Noticias

Razones por las que tenés que ver Always Shine

Nota por el 04/04/2017
 

Always Shine es una de las grandes gemas del cine independiente que brindó el cierre del año 2016. En este thriller psicológico, las mejores amigas Anna y Beth hacen un viaje juntas para restablecer un vínculo perdido por años de competencia y celos. En esta nota te contamos por qué deberías ver Always Shine.

Amistades y celos

ver pelicula Always Shine

Llegué a Always Shine con absoluto desconocimiento y me terminé topando con una de las películas más cautivantes que haya visto en el último tiempo.

Tiene una historia simple pero relatada con excelencia, una edición impresionante y grandes actuaciones que sorprenden.

Beth (Caitlin FitzGerald) y Anna (Mackenzie Davis) son actrices en sus veinte que no podrían ser más diferentes. Beth es tranquila, inocentona (a niveles exasperantes) y su carrera está comenzando a despegar, aunque siempre la contratan para el papel de la rubia tonta que se desnuda en las películas de terror. Anna, por el otro lado, es peleadora, ambiciosa, menos femenina y pedante. Su carrera actoral viene en declive.

La película explora temáticas fascinantes sobre los celos, la envidia y la búsqueda de la identidad en el mundo del espectáculo, al mismo tiempo que cuenta un argumento tenso donde sabés –desde la primera escena– que las cosas se van a descontrolar, aunque no tenés idea de hasta qué punto.

Cine independiente y lyncheano

Para estar hecha con dos mangos, es muy valorable lo que logró hacer la directora Sophia Takal con la relación de estas dos mujeres en el epicentro. Hay claras influencias de cintas clásicas (pienso en Persona, de Ingmar Bergman, o en Mulholland Drive, de David Lynch, considerada la mejor película del siglo XXI) pero esta película tiene suficiente personalidad, giros argumentales creativos y momentos entrañables, como para valerse por sí sola.

ver Always Shine

El aspecto más atractivo al ver Always Shine es experimentar cómo juega astutamente con los tópicos clásicos del género del terror y los reconstruye. La rivalidad tóxica entre las dos amigas es el preludio para una deconstrucción meta-ficcional interesantísima sobre la que se hace difícil comentar sin entrar en terreno de spoilers.

Conclusión

Estas son algunos de las razones para ver Always Shine, una cinta que presenta una experiencia cinematográfica alucinante. La película deja al espectador pensando durante varias horas después de que finaliza.

Tiene la virtud de durar lo justo (hora y media) con lo que abre la puerta a múltiples revisiones. Moviéndose explícitamente del género del terror hasta lugares dantescos y surrealistas, esta es una historia ideal para sumergirse con mente abierta.

Dejanos un Comentario

Comentarios