Reviews

REVIEW: Crímenes y virtudes

Nota por el 24/11/2016
 

Escrita, dirigida y protagonizada por Tim Blake Nelson, Crímenes y Virtudes es un drama independiente de historias interconectadas que llega a nuestros cines argentinos luego de pasear por festivales. Un violento asalto a un profesor de filosofía hace eco en la vida de personas que afectó en el pasado

Vidas cruzadas

5fef9628-6962-4881-aaa8-410f994fb661

La historia comienza cuando Waltor Zarrow (Sam Waterston) es apuñalado en una fresca noche de Nueva York. A partir de allí, la vida de más de una decena de personas (en serio, hay unos quince personajes) se van entrecruzando, revelando diferentes conflictos y problemáticas con un único leit-motiv: ¿de qué forma apaciguamos el dolor de estar vivos? En otras palabras: ¿qué utilizamos para anestesiarnos?

Acá vale la siguiente aclaración. El título original es Anesthesia, que tiene bastante más sentido que la traducción elegida para Latinoamérica. Las comparaciones con la ganadora del Oscar del año 2004 (Crash: vidas cruzadas) y otras películas dramáticas de historias interrelacionadas (por ejemplo, The Air I Breath y Magnolia) es inevitable.

Sobrecarga de protagonistas

Un gran problema de esta producción es la cantidad desmedida de personajes. Kristen Stewart volvió a su cara de nada y no aporta demasiado. Por otro lado, actores respetables como Corey Stoll (Peter Russo en House of Cards) o Glenn Close están sólo para sumar puntos al elenco (y fueron muy desaprovechados).

Como hay tantos personajes, sus conflictos son apenas desarrollados y prácticamente nunca llegan a ser verdaderamente interesantes. Me gustó la relación extraña entre los dos hermanos, y la trama de los dos mejores amigos afroamericanos, pero el resto de las historias son bastante poco memorables.

Crímenes y virtudes: Anestesiarse para no sentir

Otro detalle de Crímenes y virtudes que resulta irritante es que la película está constantemente buscando dar “lecciones profundas sobre la vida” de formas demasiados obvias y directas. Hay personajes que, literalmente, dan soliloquios de más de cinco minutos sobre la agonía, el sin-sentido de nuestra existencia y la necesidad de hacer cosas para dejar de sentir.

En un momento –quizás el más ridículo de la historia– un negro drogradicto (y evidentemente poco culto) se pone a debatir filosofía avanzada con el profesor Waltor Zarrow. Me pareció el colmo. Entiendo que algunos de los personajes puedan tener pensamientos profundos, pero acá parece que son todos grandes pensadores modernos.

No está mal escrita, y hay escenas conmovedoras y bien logradas, pero la película se esfuerza demasiado por mostrar un punto, y comete el error de decir todo y mostrar poco. Dice muchas palabras sobre cuestiones innegablemente sustanciales, pero  falla en presentarlas de un modo realista, tangible y visualmente rico.

Conclusión

Creo que Crímenes y virtudes es una película decente, con buenas actuaciones y un trabajo técnico correcto, pero no le agrega demasiado valor a este tipo de historias. No ayuda la sobrecarga de argumentos y un guión que escupe lecciones de moral de forma alevosa. Lamentablemente, otro film olvidable.

FICHA
 
Division
Genero
Sinopsis

En una fría noche en la ciudad de Nueva York, un profesor universitario es atacado violentamente al llegar a su casa. A partir de este episodio casi habitual en una gran ciudad, se desarrolla un abanico de historias entrelazadas, en un efecto dominó de eventos que cambiarán las vidas de sus protagonistas definitivamente.

Duración

90 minutos.

Fecha de Estreno

24 de Noviembre de 2016

Puntaje del Critico
 
Arte
50%

 
Relato
40%

 
Performance
45%

Puntaje Alta Peli
45%

Desliza para votar
Puntaje de Lectores
 
Arte
96%

 
Relato
50%

 
Performance
97%

Puntaje Lectores
1 voto
81%

Ya puntuaste esto