Conectate con nosotros

Alta Peli

Los 8 mejores spin-off de series

Series

Los 8 mejores spin-off de series

Los 8 mejores spin-off de series

Los mejores spin-off de series son esas ramificaciones que nos ayudaron a explorar en profundidad la vida de un personaje (o personajes) ya presentados en otro show, superando -quizás- a su lugar de origen. A veces, las grandes mentes detrás de una serie y de la cadena que la emite, le dan en el clavo a la hora de exprimir al máximo un proyecto, sacando otro en el momento justo. Lamentablemente son más las ocasiones en que esto falló (con los peores spin-off del mundo, que te nombramos ACA), pero que existen buenos, existen: tal vez funcionaron tan bien como serie propia que ni siquiera sabías que venían de otro lado. Si te querés enterar, seguí leyendo.

Son los spin-off esenciales y que no podemos dejar de ver, sobre todo si nos gustó su génesis.

Los 10 mejores spin-off de series

Los Simpson (1989)

¿Qué hacen los amarillos en esta lista? Aunque usted no lo crea (o no se acuerde), Los Simpson son un spin-off de un antiguo programa llamado El Show de Tracey Ullman, donde iniciaron como un simple corto semanal, emitido antes y después de cada espacio publicitario. Más tarde, debido al éxito que Homero y su familia generaron con sólo unos minutos, Fox les otorgó la posibilidad de hacer capítulos de media hora. Y así comenzaron.

Luego de su último corto en la tercera temporada del show, nuestros amigos iniciaron la escalada al clásico que son hoy: se ha convertido en la serie animada de mayor longevidad hasta la fecha, y contando.

Quizás recuerden vagamente esta información gracias al ¡Espectacular episodio número 138!, donde Troy McClure nos explica la trayectoria de la serie, mostrando el primer corto jamás visto, titulado Good Night.

Better Call Saul (2015)

¿Recuerdan la última aparición de Saul (Bob Odenkirk) en Breaking Bad? Fue en el anteúltimo capítulo, Granite State, expresándole a Walter (Bryan Cranston) su sumisión a que todo se fue al diablo y que la diversión se acabó. Ya no sería más abogado, de allí en adelante se ocuparía de ser el “Sr. Bajo Perfil” que –en el mejor de los escenarios posibles- se veía administrando un local en Omaha.

Bueno, su destino parece cumplirse porque allí arranca Better Call Saul en un ríspido (y brillante) blanco y negro, con Saul y su triste presente, manejando un localcito y rememorando en VHS lo que alguna vez supo ser. De ese hombre que sin escrúpulo alguno ayudó a ocultar la fortuna de Heisenberg, ya no queda nada. Y es entonces donde comienza el flashback a unos seis años antes de los sucesos de Breaking Bad, encontrándonos frente a Jimmy McGill -Saul antes de llegar a ser Saul- un abogaducho de mala muerte al que todo le sale mal.

Logró deleitarnos con una calidad narrativa, artística y actoral superior a la gran mayoría (por no decir todas) de las series actuales y, también, a buena parte de las producciones estrictamente cinematográficas. Es una de las fundamentales de la lista.

Private Practice (2007)

Muchos recordarán a la Dra. Addison Montgomery como la esposa infiel del Dr. McDreamy, vista por primera vez en el último capítulo de la primera temporada de Grey’s Anatomy para crear problemas y, eventualmente, separar a Meredith y Derek. El impacto para con este triángulo amoroso fue tan bueno, que Shonda Rhimes decidió establecer al personaje de Kate Walsh (13 Reasons Why) en el elenco principal y posteriormente darle su propia serie.

Así es como nace Private Practice: durante la segunda temporada de Grey’s, la Dra. Addison consulta con una especialista en fertilidad para tener un hijo, lo que introduce a Naomi, y a su vez al posterior spin-off. Poco después, la futura protagonista deja el Seattle Grace para mudarse a Los Ángeles y trabajar en el Oceanside Wellness, dando comienzo al segundo proyecto.

Como sabemos en la actualidad, en Shondaland muy pocas cosas son las que no tienen éxito. Pero en ese tiempo Rhimes estaba en sus comienzos, por lo que ambos proyectos demostraron que esta mujer sabía lo que hacía, para ir posicionándola de a poco en el trono donde se sienta hoy. Si todavía seguís la historia de la Dra. Grey y no viste este spin-off, no sé qué estás esperando.

The Flash (2014)

Uno de los mejores spin-off de series más actuales. Como sabrán, la tira protagonizada por Barry Allen tuvo su introducción en los capítulos 8 y 9 de la segunda temporada de Arrow, justo antes de que el acelerador de partículas genere la onda expansiva que le otorga sus poderes una vez que vuelve a Central City. También es una de las mejores series de superhéroes/vigilantes, lo que (podríamos decir) hace la diferencia para DC, cuyo mundo cinematográfico no está en su mejor momento.

