Conectate con nosotros

Alta Peli

Por qué en Chernobyl hablan en inglés: la cuestión del lenguaje en las series

Series

Por qué en Chernobyl hablan en inglés: la cuestión del lenguaje en las series

Por qué en Chernobyl hablan en inglés: la cuestión del lenguaje en las series

La miniserie más aclamada de la actualidad no podía quedar libre de polémicas y críticas. La primera coproducción de HBO y Sky sorprendió a todos con su reconstrucción del mayor accidente nuclear de la historia ocurrido en 1986. Más allá de la calidad o veracidad, diferentes voces se alzaron en su contra por una cuestión central: ¿por qué en Chernobyl hablan en inglés, y no en ucraniano como correspondería?

¿Por qué en Chernobyl hablan en inglés?

Lo cierto es que estamos ante una coproducción inglesa-norteamericana, por lo tanto tiene sentido que el idioma elegido haya sido el inglés. También tienen algo de razón quienes piensan que abordando uno de los mayores sucesos de la historia soviética, debería estar hablada en el idioma original de Ucrania, o en su defecto en la segunda opción, el ruso.

Los protagonistas principales, Stellan Skarsgård, Emily Watson y Jared Harris, ¿hablan esos idiomas? La respuesta es no, no lo hacen. ¿Por qué los contrataron? ¿Por qué en su lugar no hay actores nativos o que sepan el idioma?

Podríamos estar horas debatiéndolo, yendo al campo habitual de que Hollywood no suele ser tan abierto o inclusivo como para darle el protagónico de sus superproducciones a desconocidos actores de otros extremos del mundo. Eso está cambiando lentamente, sí, pero aun no llegamos a ese punto.

Entonces, la forma más rápida de responder a la cuestión es «porque los productores así lo decidieron». No es una serie de Ucrania o Rusia, y quizás otra sería la historia contada o su enfoque si lo fuese: estamos ante una serie de HBO/Sky, con elenco de habla inglesa, donde ninguno de los actores proviene de los países donde ocurrieron los eventos, destinada principalmente a un público de habla inglesa.

Nunca debemos olvidar que Estados Unidos es reacio a otras lenguas, incluso un estudio de 2018 había afirmado que apenas el 20% de los alumnos de ese país recibe clases de un idioma extranjero, al contrario de lo que ocurre en el resto del mundo donde aprender inglés es fundamental. Llamémoslo dominación o como deseen, pero lo cierto es que pensar una serie completamente en ruso para ese mercado está fuera de toda discusión.

series habladas en otro idioma dark netflix

Ustedes quizás inserten aquí el caso de Dark y su alemán. Si Netflix logró ese éxito, ¿por qué no hacer lo mismo con Chernobyl? Resulta que Dark no es norteamericana, es serie original alemana, como parte de una estrategia del servicio de streaming de realizar producciones por el mundo. Me dirán, ¡ves que los norteamericanos pueden bancarse otros idiomas subtitulados! Error: resulta que la mayor parte de los norteamericanos ve Dark doblada, de hecho para los espectadores de ese país, Netflix reproduce automáticamente una versión de la serie doblada en inglés. Quien quiere oírla en alemán, debe dedicarse a pasar a un idioma que a pesar de ser primario aparece como secundario, y activar los subtítulos en inglés.

Y en el soñado panorama de que HBO haya decidido luchar por el idioma y priorice contratar actores ucranianos, tendrían otro problema porque ni el guionista ni los directores de Chernobyl hablan tal lengua.

Algo que nos puede doler a quienes preferimos series o películas en idioma original: la mayor parte del público prefiere ver producciones dobladas a su propio idioma. La tendencia actual de la televisión por cable a doblar las series y películas, y de los cines a presentar mayor cantidad de copias dobladas, no es un capricho: es algo desprendido de estudios que mantienen vivo el negocio, por más que los menos pongamos el grito en el cielo.

