Reviews

REVIEW: Forgotten Scares: An In-depth Look at Flemish Horror Cinema

Nota por el 06/12/2017
 

El documental Forgotten Scares (de Steve de Roover) repasa buena parte de la historia del cine de terror en Bélgica. El resultado aporta más desde el archivo que desde lo formal.

Crítica realizada durante el 18º Festival Buenos Aires Rojo Sangre

crítica de Forgotten ScaresExpedición género

Los documentales sobre filmografías exóticas se han vuelto todo un subgénero en sí mismo. Repasando filmografías africanas, australianas, filipinas, o de Turquía, por citar algunos ejemplos conocidos; este tipo de  documentales como Not Quite Hollywood: The Wild, Untold Story of Ozploitation!, Machete maidens unleashed, Remake-Remix-RipOff, o Zarpados construyen una experiencia tan divertida como interesante para descubrir un cine de género al que no se suele tener acceso.

Es casi como ver un documental de la National Geographic, pero para cinéfilos sedientos de cine de género. Documentalistas adentrándose en zonas desconocidas para descubrir otras culturas y su forma de asimilar el gusto morboso por la sangre en pantalla, y mientras más exótico y estilo Clase B sea, mejor.

A diferencia de documentales también sobre el cine de género como Rewind This, Electric Bungaloo, o Going to Pieces, no se trata tanto de recordar clásicos como de descubrir lo oculto.

Forgotten Scares se imprime dentro de los primeros, esta vez para hablar del cine de género, mayoritariamente de terror, hecho en Bélgica. Pero a diferencia de los primeros citados, su cuota de exotismo es más bien relativa.

Buceando desde el llano

Todo parte de la idea de un estreno en Bélgica al que consideran la primera película de género realizada en ese país. Sobre esa afirmación se teoriza para demostrar que no es cierto, que Bélgica tiene trayectoria dentro del cine de terror, pero que este por diferentes circunstancias no ha contado con la mejor de las suertes.

En efecto, el cine de terror no es muy popular en ese país, producirlo no parece ser moneda corriente, y para quienes lo hacen o hicieron se ve como una hazaña.

Steve de Roover reúne una serie de testimonios y los ubica delante de cámara para que cuenten los pormenores de estas realizaciones; entre las que, aparentemente, hay producciones más famosas que otras.

Por momentos, al escuchar los diferentes testimonios es inevitable no remitirnos al pasado reciente del cine de género argentino. Si bien ahora nuestro cine de género está gozando de una etapa de oro en la que crecieron la cantidad de realizaciones (y hasta las grandes producciones parecen estar animándose a este tipo de películas), no hace mucho tiempo que todo era cuesta arriba. Esa es la sensación que deja Forgotten Scares.

Un puñado de directores, productores, actores, y gente afín, cuentan los trasfondos y recuerdan esas películas como anécdotas sueltas, como si fuesen oasis en medio de un desierto en el que es muy difícil sembrar y esperar que algo crezca. Desde ese costado, sobre todo para la gente del medio, algunos aportes pueden ser interesantes.

Fondo y forma

Luego de ese disparador de un estreno reciente siendo considerado falsamente el  primer estreno de género belga, lo que sigue es un listado temporal, película por película, de las realizaciones de género realizadas en el país vecino a Francia.

Partiendo del hito que significó Daughters of Darkness, y del cual se esperaba que abriera unas puertas que finalmente nunca se abrieron, se podrá ver clips y material de archivo de casi una treintena de películas, y a los mismos personajes hablando sobre ellas. Siendo quizás las más interesante Malpertuis, The Antwerp Killer, The Afterman, Maniac Nurses, Parts of the Family, Linkeroever, The Thingy: Confessions of a Teenage Placenta, y principalmente Rabid Grannies.

El asunto es que, a diferencia de otros documentales que repasan filmografías de género Clase B fuera de los Estados Unidos, Forgotten Scares lo hace sin demasiada inspiración. El entretenimiento y la diversión recaerá pura y exclusivamente en las películas que presenta, que tampoco son tan diferentes a cualquier otra estilo clase B a nivel mundial. No tienen de por sí un estilo propio encantador como en el caso de las sudafricanas, nigerianas, filipinas, turcas, o australianas, pero bueno, están y a algunas nos dan ganas de verlas.

No hay un trabajo de edición, de querer contar una historia, o de hacer un montaje divertido y juguetón con lo que se ve.

Los testimonios pueden ser interesantes pero ninguno es realmente revelador, todos son más o menos lo esperable de este tipo de detrás de escenas, con una idea clara: el cine de género belga funciona mejor en el extranjero que puertas adentro (algo que también sucedía aquí). Todo es cabezas parlantes, placas con nombres, cámara quieta, y listo.

Conclusión

Steve de Roover encuentra un material atractivo en Forgotten Scares pero en base a ello no arma un trabajo sólido que traspase al archivo (pueden buscar la lista de películas presentadas en IMDB, encontrar  los trailers de cada una, y no variaría mucho su experiencia). Acumula testimonios y plantea una teoría sin la suficiente potencia como para crear un buen entretenimiento. Eso sí, que da ganas de ver Rabid Grannies no hay ninguna duda.



FICHA
 
Sinopsis

Un repaso a modo de listado, con diferentes testimonios del detrás de escena, de las películas de género realizadas en Bélgica.

Duración

96 minutos

Fecha de Estreno

18º Festival Buenos Aires Rojo Sangre

Puntaje del Critico
 
Arte
40%

 
Relato
60%

 
Performance
50%

Puntaje Alta Peli
50%

Desliza para votar
Puntaje de Lectores
 
Arte
81%

 
Relato
77%

 
Performance
79%

Puntaje Lectores
1 voto
79%

Ya puntuaste esto