Básicamente seguimos a Grant Gustin desde Glee, y nos encanta el trabajo que está logrando con Flash. Así mismo, los crossovers con su serie madre y Supergirl (salvo por ese crossover musical) son la razón de que sigamos acá, agradeciendo la existencia del rayo humano en la TV.

Frasier (1993)

INFALTABLE en la lista uno de los más exitosos (sino el más exitoso) spin-off de la historia: Frasier. Casi tan longeva como su serie original, narra la vida del Dr. Frasier Crane (Kelsey Grammer) una vez finalizada la trama de Cheers, cuando decide dejar Boston y volver a sus raíces. Conocemos así a la familia de Frasier y las circunstancias que lo llevaron a tener que vivir con su padre, la terapeuta de este y su perro.

Es muy raro que un spin-off funcione tan bien como Frasier lo hizo, convirtiéndose en clásico y ganándose un nombre por sí sólo. Además sirvió para continuar con las audiencias de su serie madre. Honra a Cheers y hasta la supera en algunos aspectos: muchos lo han intentado, pocos lo han conseguido.

Angel (1999)

El vampiro más cruel de la historia -maldecido con un alma y una consciencia- que se enamoró perdidamente de una cazavampiros, también tuvo la suerte (¿o nosotros tuvimos la suerte?) de tener serie propia: con un estreno simultaneo al de la cuarta temporada de Buffy: la Cazavampiros, Angel funda una compañía de servicios especializados en resolver los casos sobrenaturales en Los Ángeles, tratando de redimirse por la ENORME cantidad de pecados que acumuló en el pasado. Si bien es lo que trata de hacer desde que apareció en la serie original, la trama funciona a la perfección, y el futuro protagonista de Bones sacó la grande con el papel estelar que alzaría su carrera.

Melrose Place (1992)

Melrose Place fue una de las series más exitosas de los 90, incluso teniendo una primera temporada con bajos ratings: la producción supo darle la vuelta de tuerca que necesitaba y el nivel de audiencia pegó un salto que les permitió seguir hasta tener 7 temporadas.

Este spin-off de Beverly Hills, 90210, se centraba en las aventuras de un grupo de jóvenes que vivían en un complejo de apartamentos cuyo nombre titula la serie. En la primera temporada, los protagonistas son: Alison, Jake, Billy, Jane, Michael, Sandy, Rhonda y Matt, pero con el pasar del tiempo se agregan y sacan personajes a gusto, y (como en toda serie juvenil) las parejas se van intercalando entre sí.

Es la ramificación que mejor salió parada de todas las que surgieron con el correr de los años: poco después de su estreno se intentó hacer una serie centrada en la agencia de modelos de Hilary Michaels (Linda Gray), la madre de Amanda Woodward, que fue presentada durante la segunda temporada de Melrose Plase, siendo un spin-off del spin-off. Claramente no funcionó. Más tarde, en 2008, se estrenó 90210, que no nos volvió locos pero tampoco era inservible. El problema fue que, en base a eso, salió otro spin-off y nueva versión de Melrose Place (2009) que fue un fiasco total y duró sólo 18 capítulos.

Daria (1997)

La reina animada del sarcasmo y los comentarios viles no fue un proyecto ideado en solitario. ¿Se acuerdan de haber visto Beavis y Butt-Head pero no a Daria? Es porque el personaje no aparecía demasiado, pero tampoco era invisible: Daria Morgendorffer era una compañera de estos dos ineptos, que cada tanto se veía obligada a pasar tiempo con ellos y aprovechaba su ingenio para hacerlos hacer estupideces (o más de las usuales).

MTV notó el éxito que iban teniendo las series animadas no aptas para niños (como con Los Simpson, por ejemplo) y vio la oportunidad de mostrarnos la vida de esta amargada e inteligente adolescente, lo cual agradecemos. Claro, al ver que ambos proyectos iban bien, la cadena decidió lanzar otro spin-off más, llamado Los Hermanos Grunt, el cual solo llegó a 17 episodios por la baja aceptación del público para con ese tipo de humor más escatológico.

Otras Menciones Especiales:

Xena: La Princesa Guerrera – Spin-off de Hércules: Los viajes Legendarios

The Originals – Spin-off de The Vampire Diaries

Torchwood – Spin-off de Doctor Who

El Show de Cleveland – Spin-off de Padre de Familia

Stargate Atlantis – Spin-off de Stargate SG-1

Pinky y Cerebro – Spin-off de Animaniacs

1 comentario

1 comentario

  1. Pingback: Los 10 peores spin-off de series

Deja un comentario

Más en Series

Arriba
Salir de la versión móvil