Conectate con nosotros

Alta Peli

Entrevista a Borja Glez. Santaolalla, director y guionista de Luimelia

Series

Entrevista a Borja Glez. Santaolalla, director y guionista de Luimelia

Llega la tercera temporada de Luimelia. En esta entrevista a Borja Glez. Santaolalla nos cuenta todo sobre la esperada serie española.

Luisita y Amelia son dos personajes de la serie de época Amar es para siempre quienes, tras la enorme aceptación entre su audiencia, lograron obtener esta especie de spin-off llamado Luimelia, pero ahora ubicadas en otro período de tiempo. Protagonizada por Paula Usero y Carol Rovira, regresa el próximo 17 de enero a la plataforma ATRESPlayer Premium y antes del estreno de la tercera temporada, estuvimos dialogando sobre el éxito y el futuro del show con su guionista y director.

Entrevista a Borja Glez. Santaolalla: el fenómeno Luimelia

¿Tenés conocimiento de la pasión que despierta Luimelia en Argentina?

Es una sorpresa todo lo que ha sucedido alrededor del fandom. Cuando nos empezó a llegar que había gente de todos los países, hasta de China, ya se nos fue de las manos, se nos descontroló, la verdad. Pero no podemos estar más que agradecidos.

Funcionan muy bien las series españolas en nuestro país y Luimelia no es la excepción. ¿Cómo ves eso teniendo en cuenta lo diferente que resulta una producción como Luimelia?

Estamos en un punto en que el término de webserie ha trascendido a otro lado, ¿no? Ni siquiera la mayoría de las series se emiten linealmente en televisión sino que van todas a una plataforma y esto hace que existan diferentes maneras de contar. Qué suerte tenemos de que una serie muy pequeñita, no solo por el formato sino porque en general nació para ser un producto chico, o por lo menos así empezó, haya jugado en la misma liga de producciones con más presupuesto que nosotros, incluso más proporción, etcétera. Con lo cual, ya solo con eso nos sentimos muy afortunados.

Existe una notable diferencia entre la primera y la segunda temporada. En la última se jugó más con lo meta y se duplicó la comedia, el cambio narrativo es importante. En cierto modo, vos y Diana Rojo (coguionista) salieron de la zona de confort. ¿Cómo surge esta iniciativa?

Soy un hombre que se aburre pronto y a Diana Rojo le pasa lo mismo. La primera fue un experimento. Jugamos un poquito con lo meta en el capítulo 3, que hacía un poco referencia a la propia serie en sí. A mí siempre me ha gustado el metalenguaje, es algo que siempre he disfrutado. Y justamente, hacer esta serie me ha ayudado a ver de dónde viene esto, mi pasado. He unido los puntos y me he dado cuenta que todo tenia cierto sentido. Lo que pasa en la segunda y tercera temporada es que al haber arriesgado en la primera un poco, aun así nosotros teníamos cierto freno de mano de chau, porque esto se empieza desde cero. Tienes que probar y subir de a poquito. Además, sabíamos que queríamos hacer esta serie, pero no cómo era la serie y la fuimos descubriendo. Es cierto que la segunda y la tercera temporada la escribimos durante el proceso de la pandemia, con lo cual tuvimos más tiempo incluso para pensar y dejarnos llevar, esto es también muy importante. Teníamos muy claro que queríamos experimentar, porque la serie nace gracias a que hay un fenómeno fan que impulsa y sabíamos que el dialogo con los seguidores era directo, entonces la mejor manera de comunicarte con la gente que está detrás de la pantalla es rompiéndola y haciendo una dirección mas ágil. Romper la cuarta pared siempre nos ayudaba y por otra parte, a mí siempre me ha gustado cuando me han sorprendido en la manera de narrar historias y entiendo que al público también le gusta eso. Obviamente hay gente a la que no, pero se valora siempre en una producción audiovisual cuando se logra subir un peldaño en alguna dirección y esto es un poco lo que siempre quisimos para Luimelia.

A pesar de no hacer fan service, que es algo que se agradece, les interesa lo que opina el público. ¿Crees que parte del furor que despierta Luimelia se debe a esto?

