Conectate con nosotros

Alta Peli

The Walking Dead 8×14: ¿¡Y ese helicóptero!?

Series

The Walking Dead 8×14: ¿¡Y ese helicóptero!?

The Walking Dead 8×14: ¿¡Y ese helicóptero!?

The Walking Dead 8×14 viene para oscurecer aún más la delgada linea que separa el bien y el mal entre la cual se encuentran los personajes, a la vez que nos da indicios de un posible nuevo arco narrativo.

The Walking Dead 8×14: Gotta Mean Something

Obviamente ¡Spoilers!

Comenzamos desde la perspectiva de Jadis. Un flashback nos muestra cómo sobrevivió al ataque de Los Salvadores en su territorio, cuando fingió estar muerta. En la actualidad, destrozada por los eventos y con Negan de prisionero, escucha el monólogo del líder explicando que él no tuvo nada que ver con la masacre y lo lamenta mucho. No le cree una palabra.
Más tarde Negan consigue iniciar una conversación con Jadis, al amenazarla con quemar fotos que aparentan ser valiosas para ella: de esta forma él le cuenta que su esposa Lucille lo ayudó en su vida, así como su bate lo ayudó después de la epidemia zombie, por eso lo nombró en su honor. Difícil es no simpatizar con «el malo» cada vez que habla de su difunta esposa y nos derrite.
De repente, la alarma del reloj de Jadis se enciende y todo se vuelve tensión: la lider chatarrera se abalanza sobre Negan para arrebatarle la bengala, justo cuando se escucha un helicóptero que se acerca. Pero la bengala se apagó y era necesaria para llamar la atención de los tripulantes, por lo que los planes de Jadis se ven frustrados.
Mientras, Negan le ruega que no destruya a Lucille: es lo único que le queda de su esposa y promete arreglar las cosas. Porque, aparentemente, en «el villano» se puede confiar más que en «el héroe».
Pero, ¿y ese helicóptero? Más adelante hablaremos de ello.

¿Se dan vuelta los papeles?

En Hilltop, Tara aparece en perfecto estado de salud, lo que demuestra que Dwight mantuvo sus buenas intenciones para con el grupo al atacarla con una flecha limpia, evitando que la infecten en el capítulo anterior (discutido previamente ACA). Pero Daryl insiste en mantenerse cínico al respecto. De paso, el hombre aclara el criticado agujero de guion sobre «por qué ahora se infectan cuando hasta hace unos capítulos se untaban en sangre y vísceras sin que eso ocurra». Simple: «no es como una mordedura, a veces no pasa nada«.
Por su parte, un Rick incapaz de leer las cartas que Carl dejó, le pregunta a uno de los pocos Salvadores que se quedaron en Hilltop si había algún lugar donde podrían estar. Al responderle, pide a nuestro protagonista que no mate más de lo necesario… Pero Rick lleva puesta su campera de corderoy, lo cual (hasta ahora) no viene siendo una buena señal para con su salud mental.
Mientras tanto, Morgan está decidido a ir solo en busca de los que escaparon de Hilltop. Antes de que logre irse, Carol pide acompañarlo. Obviamente, en el camino Morgan comienza con sus alucinaciones una vez más, está vez viendo a Henry repitiendo:
Tu sabes lo que es. Debías saberlo.
Así como en sus alucinaciones pasadas, ¿qué significa esto ahora? Todavía no está claro. Pero después de ver la escena, Carol le confiesa que lo acompañó para vigilarlo más que para buscar a Henry y a los fugitivos.
Una abatida Carol avista un zombie con el palo de Henry clavado en el estómago y, a pesar de saber lo que probablemente encontrará, trata de convencer a Morgan de ir en esa dirección. Pero él está agotado de ver gente morir y está decidido a ver el mundo arder. Por eso, al seguir su camino y encontrarse con Rick, no lo reconoce pues está fuera de sí. Una vez calmados, ambos acuerdan acabar con sus enemigos juntos: no duran ni dos minutos antes de ser capturados por sus propios fugitivos.
 
