Conectate con nosotros

Alta Peli

Tienen que ver Ted Lasso: la serie que el 2020 necesitaba

Series

Tienen que ver Ted Lasso: la serie que el 2020 necesitaba

Tienen que ver Ted Lasso: la serie que el 2020 necesitaba

Crítica de Ted Lasso: serie de comedia de Apple TV+, centrada en el mundo del fútbol, creada y protagonizada por Jason Sudeikis.

Nadie duda de que el 2020 es un año nefasto por donde se lo mire. ¿Qué mejor para paliar tanta oscuridad que un poco de optimismo? La serie de Apple TV+ es el happy place que están necesitando: tienen que ver Ted Lasso, con Jason Sudeikis, y en la presente nota les diremos por qué.

De qué va

Es la historia de un entrenador de fútbol americano universitario, contratado para dirigir a un equipo de fútbol profesional en el Reino Unido, a pesar de tener cero experiencia en ello. Ted Lasso (Jason Sudeikis) se muda así desde Estados Unidos a Inglaterra, donde se instala para hacerse cargo de Richmond, un club que no está pasando su mejor momento profesional en la Premier League.

Sí, suena a esas sitcoms que abundan y quizás pensarán que está repleta de chistes y risas ante lo inverosímil de una premisa tan simple como poco probable. ¿Y saben qué? No podrían estar más equivocados, porque la serie esquiva (o más precisamente gambetea, ya que estamos hablando de fútbol) todos esos lugares comunes.

Por qué ver Ted Lasso

Lo esperable era una comedia donde reine la ineptitud de un hombre que se pone al frente de un deporte del que apenas conoce que la pelota es redonda. Sin embargo, Sudeikis y el cocreador del show Bill Lawrence (Scrubs, Spin City) optan por hacer todo lo contrario. No están interesados en la risa fácil ni en hacerse los graciosos en cada escena: apuntan a crear personajes posibles dentro de lo inverosímil, seres queribles y profundamente humanos con los cuales resulta imposible no empatizar.

A fuerza de una construcción de personajes maravillosa, donde cada uno tiene pequeños pero potentes arcos argumentales propios, el show transitará la aventura de un equipo evitando el descenso, usando un elemento clave: no importa ganar o perder, solo importa el recorrido estando juntos, luchando como un equipo unido, aceptando fallas y diferencias. Ese es el quid de la serie. Con buena onda y sinceridad como bandera, se despega de ser «una serie graciosa sobre deportes» para resultar un producto implacablemente esperanzador.

Ted Lasso, posiblemente el hombre más bueno y copado sobre la faz de la tierra, transmitirá su optimismo a quienes lo rodean, incluso a los «villanos» de la serie que tampoco podrán escapar de su halo de carisma.

No es una serie perfecta ni se esfuerza por serlo. Sus posibles fallas o agujeros de guion son salteados confiando en que el espectador les seguirá el juego al entender que no es un show de gags ni carcajadas (que igualmente las habrá), sino que la idea central es que prime la posibilidad de redención, el triunfo de los buenos. Nos invitan a ser cómplices de una ficción blanca, sin golpes bajos, donde la bondad es todo lo que se necesita para salir adelante.

Algunos quizás ya conozcan a este personaje de Sudeikis, pues fue creado en 2013 para unos divertidos videos promocionales de NBC Sports. Ahora, el ex Saturday Night Live lo retoma en formato serie, despojándolo de la inutilidad y desfachatez original para convertirlo en el hombre que todos querríamos en nuestro equipo.

El triunfo de la simpleza

El gran mérito de Sudeikis es evitar también algo en lo que era sencillo caer: que Ted sea una caricatura del héroe bonachón y comprensivo. La calidez que le imprime al personaje es tal que desborda de matices. Esto es acompañado por un guion que no escatima en motivaciones y justificaciones creíbles: ¿por qué un club profesional contrata a un ignoto en ese deporte? ¿por qué él acepta? ¿por qué los malos hacen lo que hacen? Todo tendrá su respuesta. Así, nos encontramos con un producto que no intenta engañar a nadie.

No hay grandes dramas ni tampoco risas impostadas, es el triunfo de una narración simple, recordándonos que a veces para construir un relato serial no hacen falta giros todo el tiempo, sino solamente construir buenos personajes y dejarlos crecer andando.

En ese sentido, también destacan los personajes femeninos que podrían estar metidos a la fuerza en una serie «de hombres».

Hannah Waddingham y Juno Temple, las mujeres de Ted Lasso

Así como hiciera la noruega Heimebane, las mujeres formarán parte de este mundo sexista sin sentirse una «necesidad de cumplir» con normas inclusivas o demográficas. Hannah Waddingham (Sex Education), como la dueña del club, y la siempre correcta Juno Temple tienen arcos interesantísimos que apuntalan al de Ted y su irregular equipo de perdedores.

En conjunto, a pesar de algunos tropiezos que afectan a que encuentre rápidamente su ritmo, el balance es más que positivo. Es una serie que evita los personajes unidimensionales a los cuales estaba destinada por género, que se eleva a pura amabilidad y sensibilidad, haciéndonos hinchar por Richmond como si de nuestro equipo favorito se tratase, obligándonos a acompañar a sus miembros en los buenos y malos momentos que el deporte (y la vida) les tienen preparados. El Ted Lasso de Jason Sudeikis desborda corazón y es el momento justo para aprovecharlo.

Pueden ver Ted Lasso en Apple TV+. Ha sido renovada para una segunda temporada.


Visiten otros «Tienen que ver…»: QuizThe Good Place Rick and MortyModern LoveFleabag – Y hay muchos más.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Series

Arriba
Salir de la versión móvil