Conectate con nosotros

Alta Peli

Cómo y por qué Netflix cancela series

Series

Cómo y por qué Netflix cancela series

Cómo y por qué Netflix cancela series

Cuando irrumpió el sistema de streaming, hace ya varios años, todos tuvimos la esperanza de que se acabaría esa mala costumbre de los canales de televisión tradicionales: cancelar series abruptamente, dejarnos sin final luego de haber invertido demasiado tiempo en ellas. Al menos creíamos que su diferente aparato de producción permitiría una mayor libertad, la cual llevaría a una relación más respetuosa con los espectadores. No ocurrió. Con el paso del tiempo la plataforma tomó el mismo camino que los demás, aunque con más incertidumbre: el no tener números de audiencia a la vista hace indescifrable determinar qué pasará con sus shows. ¿Cómo y por qué Netflix cancela series? Aquí algunos parámetros.

El día que todo cambió

Ya dedicamos notas a los primeros grandes golpes de Netflix para con sus seguidores: los casos de Marco Polo (ACA) y el de Sense8 (Nota ACA). Desde el final abrupto de la segunda y el posterior episodio especial a modo de cierre (y de disculpas), muchas cancelaciones se sucedieron y convirtieron a la plataforma casi en un canal más. Nada asegura ya la continuidad de una serie: en 2018 se eliminó el doble de producciones respecto a las canceladas en 2017, algo que también tiene un poco de lógica viendo el incremento cuantitativo (no así cualitativo) de sus series propias.

En lo que vamos de 2019 se acumula un número asombroso de muertes, entre despedidas anunciadas con anterioridad y sorpresivas decisiones. ¿Qué lleva a Netflix a perder la paciencia? No hay que ser Sherlock Holmes para descubrirlo: dinero.

Contenido original vs productoras externas

cancelaciones en netflix

No todo lo que dice «Netflix Original» es contenido de Netflix (Ya lo hemos hablado largo y tendido ACA). Pero tampoco el 100% de lo verdaderamente original es propiedad total de Netflix: muchas de esas series propias en realidad son encargos a estudios externos, les producen el material y se lo entregan a Netflix. La plataforma paga para que le produzcan, reciben un producto terminado donde otro fue el que negoció contratos y hasta recibe ganancias por ventas posteriores. Esto quiere decir que el dinero se divide, por lo tanto Netflix gana menos que lo que ganaría si lo produjesen ellos mismos.

Oh casualidad (o CERO casualidad), esas series en co-producción con estudios externos son las que vienen siendo masacradas. American Vandal sirve como ejemplo: fue un Netflix Original que en realidad era producción de CBS Television Studios, quien le permitía a Netflix ponerle el «original» cobrándole la respectiva licencia para su transmisión. Ese pago de licencias no existe cuando una serie es producción directa de Netflix Studios: las ganancias en el momento y a futuro quedan en casa.

Lo mismo ocurre con la cancelación de One Day at a Time: la serie no tendrá cuarta temporada. Siendo producción de Sony Pictures, resultaba menos rentable para Netflix que una serie completamente suya.

El rating, ese misterio

por qué cancelaron one day at a time

Sabido es que Netflix no entrega cifras de audiencia y hasta en determinado momento se hicieron los que no les importaban. Mentiras. Intentando justificar la cancelación de One Day at a Time, considerada serie estandarte de la diversidad, prefirieron dejar al descubierto que sí les importan los ratings antes que recibir insultos por eliminar un show que -como Sense8– daba visibilidad a las minorías.

Hemos tomado la difícil decisión de no renovar One Day At A Time para una cuarta temporada. La elección no fue fácil: pasamos varias semanas tratando de encontrar una manera de hacer que otra temporada funcionara, pero al final simplemente no había suficientes personas mirando para justificarla.

Expresó la empresa en su cuenta de Twitter.

Por favor, no tomes esto como una indicación de que tu historia no es importante. El amor por este espectáculo es un recordatorio firme para nosotros de que debemos seguir encontrando maneras de contar estas historias.

Siempre y cuando los números cierren, porque perder dinero no le gusta a nadie… Faltó aclarar entre tanto impostado mensaje de amor al prójimo.

