Conectate con nosotros

Alta Peli

El final de The Leftovers: lo bueno y lo malo que heredó de Lost

Series

El final de The Leftovers: lo bueno y lo malo que heredó de Lost

Hacía mucho que una serie no dividía las aguas como lo hizo la apuesta de HBO que tiene a Damon Lindelof (co-creador de Lost) como uno de sus responsables (junto a Tom Perrotta, autor del libro en que se basan). Las opiniones son categóricas: se la ama o se la odia. A un paso del final de The Leftovers, y teniendo en mente la polémica despedida de Lost, es tiempo de marcar puntos de coincidencia para tener una idea de lo que enfrentaremos.

final de the leftovers

The Leftovers muestra un mundo post-apocalíptico de gente que sobrevivió a un inexplicable hecho: el 2% de la población mundial desapareció sin dejar rastro. Tres años después de aquel “incidente”, los que quedaron intentan vivir sus vidas como pueden.

The Leftovers y Lost: similitudes y diferencias

La remisión a Lost es inevitable. Buscada o no, no lo sabemos. Pero está allí en cada plano, en cada acorde de la brillante banda sonora, en todo. Días atrás, al hablar de la temporada final que ya está entre nosotros, me preguntaron si la recomendaba. ¿Mi respuesta?

Si te gustó el final de Lost, te va a fascinar. Si lo odiaste ni te le acerques.

the leftovers y lost similitudes y diferencias

Lost está presente queramos o no. A los que nos gustó el fin de aquella serie que marcó una época, The Leftovers nos atrapó, nos dejamos engañar si quieren así decirlo. Los que vieron una estafa en aquella polémica resolución, saltaron indignados con esta serie.

Sí, claro que hay excepciones y que podés ser vos, querido lector. Pero hay mucho de ese final de las aventuras (o desventuras) de los “losties” en The Leftovers. Hay mucho de misterio sin resolver, de melancolía, de conceptos religiosos varios que se mezclan para fundirse en uno.

En aquella capilla donde se reencontraron los pasajeros del Oceanic 815, se reconocían todas las creencias. En este pueblo de The Leftovers también. Se funden sectas, sanadores, los que creen en Dios, los que no… todos en una única realidad: estamos aquí, solos, necesitándonos unos a otros, mientras esperamos que ese “algo superior” que rige nuestros destinos venga a buscarnos para juntarnos con quienes se fueron antes que nosotros.

Cada episodio es un enorme WTF, al igual que cuando en Lost llegamos a ese punto en que no entendíamos nada de nada. Pero la diferencia (¿lo bueno? ¿lo malo?), es que acá de entrada sabemos que no se van a detener a explicar el “evento” que esfumó misteriosamente a la población. Lost hizo una religión eso de “no entender nada”. Durante años lo aceptamos y lo disfrutamos; el final del camino para algunos fue una auténtica patada ya sabemos dónde, pues siguieron sin “entender nada”. Eso -bueno para algunos, horrible para otros- está de nuevo aquí, dispuesto a que entremos o no en el juego.

La frase más odiada por los decepcionados con el fin de Lost es “La serie no era sobre la isla, sino sobre los personajes”.

Bueno, The Leftovers aclara el tema desde un principio: la serie no es sobre el misterio, sino sobre los personajes, sobre cómo esa desaparición va a afectar a los que quedaron, a las sobras, los leftovers, aquellos abandonados por quien sea que haya seleccionado la gente para llevarse.

Les aseguro que nunca sabrán dónde ha ido la gente y por qué. Y no vamos a tener remordimientos por ello. 

Esas palabras de Lindelof cayeron como una bomba: no importará a dónde fueron los que se fueron, sino como quedaron los que quedaron. Idéntico a que no importaba qué era la isla sino cómo cambiaban -o no- los perdidos; aunque ahora blanqueado de entrada.

¿Que The Leftovers podría ser tranquilamente el complemento de Lost? Quizás. Queda la sensación (es solo eso) de que mientras en una serie la gente desapareció, se fue, en la otra se cuenta la historia de la gente que se quedó.

oceanicbreakoutside Stop-Wasting-Your-Breath

Otra cosa (¿buena? ¿mala?) que tiene la serie protagonizada por Justin Theroux y Carrie Coon es esto de los indicios, incógnitas que se abren a cada minuto y que se van acumulando esperando encontrar respuestas. ¡Tus esperanzas usalas en otra cosa! Como en Lost, muchas de ellas quedarán sin resolución simplemente porque a los guionistas no les interesará cerrarlas (o no encontraran la manera de hacerlo), otras tendrán respuestas tan sutiles que hasta es posible no lleguemos a apreciarlas.

Palomas que guían el camino de un personaje hacia su suerte, los “culpables remanentes” que se asemejen a aquellos “Los otros”, ciervos que pueden suplantar osos polares. Inquietud, caos, falta de sentido… eso es The Leftovers, una serie más preocupada por mostrarnos el día a día de los personajes, que tratar de unirlos en una trama cerrada como muchos acostumbran digerir.

Los fans de The Leftovers -dice Lindelof- estarán dispuestos a ver el final de la serie con mente abierta en comparación al hecho de cruzar sus brazos y pensar, «Más vale que no me defraude», algo que se sintió como la respuesta legítima a Lost.

Y llega el final de The Leftovers

The Leftovers habla del abandono, de la soledad, del enojo (e ira) tras la pérdida de un ser querido, y también sobre tratar de entender esa falta y convivir con ella de la manera que se pueda… sea en una secta, buscando un gurú espiritual o simplemente aceptándolo. La trama es llevada adelante por gente que actúa de manera incomprensible, pues al fin y al cabo en la vida real ¿quién cornos entiende por qué la gente hace las cosas que hace? Habla del dolor como motor, donde lo importante no es lo que pasa sino lo que uno siente por eso que pasa.

¿Esperamos respuestas a esos dilemas imposibles de responder? Claramente no, pues al fin y al cabo ni siquiera el mundo es capaz de respondernos por qué diablos estamos aquí.

Mirá el trailer de la Temporada 3 (y final): 16 de abril en HBO Latinoamérica

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Series

Trending

Arriba