Reviews

Review: Death Note (Netflix)

Nota por el 29/08/2017
 

Finalmente llegó a Netflix la versión americana de uno de los relatos más emblemáticos de Japón: Death Note. El resultado es una adaptación lamentable, apurada y sin esencia.

Adaptar o no adaptardeath note netflix

Light Turner, un estudiante de secundaria, se cruza con una libreta mística, la Death Note, que tiene el poder de matar a cualquier persona cuyo nombre se escriba en ella. Luego de probar su funcionamiento y de contárselo a una desconocida que acaba de conocer, decide comenzar una cruzada secreta para convertirse en el nuevo Dios del mundo.

Me considero una persona abierta para las adaptaciones, y no creo que tengan que ser 100% fieles a la fuente porque (1) no agrega ningún valor y (2) son medios muy diferentes que requieren tratamientos distintos.

Watchmen, de Zack Snyder, me pareció una muy buena adaptación de la inmortal novela gráfica de Alan Moore porque se mantiene fiel a la esencia de la historia, modificando algunas cuestiones sutiles que incluso hasta la mejoran.

La cuestión con Death Note de Netflix es que no solo tiene muy poco que ver con el material fuente y con la esencia del animé, sino que tampoco es una buena película en sí misma.

Aclaro que el animé me pareció una joyita del suspenso y la fantasía. Vi los 37 episodios de la serie repetidas veces. Así que sí, puedo considerarme un fan-boy. Es una de mis obras favoritas y la que me llevó a querer empaparme de mucha más animación japonesa cuando lo vi por primera vez hace casi diez años.

Por eso tenía expectativas y ansiedad por esta nueva película que tenía todo el potencial para ser de aceptable para arriba. El director Adam Wingard tiene trayectoria en el cine de terror más allá de algún que otro traspié, los trailers vendían algo atractivo y Willem Dafoe interpretaría al shinigami  Ryuk. ¿Qué podía salir mal?

¿Dónde están el gato y el ratón?

Death Note es una de las peores adaptaciones del año e incluso de la historia del cine. No es una basura al nivel de Dragon Ball Evolution, aunque tampoco es lo suficientemente decente.

Light Turner y L son, supuestamente, personas super inteligentes. Al menos eso se repite una y otra vez a lo largo de la trama. Sin embargo, sus acciones y razonamientos no lo demuestran en absoluto. La verdad es que ambos dejan mucho que desear.

Especialmente el protagonista, Light, sale muy mal parado. Su personaje es un completo estúpido que hace cosas sin sentido en una escena y luego algo extremadamente astuto (e igualmente poco creíble) en la siguiente. Para hacer las cosas peor, el actor Natt Wolf no sirve para el papel y brinda una interpretación mediocre. Un casting errado.

No me molesta que L sea afroamericano. El problema con su personaje tiene que ver con un equipo creativo que no supo captar los temas fundamentales que trabaja la historia original. Lakeith Stanfield le pone onda al papel, pero la mitad del tiempo parece no saber bien qué hacer. Su rol, incluso, queda relegado a un segundo plano.

Lo que hacía mágica a la serie, aquel trepidante juego de ajedrez mental, esa persecución de gato y ratón entre dos de las mentes más astutas del mundo, brilla por su ausencia en la remake americana.

Un producto desbalanceado

Hay de sobra para enojarse con esta película: los muchos estereotipos de Hollywood, la construcción apuradísima entre Mía y Light, el extraño soundtrack que parece pensado por los creadores de Suicide Squad, y el desbalance entre terror, comedia y suspenso (que nunca alcanzan el equilibrio justo), son sólo algunas cosas que se me ocurren.

Por ejemplo (y esto, lo admito, es un pequeño spoiler) las muertes vía la libreta son muy estilo Destino Final, lo cual genera un sentimiento grotesco y absurdo que va a contrapelo de la seriedad que quiere plantear la historia.

Está claro que quiso encararse para un público más juvenil (por eso el foco en Light y Mía, dos personajes con química olvidable y sin tiempo para desarrollar su relación). Por suerte no todo es tan horrible.

Aún con sus muchos defectos nunca deja de ser llevadera, y levanta en el tercer acto con algunos giros argumentales que, al menos, le ponen picante a la historia. Riuk está muy bien tanto en la voz como en el diseño, y fue acertada su participación desde las sombras (si bien extrañé esa relación tan loca –y diferente– que tiene con Light en el animé).

critica death note netflix

Un punto donde sí funciona el film es en la relación entre padre e hijo. Shea Whigham es el único actor que se tomó las cosas en serio, y disfruté de su interpretación como el detective James Turner. De hecho, es la única dinámica entre personajes que está lograda.

Conclusión

Death Note de Netflix solo vale la pena para apreciar todavía más el animé, y para que quienes conozcan la historia por primera vez acá puedan interesarse más en el original que es infinitamente superior. Si bien levanta un poco sobre el final y tiene un par de aciertos, no puedo recomendarla. Falla en recuperar la esencia. Tampoco garpa por sí sola como película de fantasía y misterio. Una verdadera lástima.

FICHA
 
Sinopsis

Nueva adaptación de la famosa serie (y manga) "Death Note" esta vez con actores reales. Un día, cuando Light termina las clases, encuentra un cuaderno negro tendido en el suelo, llamado «Death Note», un cuaderno sobrenatural que es capaz de matar personas si se escriben los nombres en él y si el portador visualiza mentalmente la cara de quien quiere asesinar.

Duración

101 min.

Fecha de Estreno

25 de agosto de 2017

Puntaje del Critico
 
Arte
60%

 
Relato
30%

 
Performance
30%

Puntaje Alta Peli
40%

Desliza para votar
Puntaje de Lectores
 
Arte
45%

 
Relato
27%

 
Performance
29%

Puntaje Lectores
37 votos
34%

Ya puntuaste esto