Noticias

Repasando las adaptaciones de Cormac McCarthy

Nota por el 13/05/2016
 

No es noticia: estamos en una época muy particular del cine donde las obras originales son exotismos, y las secuelas, precuelas y sagas están a la orden del día. A su vez, los directores se agarran, cada vez con más fuerza, de material ya escrito en otros medios de ficción: cómics, novelas y obras de teatro, por ejemplo. Siendo este el caso, ¡qué mejor que subirse a los hombros de Cormac McCarthy, uno de los escritores más importantes de la literatura norteamericana!

McCarthy es un gigante de la literatura estadounidense desde la publicación de su quinta novela, Blood Meridian (Meridiano de Sangre) en 1981. Su status sólo fue mejorando en los últimos 30 años, llegando a intrigar y seducir a muchos cineastas. Hoy en día, las galardonadas adaptaciones de grandes obras como Sin lugar para los débiles y La carretera lo convierten en uno de los favoritos a la hora de elegir adaptaciones para la pantalla grande.

En esta nota repasamos algunas de las más importantes adaptaciones de Cormac McCarthy, que llegaron al cine con diferentes resultados.

Sin lugar para los débiles (2007)

Es inevitable comenzar hablando por el tanque más grande de McCarthy en el cine: Sin lugar para los débiles es considerada –casi universalmente– como la mejor adaptación de sus trabajos. El exitazo comercial, ganador de cuatro premios de la Academia, es un thriller brillantemente dirigido por los hermanos Coen. En tono, parecería que los Coen verdaderamente entendieron la visión de McCarthy: muy poca exposición o explicaciones de los motivos personales de cada personaje. Los trabajos de McCarthy, de corte más bien nihilista, pocas veces se enfocan en el “por qué”.

Sin lugar para los débiles (2007) cuenta con un magistral Javier Bardem, representando a uno de los villanos más memorables de la historia del cine, y captura la esencia de los paisajes en la frontera de Texas con México. Incluso la falta de musicalización toma partido para  brindar el gran “vacío” (físico, existencial, motivacional) como temática de la cinta.

La Carretera (2009)

Otra de las grandes adaptaciones de McCarthy es, sin duda, La carretera (2009), interpretada por un soberbio Vigo Mortensen. El drama expone los desafíos de un padre por proteger a su hijo de los horrores de un mundo post apocalíptico. Los tonos grises, la desesperanzadora monotonía de la vida de padre e hijo, e incluso escabrosas temáticas como el canibalismo son utilizadas con maestría en esta cinta.

The Sunset Limited (2001)

Una película que me fascinó (y me tomó desprevenido) fue The Sunset Limited (2011), basada en una obra que McCarthy escribió para teatro. Acá nos encontramos con sólo dos personajes, sin nombre, que en la versión impresa se llaman “Blanco” (Tommy Lee Jones) y “Negro” (Samuel Jackson). Antes del comienzo de la historia, Negro le salva la vida a Blanco, quien pretendía lanzarse directamente frente a un tren en movimiento (el Sunset Limited de Nueva York).

Lo genial de The Sunset Limited es la cantidad de temas filosóficos y existenciales que se ponen en evidencia, a partir de la conversación, dentro de una sencilla habitación. De esto hablé más en detalle en un post en mi blog. Aunque ninguno de los dos personajes está encerrado, ambos se encuentran atrapados en la sala, con ideas absolutamente opuestas. El guión de McCarthy es excelente, y es fantástica la manera en la que se mantiene la atención del espectador durante sus 90 minutos de duración.

All the Pretty Horses (2000)

Afortunadamente, las cosas han cambiado mucho desde un primer momento –allá por el año 2000– donde los seguidores de McCarthy tuvieron que contentarse con la única adaptación disponible hasta el momento: All the Pretty Horses, estrenada en Argentina como Espíritu Salvaje, una obra muy diferente a todas las demás del autor debido a su tono extremadamente romántico.

Si bien la película, dirigida por el actor y director Billy Bob Thornton, contó con una fotografía atractiva, las críticas fueron generalmente negativas. La historia de John Grady Cole (Matt Damon) y Alejandra Villarreal (Penélope Cruz) como dos amantes intentando cruzar la frontera de México no fue bien recibida, y reforzó la noción de que los libros de McCarthy eran demasiado “literarios” para adaptarse al cine, o demasiado costosos para montar.

El tiempo, obviamente, demostraría lo contrario.

Hijo de Dios (2013)

Otra novela de McCarthy (Child of God o Hijo de Dios) fue llevada al cine por James Franco en el año 2013. Es una historia muy (MUY) oscura sobre la soledad y la alineación. Narra la vida de Lester Ballard (Scott Haze), un personaje criado en soledad desde los 10 años, totalmente incapaz de diferenciar lo socialmente correcto. Sin entrar en el terreno de spoilers, hay un tema (de índole sexual) muy polémico que se trabaja en Hijo de Dios, y que dividió mucho a la crítica.

El abogado del crimen (2013)

Por último, no podemos dejar de nombrar a The Counselor (El abogado del crimen), película del 2013 con guión escrito especialmente por McCarthy para el cine y destrozada, quizás con un poco de injusticia, por la crítica. Michael Fassbender es un abogado cuya vida se le complica al sumergirse en el mundo de los traficantes de droga.

Estuvo dirigida por Ridley Scott y cuenta con una de las mejores interpretaciones que brindó Cameron Diaz en los últimos años. Sin embargo, no es de fácil digestión. Tiene un gran elenco, en gran parte desaprovechado, escenas de violencia explícitas, situaciones sexuales muy sugerentes y un tono extraño que la vuelve bastante inclasificable.

La obra de McCarthy es filosóficamente compleja, muchas veces perversa y siempre shockeante. Sus trabajos en el cine han brindado algunas de las grandes películas de los últimos años, y seguramente tendremos novedades pronto, cuando se terminen de poner de acuerdo en la adaptación de Meridiano de Sangre (que se viene rumoreando por años).

¿Qué adaptación de McCarthy al cine es tu favorita? ¿Qué otra película agregarías a este repaso? ¡Esperamos tus comentarios!