Conectate con nosotros

Las series más ridículas de la historia

Series

Las series más ridículas de la historia

¿Que todo tiempo pasado fue mejor? Al menos con estos ejemplos, pareciera que eso no aplica al ciento por ciento en cuanto a series de TV: les presentamos shows con argumentos tan absurdos que no nos entra en la cabeza cómo alguien -con dos dedos de frente- aprobó sus salidas al aire. Son las series más ridículas de la historia, para que aprecien o disfruten con más ganas las que tienen hoy a disposición.

Las series más ridículas de la historia

Manimal

manimal series bizarras peores series

Puede que la recuerden pues se hizo extremadamente popular pese a que solo se emitieron 8 episodios antes de ser cancelada. Emitida por NBC en 1983, seguía al Dr. Jonathan Chase (Simon MacCorkindale), quien gracias a una técnica africana aprendida de niño (?) puede convertirse en cualquier animal. Como en el 90% de la TV de los ochenta (bueno: ¡y de ahora también!) utilizaba esa “habilidad” para luchar contra el crimen. El tema es que el presupuesto era escaso, por lo que siempre se convertía en los mismos animales y muchas veces la transformación era fuera de cámara. Es que a veces no ver es la mejor opción.

The Flying Nun

Sally Field (no la culpen, todos tienen que empezar en algún lado) era la Hermana Bertrille, una monja que pesaba algo así como 40 kilos. Al llevar una gran toca en la cabeza, resulta que… lean con atención… podía volar si la brisa era lo suficientemente fuerte. Con ese don (?) se dedicaba a ayudar a los necesitados.

Bosom Buddies

Bosom Buddies series más bizarras

Dos jóvenes solteros y creativos publicitarios deben buscar un lugar para vivir cuando pierden el departamento donde habitaban. No tienen mucho dinero y solo les alcanza para pagar un edificio exclusivo para mujeres. Y pasa lo obvio: se disfrazan de mujeres para poder alquilarlo y vivir allí, con todas las enredadas situaciones de género típicas al verse entre damas que no se dan cuenta de que son hombres. Duró dos temporadas antes de ser cancelada, pero si algo bueno dejó es que de aquí salió uno de los mejores actores de la historia: Tom Hanks era uno de esos muchachos (el otro era Peter Scolari) y algunos productores vieron que el pibe tenía algo de talento, dándole otros roles en comedias como Taxi o Family Ties, hasta que le llegó el protagónico en Splash.

The Ugliest Girl in Town

series más ridículas de la historia

Y siguiendo con una temática igual de ofensiva hacia las mujeres, encontramos esta comedia cuyo título ya no es demasiado agradable que digamos. La chica más fea de la ciudad es en realidad… si, adivinaron, ¡un hombre! Resulta que un día, Timothy (Peter Kastner), se vistió de dama para ayudar a su hermano en un trabajo de fotografía, fotos que son enviadas a un agente de modelos que cree estar viendo a una mujer. Le ofrece un trabajo a ella (que es “él”) consistente en viajar a Inglaterra a modelar, lugar al que justo viajará la actriz de la cual Tim está enamorado, por lo tanto acepta ir vestido de mujer pues es la única manera de estar con ella. El argumento hace agua por donde se lo mire, se emitió en 1968 por ABC, dándose 17 de los 20 episodios grabados. Al rodarse en Inglaterra, los derechos eran allí de ITV, pero cuando vieron el producto terminado dijeron ¿¡qué diablos es esto!? y jamás la emitieron.

Heil Honey I’m Home!

series polémicas Heil Honey I’m Home! series hitler

Una de esas sinopsis que con solo leerlas no se puede creer que alguien haya aprobado su realización. Es que si bien para la comedia no debería haber tabúes, un poco de sentido común a veces viene bien para saber que algo no va a andar. La sitcom inglesa tenía como protagonistas a unos ficticios Adolf Hitler y Eva Braun viviendo una tranquila vida en un departamento de los suburbios de Berlín. La apacible existencia de la pareja se ve rota cuando reciben nuevos vecinos: una pareja de judíos. Imagínense cualquier sitcom de vecinos tratando de relacionarse, llevándose mal, con risas pregrabadas… pero protagonizada por el ser más siniestro de la vida real. Un  solo capítulo duró al aire, fue acusada, entre otras cosas, de trivializar el nazismo.

The 100 Lives of Black Jack Savage

The 100 Lives of Black Jack Savage series de los ochenta y noventa

Transmitida por NBC en 1991 y producida por Disney Studios, relataba la historia del fantasma de un pirata que se une a un estafador de Wall Street para salvar 100 almas. Es que creen que haciéndolo pueden salvar sus dos almas atormentadas por todos los daños que han cometido durante sus vidas. ¿Cómo se conocen estos dos personajes? En un castillo en Puerto Rico, al cual el estafador huye pues es la única propiedad que ha quedado a su nombre, lugar donde el fantasma está atrapado (por lo que los lugareños creen que está encantado). En sus aventuras, mientras el pirata elude a unas criaturas sobrenaturales que pueden llevarlo al infierno, el estafador debe evitar a los agentes del gobierno. Todo a bordo de una lancha de alta tecnología en la cual huyen. Obviamente no llegaron a salvar las 100 almas porque a los 7 capítulos la cancelaron.

My Mother the Car

serie My Mother the Car

Por el título se imaginarán de qué va. Es la historia de la relación entre un hombre y su madre que ha reencarnado en un automóvil. Así de simple, así de increíble: el tipo (Jerry Van Dyke) es un fiscal felizmente padre de dos hijos, cuando compra un viejo vehículo descubre que su madre fallecida ahora puede comunicarse con él a través de la radio. Quizás esto les suene pero no porque hayan visto este show de 1965, sino porque fue parodiada en un capítulo de Los Simpson (The Simpsons Spin-Off Showcase, o El repertorio de refritos de Los Simpson, S08E24, aunque sin auto y con la máquina de amor de Moe).

Cop Rock

Tiene en su haber el ser uno de los mayores fracasos en la historia de la TV (como te contamos ACA). La serie de ABC del año 1990 tuvo la nada brillante idea de mezclar la típica serie policial y de juicios… ¡con musicales! ¿Qué? Cómo leen: era un procedimental de los que abundan, con la particularidad de que en medio de las investigaciones los policías se ponían a cantar como si estuviesen en Broadway, o los imputados y jueces bailaban en medio del tribunal, con pianos que aparecían misteriosa y ridículamente. Pero no era una comedia, intentaba ser un drama. El drama fue para el canal que la levantó sin terminar la primera temporada pese a que cada episodio les costaba una fortuna, pues apostaron ciegamente a la serie viniendo de Steven Bochco, creador de exitazos como Hill Street Blues o NYPD Blue, a quien la idea le debe haber venido a la mente en medio de una borrachera. De otra forma no se entiende.

Continuar Leyendo
Te recomendamos
Click para comentar

Deja un comentario

Más en Series

Arriba