pequeños y a su madre que padece una fuerte depresión que la mantiene totalmente abstraída del mundo real. Como podrán imaginarse, Ree lleva una vida bastante complicada. Sin embargo, las cosas empeoran cuando el Sheriff del pueblo toca la puerta buscando a su padre y -al no encontrarlo-  le advierte que si no se presenta en el juicio que tiene en pocos días, van a perder su propiedad. ¿Por qué? Resulta que el Sr. Dolly estuvo preso poco tiempo atrás e hipotecó la propiedad para pagar parte de la fianza. La muchacha sabe que su padre es altamente problemático y que está involucrado en la producción de heroína pero, sinceramente, no tiene idea de dónde puede estar metido. Ante esta situación límite, Ree toma la posta y a pesar de las amenazas comienza a hurgar por los oscuros rincones en los que solía moverse su padre, intentando encontrarlo y salvar a su familia.

Razones para ver Winter’s Bone

– La Historia

ver winter's boneWinter’s Bone es un drama crudo e intenso que se siente real. El relato, a pesar de ser muy sencillo, se da el lujo de explorar temas profundos como la muerte, la familia, la venganza y la mentira, pero desde una perspectiva increíblemente mundana y oscura. El guion -escrito por Granik y Anabelle Rossellini- es sumamente conciso. En ningún momento pierde de vista hacia dónde quiere ir y cómo quiere hacerlo. Todos los personajes que se introducen tienen su razón de ser dentro de la historia y están muy bien desarrollados (especialmente la protagonista). Las situaciones planteadas contribuyen a la construcción del suspenso sobre el que se apoya todo el relato.

– La dirección de Debra Granik

Lo que más me gusta de la película es el realismo con que está retratada la historia. La manera en que Granik filma hace que tengamos la sensación de que realmente estamos presenciando los hechos relatados. Además, la genial dirección de actores hace que nos olvidemos que estamos viendo -justamente- actores. Las interpretaciones son increíbles. Cada gesto, cada dialogo, cada acción que se lleva a cabo, se siente totalmente natural; a esto se le suma la gran caracterización de los personajes (y el diseño de producción en si) que refleja la suciedad y crudeza del lugar en el cual se desarrolla el relato y de la historia en si misma.

Otro de los puntos fuertes de la ejecución de Debra Granik es el clima de peligro que logra construir y sostener durante todo el film. En todo momento nos sentimos al borde, amenazados, al igual que la protagonista.

– Jennifer Lawrence

winter-s-bone-stills-and-gifs-winters-bone-29986079-500-282

Cuando Winter’s Bone vio la luz -allá por el 2010- Jennifer Lawrence aun no era la mega estrella que es hoy en día. Podríamos decir que este fue su primer gran papel y, en mi opinión, el mejor de su carrera (al menos hasta ahora). La joven actriz no solo se carga al hombro toda la película, sino que también nos entrega una interpretación alucinante. Es intensa, autentica y sutil. Solo con la mirada deja ver toda la tristeza, el miedo y la ira que guarda el personaje en su interior.

Winter’s Bone es un drama visceral, desgarrador y sumamente realista. ¿La viste? ¡Contanos que te pareció!