Las ganancias a futuro

El objetivo de Netflix es que su contenido sea más original y no tanto adquirido. No solo tiene sentido viendo la proliferación de sistemas de streaming (pronto cada cual tendrá su plataforma y se guardará sus contenidos para sí mismo); además significa que, al tener los derechos para siempre, las ganancias y posibilidades de recuperar lo invertido son mayores a lo largo del tiempo. Por más que en un principio sea más costoso producir una serie solos, a largo plazo ahorrarán dinero pues no tienen que pagar licencias y hasta los ingresos derivados (por ejemplo en merchandising) quedan exclusivamente para ellos.

El plan de Ted Sarandos y la compañía es que a corto plazo el 50% de la biblioteca sea contenido completamente original, explicándose así esta avalancha de cancelaciones. Anunciaron que el 85% de todos los gastos nuevos se destinan a originales. Si calculamos que acaban de cerrar un contrato de 100 millones de dólares solo para mantener Friends (propiedad de Warner) en la plataforma hasta fines de 2019, veremos que «el resto» para estudios externos se achicó considerablemente y de manera abrupta, traduciéndose en series canceladas.

Chau Marvel

Según The Hollywood Reporter, la falta de propiedad es también una de las razones principales por las que implosionó la relación de Netflix y Marvel, siendo canceladas las cinco series efectuadas en conjunto.

Desde Netflix se ocuparon de señalar que la decisión fue conjunta, algo que la actriz Amy Rutberg (Marci Stahl en Daredevil) se encargó de contradecir al declarar que sus contactos en Marvel estaban sorprendidos cuando se inició la ola de muertes en torno a los dramas de superhéroes, remarcando que todo fue una directriz puramente de Netflix.

series canceladas en netflix

Y volvemos a lo mismo: las audiencias. Jumpshot informó que la cantidad de personas viendo la tercera temporada de Daredevil en su primera semana en Netflix, fue menos de la mitad del número que sintonizó la segunda en el mismo período de tiempo. Y sabiendo lo costosas de realizar que son estas series (recordarán que se invirtieron 200 millones de dolares para crear el mundo de los personajes de Marvel en Nueva York) y que las ganancias se compartían con un estudio externo, la decisión se torna clara.

¿Volveremos a ver a los defensores en la nueva plataforma Disney+ o en Hulu? En un futuro puede pasar, pero aquí entramos en otro temita contractual que traba la posibilidad de que estas series canceladas por Netflix revivan en otros sitios.

Que pase el tiempo

Ante la cancelación de One Day at a Time las redes sociales estallaron contra Netflix. Sony Pictures TV no perdió el tiempo y salió a buscar una nueva casa. CBS se mostró interesada en recuperarla para su plataforma CBS All Access, pero se encontraron con un escollo: Netflix les hace firmar una cláusula a los estudios externos que les producen material, según la cual se les impide emitir los programas en otros lugares durante un determinado tiempo luego de acabados en la gran N. Ese tiempo, durante el cual una serie finalizada en Netflix solo puede permanecer en Netflix, varía según a dónde quieran llevarla.

Para que una serie de Netflix pueda verse en otra plataforma digital tienen que pasar entre 2 y 3 años. Esa es la razón por la que nadie salió a anunciar que Daredevil pase ya a Disney+ o que American Vandal resurge en CBS All Access siendo producción de CBS. Por contrato no pueden. One Day at a Time sufre de esa misma cláusula restrictiva.

La pregunta es ¿qué equipo creativo puede aguantar unido tanto tiempo después? Ninguno, sería una respuesta rápida.

El período es menor si un show finalizado en Netflix quiere pasar a un canal de TV estándar: la restricción disminuye a entre 4 y 6 meses según lo que estipulan los contratos.

Netflix, con poca paciencia

Otro dato sobre cómo y por qué Netflix cancela series es la revelación alrededor de cuánto tiempo tardan en determinar el futuro de sus shows: Netflix espera solo un mes antes de decidir si cancelar un programa.

Cindy Holland, jefa de contenidos de Netflix, declaró que tienen un lapso de 28 días para ver si un programa ha alcanzado sus objetivos.

Tenemos modelos de proyección que nos ayudan a evaluar el tamaño de la audiencia que creemos que lo verá, y si no lo hacen debemos considerar el punto de continuar invirtiendo en algo que no está funcionando.

Si quieren que sus series preferidas continúen, ya saben: a verlas rápido porque el gigante del streaming te está vigilando y no anda con mucha paciencia.

1 comentario

1 comentario

  1. lucianosivori

    21/03/2019 en 16:03

    ¡Fascinane nota!

Deja un comentario

Más en Series

Trending

Arriba