Conectate con nosotros

Alta Peli

REVIEW: Drácula (2020)

Series

REVIEW: Drácula (2020)

Los encargados de adaptar a Sherlock Holmes para la pantalla chica se meten con otro personaje icónico, y (casi) vuelven a acertar.

Después de trasladar al formato serie la creación de Arthur Conan Doyle, ahora Steven Moffat y  Mark Gatiss decidieron hacer lo mismo con la creación de Bram Stocker. Utilizan la misma técnica que funcionó en aquella adaptación que hiciera mundialmente famosos a Benedict Cumberbatch y Martin Freeman. A saber:

– Traer el clásico a nuestros días, en Sherlock fue literalmente, en Drácula aggiornando los conceptos (no quiero spoilear el episodio final, sabrán entender).
– Homenajear la obra sin faltarle el respeto, pero al mismo tiempo sin ser solemnes.
– Jamás perder el sentido del entretenimiento puro.
– Grandes dosis de humor.

¿Humor en Drácula?

drácula miniserie 2020 criticaSí. Moffat y Gatiss ya habían advertido (lo adelantamos en ESTA NOTA) que nos aterrarían en una escena para hacernos reír en la siguiente. La propuesta era llamativa y el resultado no puede ser más gratificante.

Le aportan al personaje un ingenio y arrogancia que lo hacen endiabladamente divertido, sin por ello ceder terreno en el terror ni en el carácter seductor que representan los vampiros.

De 1897 a nuestros días

La historia comienza con la Hermana Agatha (Dolly Wells) entrevistando a un hombre que pronto sabremos es Jonathan Harker (John Heffernan). Visiblemente torturado y deformado, cuenta su experiencia escapando del castillo del Conde. Entre flashbacks iremos conociendo la pesadilla que vivió junto a ese hombre que rejuvenecía mientras él se consumía.

Contar algo más de la historia arruinaría la experiencia, pues la gracia de este Drácula -coproducido entre BBC y Netflix- radica en la innumerable cantidad de sorpresas que nos tienen preparadas, sea con giros del guion, readaptando los personajes de la novela e invirtiendo géneros, acercándonos además a lo más clásico de las historias de vampiros plagadas de pasillos misteriosos, sangre, murciélagos y tenebrosas sombras expresionistas.

Desde ese punto de partida presenciaremos la evolución del personaje. De a poco iremos encontrando respuestas a tópicos y preguntas que siempre nos hicimos sobre el vampirismo, algunas cínicamente atractivas, otras inteligentemente reflexivas.

No solo en la forma de trasladar el material este Drácula nos recuerda a Sherlock. También lo hace el formato de episodios de 90 minutos, cada uno con diferenciados ejes temáticos tomando momentos de la historia original. Su ritmo lento alejará al espectador solo ávido de sangre, pues la intención es más bien respetar la transformación de este Drácula a la par de la del complejo mundo que habita.

Los encargados de darle una nueva vida a uno de los detectives más célebres de la literatura, se manejan con soltura en la mezcla de diálogos picantes y una narrativa conocida (repleta de guiños al género) con la cual jugar, ayudados principalmente por dos actores que sorprenden: la mencionada Wells y el nuevo chupasangre Claes Bang.

Bang es principalmente reconocido por su labor en la premiada y disruptiva The Square, mientras que algunos seriéfilos lo tendrán de la reciente última temporada de The Affair (con un personaje tan mal desarrollado que mejor olvidar). Sale más que airoso de encarnar un rol tan reconocible, antes encarnado por actores que quedaron marcados para siempre por él. Las vueltas de tuerca que le imprimen, más el carisma y el magnetismo con que lo interpreta, lo convierten en todo un hallazgo.

van helsing dracula netflix

Sin embargo, creo que el gran punto fuerte de Drácula es la Hermana encarnada por Dolly Wells, quien entra de cabeza entre las mejores representaciones de una monja vista en las series en mucho tiempo. Sin revelar el dato que la convierte en vital para la trama y la adaptación, su catarata de frases ingeniosas y su fe en crisis («Estoy atrapada en un matrimonio sin amor, como muchas mujeres, manteniendo las apariencias a cambio de un techo sobre mi cabeza») la convierten en el gran rival que el villano protagonista necesitaba, haciéndole sombra y generando una relación por demás atractiva.

Ese «casi»…

Con un primer episodio brillante y un segundo a la altura, llegamos a un tercero que puede llegar a borrar todo buen recuerdo de este Drácula. La resolución seguramente será divisiva y ni siquiera estoy convencido de que funcione «la revelación» al cerrar la miniserie.

El episodio final es el más débil, introduciendo demasiados nuevos personajes para quienes no tendrán tiempo de desarrollo. Más allá del gran plot twist que representa el capítulo en sí, sus nuevas estrellas no generan la empatía necesaria como para que nos preocupen. Vemos que el reloj corre, el final está cerca, pero Moffat y Gattis nos dejan a la deriva con dramas millenialls que poco pueden interesar cuando estamos queriendo que nos cuenten lo verdaderamente relevante.

Pese a eso, la manera de finalizar es bella y macabramente poética, por lo que tal vez (y solo tal vez) algunos puedan dejárselo pasar.


Drácula (2020–)
270 min|Drama, Horror|04 Jan 2020
8.3Sinopsis: 8.3 / 10 from 431 users
Miniserie de TV de 3 episodios inspirada en el personaje de Bram Stoker, el conde Drácula, que viaja de Transilvania a Londres para saciar su sed de sangre.

Nota de lectores13 Votos63
65
Total
Conclusión
De más a menos (que para muchos será un menos imperdonable) este Drácula es una oda de amor al personaje y al texto original, al cual reinterpretan con ese humor característicamente cínico de las mentes tras Sherlock. Se balancea entre lo kitsch y el desborde de estilo inglés, entre lo gótico y lo moderno. Lo hace con soltura, desbarrancando fuerte por momentos, pero entregando un producto entretenido.
1 comentario

1 comentario

  1. Guillermo Alfano

    12/01/2020 en 03:59

    Los dos primeros episodios son una verdadera maravilla y la protagonista es sin duda uno de los mejor personajes femeninos de los últimos tiempos y sin hacer propaganda gratuita. Drácula es absolutamente divertido y perverso lo que lo vuelve genial. El tercer episodio ya es algo que no se entiende en lo que pensaban. Vuelven idiotas a los protagonistas y agregan personajes que no son de ninguna relevancia. Solo por eso no se puede perdonar el desastre que hicieron cuando tenían todo para dejarnos la primera mejor serie del año. Es una verdadera tristeza la oportunidad perdida de dejarnos una serie que podría haber dejar una huella profunda en la televisión.

Deja un comentario

Más en Series

Trending

Arriba