Una vez cautivos, Rick trata de convencer a Los Salvadores de que los liberen ofreciéndoles un lugar en sus filas… Porque la palabra de un hombre Debe Significar Algo (Gotta Mean Something). Pero esa campera de corderoy…
Algunos le creen, otros no. No importa, porque Morgan se pone a hablar/gritar unas palabras que atraen a una horda de zombies dentro de la guarida. Entonces, como acto de buena fe, un ex salvador los libera para combatir a los muertos juntos… Justo antes de que nuestros «héroes» los maten a todos. Porque la palabra de Rick ya no vale NA-DA.
Aquí se da algo que venimos viendo hace tiempo y me parece lo más interesante hasta ahora: la mutación de los protagonistas en el paso a paso de la historia. Rick antes era un hombre de palabra, pero después de la muerte de Carl (la gota que rebalsó el vaso) ya no es de fiar. En cambio, el villano que supimos odiar y queríamos/queremos muerto (Negan), demuestra ser un hombre de palabra, capaz de ver lo bueno en las personas y confiar en que mejorarán para seguir su camino.
La dicotomía de «¿quién es realmente bueno o malo?» es en lo que se estuvieron basando estas últimas temporadas. En The Walking Dead 8×14 podemos ver una especie de «punto de quiebre». No puedo negar que terminé el capítulo queriendo más a Negan que a Rick, cosa que hace menos de un año parecía imposible.

¡Está Vivo!

Del otro lado, Carol encuentra a Henry y admite que ella se equivocó al subestimarlo y darlo por muerto. Al volver a Hilltop, nuestra heroína le confiesa a Ezekiel que tuvo una hija (allá hace tiempo por las primeras temporadas), y que luego de que ella muera no hubo nada más. Sin embargo, logró encontrarse a sí misma estando en compañía con su grupo. Solo debe tratar de no perderse de nuevo.
Su momento emocional es interrumpido por la llegada de Morgan y Rick sin ningún sobreviviente. El primero chequea que Henry sea real y no una alucinación antes de confesarle que mató a los hombres que asesinaron a su hermano. El niño, que ya aprendió la lección, le pide disculpas, pero Morgan ya está más allá de la cordura.
Finalizamos el capitulo con Jadis guardando sus cosas en su guarida y armando una valija (¿¡De dónde salió la valija!?) lista para marcharse, probablemente junto a la gente del helicóptero. Al mismo tiempo, Negan va por la carretera: antes de llegar a El Santurario, levanta a alguien o algo en la ruta, pero no nos dejan ver qué es.
Daryl y Rosita ven el arsenal de balas que está construyendo Eugene para Los Salvadores y planean asesinar al cerebrito.
Después de todo este lío, Rick se siente preparado para leer la carta que su hijo le dejó, pero no sabremos qué dice hasta el siguiente capítulo.

¿¡Un helicóptero!?

Al parecer The Walking Dead 8×14 nos trae la posible apertura de un nuevo arco narrativo en la trama, del cuál venimos viendo un par de señales:

  • En el episodio 8×10, antes de la masacre provocada por Simon, este le pregunta a Jadis para qué son el helipuerto y los paneles solares detrás del depósito de chatarra, a lo que la chatarrera no quiso responder. Sin embargo, se nota claramente que el personaje de Pollyanna McIntosh sabía de la frecuencia de el/los helicópteros. Además, los más atentos espectadores han avistado al vehículo volando en el fondo de episodios anteriores.
  • La teoría que más fuerza está tomando en base a esta situación, es una que involucra al Nuevo Orden Mundial (New World Order), una suerte de agrupación militar que hace poco se introdujo en la portada de la próxima entrega de los comics de Robert Kirkman, destinada a proteger la comunidad de Commonwealth.
  • Con la llegada de Georgie en el episodio 8×12, se abrió la posible puerta a a esta comunidad y su avanzado modo de vida. También dedujimos, por su modo de ser, que siempre estuvo bien protegida y que cuenta con tecnologías que ningún otro grupo tiene actualmente.

EPISODIO ANTERIOR 

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Series

Arriba
Salir de la versión móvil