Claro, eso es muy interesante porque no queríamos hacer un fan service y eso es algo terrible, porque la propia serie es un fan fiction de Amar es para siempre, en teoría, una especie de What if, tiene prácticamente las bases de un fan fiction. Entonces es muy difícil ser consciente de todo lo que hay alrededor y que no te involucres en ello a la hora de escribir. Por eso, nosotros nos abstraemos de todo lo que sucede allí. Buscamos qué es lo que queremos contar y cómo. Creo que eso quizás la ha hecho única en el sentido que es nuestra visión. El por qué eso llegó a trascender tanto yo creo que es una suma de muchas cosas. Creo que en algunas hemos arriesgado y hemos acertado. Afortunadamente tenemos dos actrices que tienen una química muy difícil de explicar con palabras, lo entiendes viéndolas en pantalla y hubo una conexión de factores que ha hecho que todo se dé en el momento y lugar preciso. Porque esta serie no iba a ser para ATRESplayer, iba a ser para la web y de repente, por lo que fuera, se subió la plataforma y estábamos compartiendo lugar con La valla y Veneno. (NDA: en Latinoamérica, La Valla es exclusiva de Netflix, mientras Veneno llegará por HBO MAX)

Sos director, productor, escritor y… ¿actor? ¿Tu paso por la actuación se dio solamente con tu recordado personaje de Atún en [REC] 3: Genesis (Paco Plaza, 2012) o tuviste otras experiencias?

No, fue ahí. La idea surge de mi amistad con Paco Plaza y antes de esta amistad ya era fanático de [REC]. Hubo un momento en donde dije “me encantaría salir de zombie” y sigo sin entender cómo pasó que me dijo “no, tengo un papel para ti” y así fue, hice una prueba y me escogieron. Todo fue una locura, porque yo no era actor y no sabía si iba a poder memorizar los diálogos, pero afortunadamente trabajar con Paco fue algo facilísimo. Te ayuda y te guía mucho durante el proceso. A su vez, era un personaje muy divertido para jugar y como me gusta mucho la comedia, daba mucho para eso. Se fue conformando un poco el personaje a medida que fuimos conociéndonos.

Aparte, estabas acreditado como Señor B. ¿Por qué?

Precisamente, eso es porque tengo cierto pudor a la hora de acreditarme como actor. No me gusta decir que soy actor porque no lo soy. Es una profesión demasiado difícil y mi nombre está asociado a otra cosa. No soy actor, eso sería intrusismo laboral (risas). Entonces decidí cambiar mi nombre y utilizar el sobrenombre. A Paco le resultó gracioso y quedó así. Fue un personaje que cayó bien y tiene mucho que ver con esa idea inicial de Paco de romper el formato respecto a las dos entregas anteriores y justamente, cuando se rompe el formato es cuando la cámara de Atún se rompe. Esto es lo que hace grandes a los creadores, que en un momento dado decidan romper con todo lo establecido anteriormente, a sabiendas de que era una saga asumida por todo el público y eso hizo él, le dio su toque personal, tomó riesgos y eso es muy importante.

Borja Glez. Santaolalla en [REC]

Y ya que estamos hablando de arriesgar y romper con lo establecido. ¿Cómo surge la idea de trasladar a otro tiempo dos personajes tan queridos de Amar es para siempre?

Siempre digo que surge un poco por la inconsciencia y porque en un momento dado, como te contaba que pasó en [REC], teníamos un impulso de crear algo que a priori era impensable, como la idea de sacar a dos personajes de una serie de época y hacer algo totalmente diferente. Nos creímos con la posibilidad y libertad de hacerlo y lo propusimos. Pensamos que iban a decir que no, pero de repente todo confluyó. Y como era una serie pequeña, se tomó como un experimento y afortunadamente nos brindaron la posibilidad de hacerlo como nosotros queríamos, dentro de los límites que proporcionaba una serie de ocho minutos con un presupuesto muy reducido. Hablo de la primera temporada, con la segunda y esta tercera que se estrena ahora hemos podido crecer un poco más.

¿Qué modificó Luimelia en tu experiencia como director?

Hubo un tiempo en donde estaba haciendo cine y me llamaron para entrar en Amar es para siempre, yo iba para hacer una suplencia de muy poco tiempo y me he quedado seis años. Estuve formando parte de una grandísima familia y de una serie que a priori no es una de las valoradas en cuanto a ficción, pero cuando tú estás dentro te sale defenderla a capa y espada, porque entiendes el valor y la potencia que tiene. Entonces había dejado aparcada a un lado mi carrera de director, estaba muy centrado en la serie. Cuando surge Luimelia, precisamente sucede en el momento que yo digo que me marchó de Amar es para siempre, quería sacar adelante todos los proyectos que estaban en segundo plano y me apetecía volver a dirigir. Luimelia nace en el momento que yo tenía una pulsión de volver a ponerme al frente de un set y como tenia la posibilidad de ser creador, porque no me gusta mucho separar las dos cosas, brindaba esta oportunidad, pero sobre todo aquí tenía algo que me ilusionaba y quería contar. Llego en el momento adecuado.

¿Resulta difícil retratar temas como el feminismo y dar visibilidad al colectivo LGTBI?

