Conectate con nosotros

Alta Peli

Series que no son originales de Netflix (aunque digan lo contrario)

Series

Series que no son originales de Netflix (aunque digan lo contrario)

Series que no son originales de Netflix (aunque digan lo contrario)

Como ya muchos se habrán dado cuenta, además de las series que produce exclusivamente Netflix, se presentan en la plataforma otras que tienen su sello en la portada (y al inicio de cada capítulo), pero que algunos sabemos pertenecen a otras casas productoras. La realidad es que a aquella etiqueta podríamos llamarla “engañosa”: pasaremos a hablar de esas series que no son originales de Netflix.

Ponele la N a todo: Series que no son originales de Netflix

Hay más de 30 títulos (y sumándose día a día) que figuran con la marca del gigante del streaming cuando en realidad no fueron creados por ellos. Algunos ejemplos son The Good Place, You, The Sinner, River, Scream, Orphan Black, Shooter y Better Call Saul, entre muchos otros.

series que dicen ser de netflix pero no son de netflix

La razón principal de que esto suceda es que la plataforma adquiere licencias sobre los programas o sobre el derecho de transmisión de los mismos, que son muchas veces exclusivos dentro de la región seleccionada (en este caso, Latinoamérica). Esto genera que las series que son transmitidas tradicionalmente en la TV de determinado país de origen, lleguen a nosotros mediante el formato streaming y solo dentro de esa plataforma.

Por eso se toman la libertad de ponerle su sello a series series que no son originales de Netflix, que no fueron creadas por ellos: porque oficialmente no hay otro lugar donde se puedan ver. Better Call Saul es de AMC, Orphan Black fue creada por BBC América, The Good Place es de NBC, Nightflyers es de Syfy, Titans es de la flamante DC Universe, y así los ejemplos continúan. Todas tienen el Netflix Original incrustado, aunque ellos solo las compraron para emitirlas.

De manera diferente, Amazon Prime Video suele rotular como “Serie exclusiva” en vez de “Serie Original” al material que no es producido por ellos, algo un poco más realista. Claro que no lo hace con todas, se ve que el “original” vende más.

También existen casos como Black Mirror, Gilmore GirlsLa Casa de Papel o pronto Lucifer, que son producciones que comenzaron en una determinada cadena pero, al ser discontinuadas, fueron adquiridas por Netflix para producir más temporadas en el futuro, las cuales sí pasan a ser material original.

Hasta se han dado el gusto de cambiarles de nombre, como ocurrió con Lovesick, comedia que nosotros les recomendamos mucho antes de que llegue a Netflix (en esta nota) cuando pertenecía a Channel 4 y se llamaba Scrotal Recall.

La lucha con las cadenas

series que no son de netflix

Las estadísticas han revelado año tras año que las series más vistas en la plataforma no son las producidas por la misma, sino series de otras cadenas que podemos ver a través de ella.

Hace poco esto no importaba, pero en la actualidad algunos ejecutivos de esos canales están resentidos por el hecho de que sus propios programas de televisión son los que ayudaron a convertir a Netflix en el gigante que es hoy, a tal punto que está desplazando a la televisión tradicional y, por consiguiente, a las cadenas de las cuales -al mismo tiempo- depende. Un ciclo bastante irónico, por cierto.

Algunos quieren seguir siendo relevantes ofreciendo sus propias plataformas modernas y digitales, por lo tanto se viene un aluvión de ellas. Pero por el momento es sabido que para dar a conocer alguna serie internacionalmente, basta con Netflix y su buena publicidad. Miren a You por ejemplo, que pasó sin pena ni gloria por su cadena televisiva original (Lifetime), pero desde que llegó a Netflix se volvió tendencia en las redes y se calcula una audiencia de 40 millones de espectadores en apenas un tiempito. Tan mal le había ido en la tele que hasta la cancelaron: ni lerdos ni perezosos los ejecutivos de Netflix la compraron e inmediatamente la renovaron para una temporada 2, la cual ahora sí podrá tener el “Netflix Original” sin que genere molestias.

El problema es que, aunque consigan hacer más conocidos sus programas, al figurar como “original de Netflix” se olvida que también se emiten los capítulos en las propias cadenas (implicando de rebote caídas de ratings).

Los tiempos cambian y la gente ya no piensa “¿qué hay de nuevo en tal canal?”, sino “¿dónde puedo ver esta serie?”, sin importar su procedencia. Y, claramente, si está a un solo click de distancia en Netflix, lo demás deja de ser tan importante.

1 comentario

1 comentario

  1. piporga

    07/02/2019 en 23:46

    Por alguna razón Wakfu también es víctima de ese rótulo. Aunque increíblemente los capítulos para video que se ubican entre las temporadas 2 y 3 no tienen ese rótulo.

Deja un comentario

Más en Series

Trending

Arriba