Reviews

REVIEW: Baby: El Aprendiz del Crimen

Nota por el 27/07/2017
 

Una propuesta con estilo pero que trata de no descuidar la substancia.

Edgar Wright es un nombre con un gran grado de reconocimiento en la comunidad cinéfila. Basta nombrar a Scott Pilgrim Vs. The World y la trilogía Cornetto para que se entienda de lo que estoy hablando. Baby: El Aprendiz del Crimen, aunque posee no pocas de las convenciones genéricas que lo hicieron destacado, sí lo encuentra en un punto completamente distinto de su filmografía.

Subí que te llevo…

crítica Baby: El Aprendiz del Crimen

Baby es un joven con una tremenda habilidad para el volante, que lo hace el número puesto del hampón Doc para sacar a sus pistoleros sanos y salvos de los atracos que organiza.

Lo que separa a Baby de otros chóferes del bajo mundo es su necesidad de estar escuchando música constantemente, debido a un zumbido adquirido de niño en un accidente.

Sus habilidades no son tanto un servicio, sino el pago de una deuda que ha incurrido con Doc, la cual está cercana a ser paga y representará el comienzo de una nueva vida con una joven camarera a la que conoció. Lo que no verá venir Baby será al desequilibrado atracante que Doc sumó a ese último trabajo.

El guión de Baby: El Aprendiz del Crimen es uno prolijo, con todos los elementos -en apariencia- que necesita un guion sólido para poder fluir; la estructura está bien y el desarrollo de personajes también.

Las escenas de acción y los conflictos dramáticos se sostienen con la tensión que uno espera. Sin embargo, lo que tendría que ser toda una virtud, se ve ligeramente manchada por dos desventajas: primero que, a la larga, el desarrollo narrativo no guarda muchas sorpresas; y segundo, el desenlace se estira demasiado para su bien.

Música y montaje excepcionales

Por el costado actoral tenemos un muy buen trabajo del protagonista Ansel Elgort, que transmite con eficiencia el carisma, rareza y misterio que distinguen al personaje. Cabe aclarar que mucho de la labor de Elgort puede destacar gracias a las pulseadas que sostiene junto al trabajo de notorios intérpretes secundarios como Kevin Spacey, Jamie Foxx y Jon Hamm. Lily James no pincha ni corta durante una gran parte del metraje; el arquetipo de la damisela en apuros.

En el costado técnico, en particular lo que es montaje y música, la película no tiene un solo punto en contra. Es más, no descarto la posibilidad de que lo modesto del guión haya sido algo deliberado, con la idea de proveer una base lo suficientemente sólida para poder entregarse por completo al estilo, sin tener que descuidar la substancia. No pocas veces, los mejores momentos de la película son cuando saltan a la vista la combinación de estas dos herramientas mencionadas.

Conclusión

Baby: El Aprendiz del Crimen es un cuidado ejercicio de estilo, con el relato necesario para funcionar y con un carismáticamente funcional plantel de actores. Una narración que cruza las tes y puntea las íes, pero no es más que una justificación para hacer un despliegue de montaje y música que (hay que concedérselo a Edgar Wright) logra en gran medida cumplir las promesas que hizo con el trailer. Disfrutable.

FICHA
 
Division
Genero
Sinopsis

Baby, un joven y talentoso conductor especializado en fugas, depende del ritmo de su banda sonora personal para ser el mejor en lo suyo. Cuando conoce a la chica de sus sueños, Baby ve una oportunidad de abandonar su vida criminal y realizar una huida limpia. Pero después de ser forzado a trabajar para un jefe de una banda criminal, deberá dar la cara cuando un golpe malogrado amenaza su vida, su amor y su libertad.

Duración

113 min

Fecha de Estreno

27 de Julio de 2017

Puntaje del Critico
 
Arte
80%

 
Relato
70%

 
Performance
75%

Puntaje Alta Peli
75%

Desliza para votar
Puntaje de Lectores
 
Arte
89%

 
Relato
85%

 
Performance
90%

Puntaje Lectores
15 votos
88%

Ya puntuaste esto