Eso era parte de lo queríamos contar. A mí me ha pasado que en los últimos 10 o 15 años de mi vida, estos temas me han formado más como persona. Porque tanto el feminismo como la conciencia del sector LGTBI nosotros no la teníamos, siempre éramos gente que estaba al margen y esto es un problema. Pero de un tiempo a esta parte se le ha dado una visibilidad y en esa visibilidad hemos participado todos. Y cada día vamos dándonos cuenta de cosas que hemos hechos mal en un momento y en otro y creo que esto es muy importante a la hora de contar una historia con dos chicas como protagonistas. Creo que es importante que exista. Y efectivamente seguimos viviendo en una sociedad heteropatriarcal, pero en esta serie no vamos a ver ese drama. Vamos a tratar esto con toda la normalidad del mundo. Muchas veces quizás pecando de “esto es súper normal y no tienen ningún conflicto externo en ese sentido”, pero es una decisión que tomamos conscientemente y que seguimos tomando y cada día intentamos seguir contando un poco mas esta historia y seguir dando más visibilidad al colectivo.

¿Qué podemos esperar para la tercera temporada de Luimelia?

Se expande el universo Luimelia, pero dentro de lo familiar. Vamos a conocer a las vecinas y a otras personas. Gente que ha estado vuelve y ya los adelantos han develado muchas cosas. El universo es el establecido en la segunda temporada y el que, de alguna manera, seguimos contando poniéndole capas en la tercera temporada. Eso sí, en la segunda entrega jugamos más y probamos con la comedia y en cada capítulo sucede una cosa diferente, un poco aislados en el tiempo y que el espectador fuera rellenando los huecos. En esta tercera sí que existe una temática que sobrevuela un poco todo, que es lo que desvelamos al final de la segunda temporada, el punto en el que están las dos en la relación, Amelia quiere una cosa y Luisita otra, ¿no? Desde eso va también esta temporada. Así que la tercera temporada tiene como un arco que en la segunda decidimos esconder para darlo como sorpresa final.

Los episodios de Luimelia Temporada 3

Dejaste la vara muy alta con la segunda temporada y ya sabemos que en la tercera temporada tendremos un episodio escrito por Carol Rovira y Paula Usero. ¿Tenés pensado incentivar a las chicas a dirigir algún episodio a futuro?

Esto tendrían que decirlo ellas, yo no voy a monopolizar la dirección de la serie porque si, pero si ellas quisieran (risas). Las pusimos un poco en compromiso cuando les dijimos de escribir, pero porque nos hacía gracia la posibilidad.

¿Cómo se gesta esa posibilidad de concebir un episodio escrito por ellas?

Fue un poco de ambas partes. Ellas en la segunda temporada estaban mucho mas metidas en el proyecto. Les contábamos cómo iban a ser los capítulos y ellas dejaban ideas como “nos encantaría que fuera un capitulo al aire libre, como en la playa, o en un pantano” y tiraban un montón de ideas locas. Entonces dijimos, bueno con esta base por qué no os animáis y contáis algo, porque conocéis bien a los personajes. Le preguntamos si querían probar y se lanzaron, y me pareció súper valiente. Porque es muy difícil escribir y pensamos que nos iba a llegar algo gigante, pero nos sorprendimos. Nos llegaron dos versiones, porque decidieron escribir por separado y así sentirse más libres una con la otra. Es muy difícil escribir de a dos, a menos que entiendas las reglas del juego y ellas estaban empezando a jugar. Lo leímos y dijimos acá hay mucho material y muy bueno. Hay muchas cosas que están en ese capítulo y esto ya es un logro. Si quieren ponerse a dirigir les brindaré todas las facilidades del mundo, es más complicado, porque dirigir y encima actuar requiere trabajo, pero por qué no. Nunca se sabe.

¿Qué te llevás a futuro de Luimelia y qué te deja de ahora en más?

Me deja una experiencia profesional inigualable. Porque trabajar en la misma liga que los grandes, pero de otra manera, de manera más pequeña, con un equipo más reducido, pero a la vez teniendo algo que no tienen muchas de esas producciones, que es una pareja que trasmite magia, eso es una suerte. Es como cuando tienes a Messi en tu equipo, pero en tu equipo son unos paquetes, pero tienes a Messi. Entonces nosotros tenemos a Messi, que son Lusiita y Amelia. Y eso te hace que te enorgullezcas.

¿Nos quedamos tranquilos de que hay material a futuro para más Luimelia?

Por supuesto, lo hay.

Hasta aquí la entrevista a Borja Glez. Santaolalla. Luimelia estrena su tercera temporada el próximo 17 de enero en la plataforma ATRESPlayer Premium.

1 comentario

1 comentario

  1. Pingback: Entrevista a Carol Rovira, protagonista de Luimelia

Deja un comentario

Más en Series

Arriba
Salir de la versión móvil