Uno pensaría que con la llegada de los servicios de streaming el avance al fin aparecería, pero tampoco: en nuestro caso particular, Netflix informó que 2 de cada 3 argentinos eligen ver sus contenidos doblados al castellano, y no en idioma original.

¿Tiene sentido una serie como Chernobyl hablada en ucraniano para un público prioritariamente norteamericano, y en segundo lugar para un mercado internacional que la doblará a su propia lengua? No lo tiene, mal que nos pese.

No digas Yes, di Tak

el idioma en chernobyl

Eliminado de la ecuación un rodaje completamente en ruso, está claro que los realizadores se plantearon la cuestión del lenguaje sabiendo que les traería más de un dolor de cabeza ante determinados puristas; pero no en torno al idioma sino en referencia al acento. Se intentó en un inicio que, al menos, los actores utilicen un acento que se asemeje al de la zona, un método ya ampliamente probado en diferentes producciones norteamericanas del cine y la TV.

Craig Mazin, creador y guionista del show, se enfrentó al tema en el podcast oficial de la serie que acompaña a cada uno de los 5 episodios.

La decisión de no usar los acentos rusos fue muy importante. No queríamos hacer el acento cliché «Boris y Natasha», porque el acento ruso puede volverse cómico con mucha facilidad.

Boris y Natasha son dos personajes de la clásica serie animada de comienzos de los años 60 The Rocky and Bullwinkle Show, hablaban en inglés pero los actores de voz le daban una leve entonación rusa.

Fue un par de veces llevada a película con actores reales, siendo la versión del año 2000 la más resonante por su fracaso, por incluir a Robert de Niro, y por llevar esa entonación rusa a un punto ridículo con sus dos renombrados intérpretes, Jason Alexander y Rene Russo.

La decisión de no caer en ello se tomó durante el proceso de preproducción.

Primero pensamos que la gente hiciera un tipo de acento vagamente de Europa del Este, que no sea muy fuerte pero sí notable. Lo que encontramos muy rápidamente es que los actores interpretaban con acento: no actuaban, ponían un acento. Estábamos perdiendo todo lo que amábamos de estos actores. Honestamente, creo que después de una o dos audiciones dijimos «Ok, nueva regla, ya no haremos eso».

Apelando a la suspensión de la incredulidad, Mazin confió en que el acento de una persona es completamente irrelevante para lo que está pasando, porque suceden cosas que ni siquiera necesitan un acento para ser comunicadas, como pánico, miedo, preocupación y tristeza.

Solo estamos aquí ante emociones.

La experiencia de otras series

Amplia experiencia tenemos en sentirnos maltratados o ridiculizados cuando en una serie actores no latinos deben hablar castellano. Vean esta clásica escena de Scrubs.

Si hasta grandes series como Breaking Bad o Better Call Saul han hecho agua, poniendo actores que pese a sus raíces latinas queda clarísimo no dominan nuestra lengua. Igualmente, no podemos culpar solo a los actores, quienes a veces deben enfrentarse a líneas de diálogo que parecen haber sido escritas en inglés, pasadas por el traductor de google, y recitadas sin asesoramiento alguno. Podemos intentar justificar con que algunos de los personajes son solo descendientes de latinos, no obligados a hablar correctamente español; pero no nos engañemos: que su español suene como el inglés de Carlos Tevez es claramente un error.

Otro caso llamativo fue el de Sense8, con actores de diversas nacionalidades hablando mayoritariamente en inglés tramas ubicadas en países como Corea del Sur o Alemania. Las hermanas Wachowski se defendieron diciendo que la serie quería obtener «un lenguaje universal del espectador» (que, oh casualidad, resultó ser el ingles). Intentaban que la comunión entre esos personajes de diferentes zonas, lleve naturalmente a una comunicación más allá de las palabras. Una linda manera para justificarse ante tamaña apropiación cultural de poner a todo el mundo hablando ese idioma como si fuese el único existente.

