Reviews

REVIEW: La valija de Benavidez

Nota por el 26/01/2017
 

En su segundo largometraje, Laura Casabé (El Hada Buena) adapta a la pantalla el cuento de Samanta Schweblin, donde se deshace la frontera entre locura y talento, mientras intentamos descifrar que hay adentro de la bendita valija de Benavidez.

El cuento del artista dañado
La valija de Benavidez

Dentro de la enorme mansión del doctor Corrales (Jorge Marrale) funciona una residencia para jóvenes artistas donde pueden trabajar sin las distracciones y las preocupaciones diarias. Allí reciben alojamiento y todos los materiales de trabajo que puedan necesitar, pero sobretodo son sometidos a un tratamiento especialmente desarrollado por el psiquiatra, que les permite canalizar todas sus más intensas vivencias hacia la producción artística. Desconociendo lo que sucede en la trastienda, una noche llega hasta allí cargando una valija enorme un hombre desencajado que ruega ser atendido por el psiquiatra. A regañadientes lo hace pasar a su consultorio y, como el paciente afirma que no puede regresar a su casa después de la discusión que tuvo con su pareja, le permite pasar la noche en una de las habitaciones de la mansión. La actitud inicialmente reticente del doctor cambia durante la noche, cuando descubre que en la valija de Benavidez (Guillermo Pfening) se esconde una obra de arte tan maravillosa que es capaz de salvar a la Residencia de sus dificultades para mantenerse rentable y se pone como meta incorporar a la nueva promesa a su tratamiento, aunque el artista ahora sólo piense en recuperar su valija para regresar a hogar.

El germen de una nueva forma

La premisa de La valija de Benavidez tiene la síntesis de un cuento, sin la necesidad de apelar a una trama enrevesada para contar lo que pretende. La complejidad está puesta más en el cómo y lo hace dándonos la información apenas necesaria como para reconstruir lo que está pasando con los dos personajes principales durante ese único día que los vemos compartir un espacio. De Benavidez conocemos a grandes rasgos algunos momentos principales de su vida a través de flashbacks, pero del resto alcanza con un par de frases y actitudes para dejar en claro la clase de gente que son o al menos sus motivaciones principales, suficiente como para plantear ácidas burlas hacia el snobismo del mercado del arte donde se mueven.

Esta interesante pero arriesgada forma de narrativa se apoya en una propuesta estética con toques surreales, especialmente en las extrañas habitaciones que el doctor utiliza para enfrentar a Benavidez con los traumas que le impiden producir su arte, donde se nos hace dudar de cuánto de lo que vemos en ellas es real y que parte es producto de la torturada mente del protagonista. Este ambiente logra que aunque algunas actuaciones se sienten exageradas no desentonen tanto en un contexto donde el absurdo parece siempre agazapado a la vuelta de la esquina, acechando sin mostrarse.

La valija de Benavidez

La película no está libre de fallas, pero varios de estos elementos en conjunto recuerdan los orígenes en el cine de género independiente de la directora, de donde está surgiendo una generación muy interesante que comienza a tener acceso a producciones mejor realizadas donde probar formas distintas de narrar y sin ese miedo a entretener que tuvo la generación más contemplativa de principios de siglo.

Quizás fuera por eso que durante La valija de Benavidez no pude evitar recordar a una de las grandes películas nacionales de los últimos años como fue La Corporación y aunque no logré descubrir el motivo concreto del vínculo, deja con ganas de que esta clase de cine tenga oportunidad de seguir creciendo.

Conclusión

La valija de Benavidez es una propuesta arriesgada que puede no conectar con todo el público, pero quienes lo hagan encontrarán una película interesante que diluye los bordes entre realidad e imaginación mientras el protagonista se hunde en los traumas de su pasado que le impiden desarrollarse en el cínico mundo del arte.

FICHA DE LA CRITICA
 
Sinopsis

Benavidez es un profesor de plástica casado con una joven promesa de la pintura. Una noche discuten y él carga su valija y sale a buscar asilo a la casa de su psiquiatra, también coleccionista de arte. Al día siguiente descubre el secreto que oculta ese lugar: una residencia de artistas que participan de un tratamiento diseñado para ampliar su espectro creativo. Atrapado en la casa, lo someterán al tratamiento y en el intento de escapar, recorrerá distintas habitaciones y en ellas la historia de su vida, la relación con su padre y su esposa, para encontrarse al final del camino con una revelación que cambia su destino.

Duración

74 min.

Fecha de Estreno

26 de Enero de 2017

Puntaje del Critico
 
Arte
85%

 
Relato
70%

 
Performance
75%

Puntaje Alta Peli
75%

Desliza para votar
Puntaje de Lectores
 
Arte
84%

 
Relato
80%

 
Performance
83%

Puntaje Lectores
7 votos
82%

Ya puntuaste esto