Noticias

Recorriendo el laberíntico edificio de Duro de Matar

Nota por el 15/05/2017
 

La agitada noche de John McClane no sólo representa una de los relatos de acción más emblemáticos de nuestros adorados ´80, sino que además tiene de escenario principal al rascacielos de la 20th Century Fox (el Fox Plaza). En esta nota recorremos el laberíntico edificio de Duro de Matar.

Un día duro en la vida de John McClane

Quienes necesiten un refresco de la historia, pueden leer la anatomía del guión o leer este mini-resumen.

John McClane (Bruce Willis) es un policía de Nueva York que llega hasta Los Ángeles para la fiesta de Navidad en la empresa de su esposa Holly.  La misma tiene lugar en el ficticio edificio Nakatomi Plaza (que es, en la realidad, el Fox Plaza, las oficinas centrales de la 20th Century Fox).

La intención del protagonista es reconciliarse con su mujer. Nunca esperó tener que enfrentarse al grupo de terroristas alemanes liderado por Hans Gruber (un soberbio Alan Rickman). Armado únicamente con su ingenio y el entrenamiento policial, John hace lo posible para alertar a las autoridades, mantenerse con vida, eliminar a los terroristas uno a uno y evitar que su esposa se convierta en otra víctima de Gruber.

El astuto plan de Hans Gruber

Una de las razones por las cuales Duro de Matar es considerada una de las mejores películas de acción en la historia de Hollywood, es el astuto plan que desarrolla el villano. Si bien es cierto que se le pueden discutir algunas cuestiones (y que tuvo un componente azaroso), a Hans Gruber todo le habría salido a la perfección de no ser por la molesta intromisión de McClane.

Veamos: invadir el edificio Nakatomi, un lugar con poca seguridad y ocupado sólo por algunos pocos trabajadores en una fiesta de Navidad, y tomar a todos de rehenes. Buscar a Mr. Takagi para hacerlo confesar los códigos de acceso a la bóveda (que tiene 640 millones de dólares en bonos al portador).

Si no coopera, matarlo y entrar a la bóveda –gracias a la ayuda de un experto en computación y la cooperación involuntaria del FBI (que cortó la luz del edificio, eliminando los bloqueos del sistema de seguridad).

Finalmente, llevar a todos los rehenes al techo, hacer explotar el lugar y, de esa forma, fingir la propia muerte de la banda de malhechores, junto con todo el edificio. Escaparían con la ambulancia que trajeron al principio y nadie los estaría buscando.

El laberíntico edificio de Duro de Matar

Una gran porción de la historia ocurre dentro del edificio, un fascinante laberinto convenientemente vacío que cuenta con 35 pisos  llenos de peligro.  El lugar real fue terminado en 1987, y algunos pisos todavía estaban en construcción cuando se filmó la película.

El edificio de Duro de Matar se convierte en un infierno durante los eventos de la película. Repasemos algunos de los lugares visitados durante la película.

Estacionamiento: debajo del edificio principal.  Acá es donde Argyle golpea a Theo.

Piso 1: Entrada, vestíbulo con el guardia de seguridad que es el primero en morder el polvo.

Piso 3: En construcción. Alexander (uno de los terroristas) hace guardia acá. Él y James mueren en este piso.

Piso 30: Es donde se lleva a cabo la alocada Fiesta de Navidad, con sexo y drogas incluidas.

Piso 31: Acá está la bóveda con los bonos.

Piso 32: En construcción. Donde muere Tony.

Piso 33: Sala de computadoras donde trabaja Bill Clay. Acá mueren Fritz y Franco.

Piso 34: Sala de conferencias donde es ejecutado Takagi. Heinrick y Marco son asesinados acá.

Piso 35: Acá muere Uli y es donde se colocan los explosivos.

Techo: de donde John McClane se agarra de la manguera contra incendios y donde se ubica el helipuerto.

Otras apariciones del Fox Plaza

Este edificio de Duro de Matar apareció en otras películas importantes de los estudios Fox. Por ejemplo, el vestíbulo forma parte de la escena inicial de Máxima Velocidad, el edificio es uno de los derribados en el desenlace de El club de la pelea y es el escenario principal en la comedia Airheads.