Sí, hay casos donde se incluyen otros idiomas y de la manera correcta. En Jane the Virgin de CW, por ejemplo, el español suena como debe ser gracias a un equipo de amplia procedencia hispana. Algo que también destaca en gran parte de Narcos (lo de «gran parte» lo digo por esa «pequeña parte» del desafortunado portuñol de Wagner Moura).

the americans hablan en ruso

El ruso ha sido bien utilizado en The Americans, de FX, donde las escenas en Rusia se han realizado en lengua original utilizando subtítulos para el público del resto del mundo (con una salvedad: de ruso entendemos nada, y muchos han criticado que la forma de hablarlo no fue tan correcta como imaginamos).

Da un aire de autenticidad a la audiencia de habla inglesa, autenticidad que puede no percibir en un nivel consciente: hay un nivel de realismo que sientes en tus huesos.

Dice el creador de la serie Joe Weisberg. Tal vez «semejante atrevimiento» se deba a que su poca masividad se lo permitía, cosa inaceptable en otro show similar pero con muchísima más audiencia como Homeland, donde los rusos hablan inglés (aunque cedámosle el mérito de sí jugarse con idiomas de oriente medio).

Al rodar en otros países, un factor decisivo es el equipo técnico, pues por lo general se traslada solo al elenco y las figuras centrales de la producción, contratando personal local para el resto de los roles.

Counterpart, ubicada narrativamente en Berlín aunque con mayoría de personajes no alemanes, ha dado que hablar por su uso central del inglés y espantoso uso del alemán cuando se habla tal idioma, siendo que parte del rodaje se realizó en esa ciudad (aunque mucho de lo que vimos fue en estudios de USA). Si se rodó entre verdaderos hablantes de alemán, ¿a nadie se le ocurrió decir «así no se habla»? Supongamos que es producto de una deformación ocasionada por las dimensiones paralelas.

El rodaje en el exterior no fue impedimento en la serie de Netflix Gul (recomendada aquí), realizada en India. Fue creada por Patrick Graham, hombre occidental que pese a trabajar en la industria cinematográfica hindi, no sabe hablar ese idioma.

Tuve que asegurarme de que hubiera personas a mi alrededor en el set que podían supervisar la entrega de las líneas de los actores y me informaban sobre la entonación. Nos preparamos para la barrera del idioma y creo que lo superamos ampliamente.

Demostrando que, a veces, las barreras idiomáticas no son tan divisorias como podría parecer. Puede decirse que esto juega en contra de Chernobyl y sus realizadores rodando en Lituania, pero en este caso el equipo detrás de cámaras también es inglés, de Sky y la rama europea de HBO, por lo que rodar en ucraniano resultaba impensable desde el vamos.

Los expertos comentan que el público norteamericano (ese que, a fin de cuentas, es del cual se desprenderán los ratings y definirá si un programa se mantiene o no) sigue poniendo resistencia al diálogo extranjero. Por suerte, la necesidad de capitalizar otros mercados está llevando a una apertura que tarde o temprano va a romper con el inglés como idioma homogéneo. Pero para eso todavía falta un largo camino por recorrer, y debemos prepararnos para la nueva producción conjunta de HBO y Sky, Catherine The Great, con Helen Mirren como la emperatriz rusa, miniserie ambientada en la Rusia del siglo XVIII, pero hablada en ingles.

¿Es menos realista Chernobyl por ser hablada en inglés? ¿Acaso no es nuestra imaginación la que se apropia de la experiencia audiovisual, aceptando como verdaderos algunos elementos que sabemos muy bien que no lo son? Que funcione o no el pacto tácito entre realizador y espectador, ese que nos lleva a aceptar lo visto en pantalla como una verdad posible, es quien en definitiva tendrá la respuesta.


Chernobyl se emite los viernes a las 21hs en HBO Latinoamérica

Todos los episodios disponibles en HBO GO y Cablevisión FLOW


 

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Series

Trending

Arriba