fbpx
Conectate con nosotros

Alta Peli

Tienen que ver The End of the Fucking World, adorables psicópatas

the end of the fucking world

Series

Tienen que ver The End of the Fucking World, adorables psicópatas

Tienen que ver The End of the Fucking World, adorables psicópatas

La nueva comedia (¿comedia?) que nos acerca Netflix presenta a dos adolescentes en un viaje de autodescubrimiento repleto de oscuridad y malas decisiones. Dos niños pasando a la adultez, conociendo el amor, mientras siembran un caos del cual les va a resultar imposible escapar. Tienen que ver The End of the Fucking World (The End of the F***ing World) y en Alta Peli les decimos por qué.

¿De qué va?

James está convencido de que es un psicópata y, a primera vista, pareciera que tenga razón. Conoce a Alyssa, una muchacha que solo desea huir de su hogar. James, habiendo ya matado todo tipo de animales, decide pasar a mayores: va a matar a Alyssa; planea hacerlo en algún momento del viaje que emprenderán juntos para escapar de sus tristes vidas.

Durante ese viaje se irán topando con diferentes sucesos, cometiendo juntos muchos errores, cruzándose con personajes horribles que solo consiguen que vayamos queriendo cada vez más a la parejita protagónica. Mientras tanto, para el mundo van transformándose en una pareja de asesinos peligrosos a los que hay que detener de manera urgente.

Por qué ver The End of the Fucking World

Es raro encontrar una comedia tan difícil de encasillar, violenta, y hasta a veces repulsiva. No esperen risas ni momentos agradables; sí esperen encariñarse con esta improbable pareja que emprende un raid delictivo digno de las grandes road movies del cine. Es imposible escapar del siniestro encanto de estos niños devenidos en delincuentes. A medida que vayamos conociéndolos, sabiendo de su pasado, observando los sentimientos que expresan en acciones pero que se contraponen a lo que verdaderamente piensan (algo que una acertadísima voz en off se encarga de remarcar), James y Alyssa con sus miles de defectos e impulsos logran invertir las sensaciones que al inicio tendremos para con ellos.

La serie llega a nuestras tierras por Netflix, con el «Netflix Original» estampado en la entrada, pero en realidad es una serie inglesa de Channel 4 estrenada en noviembre de 2017 en el Reino Unido. Y ya decir Channel 4 es sinónimo de que no estamos ante una serie del montón. La cadena se ha destacado por presentar producciones arriesgadas tanto narrativa como visualmente: desde MisfitsMy Mad Fat Diary, pasando por Utopia o Black Mirror, el distintivo sello de calidad es clarísimo. The End of the Fucking World sigue por ese camino y sorprende con una puesta que rebosa actitud, una gran dirección de fotografía y una elección maravillosa de la banda sonora.

ver The End of the Fucking World serie inglesa netflix the end of the fucking world

Otro de sus grandes aciertos es el casting. Alex Lawther y Jessica Barden simplemente están perfectos en sus roles, la química entre ellos estalla y no se me ocurre que otros adolescentes puedan captar mejor la esencia destructiva, nihilista e ingenua de sus rotos personajes. Alex ya había brillado en Black Mirror (es el niño de Shut Up and Dance, también fue el pequeño Alan Turing en The Imitation Game), Jessica había sorprendido en Penny Dreadful; juntos son inquietantemente adorables, unos perfectos Bonnie and Clyde en miniatura. También destaca el trabajo, hacia mitad de temporada, de Gemma Whelan (Yara Greyjoy en Game of Thrones) como una de las oficiales encargada de perseguirlos.

La serie está basada en un cómic de Charles Forsman, el paso a la pantalla está a cargo de Jonathan Entwistle. El resultado es una serie sumamente interesante, no para todos los gustos ni apta para todo público, con un buen ritmo logrado gracias al constante cambio de perspectivas en la narración, el cual intercala el foco todo el tiempo entre ambos protagonistas. Esto permite conocerlos en profundidad, ayudando a amarlos al observar que -tras esos seres desagradables y solitarios- esconden una fragilidad real de la cual tratan de escapar como les sale, ayudándose mutuamente, descubriéndose uno en el otro en medio del desolador mundo en que les tocó crecer.

Un sórdido coming of age sumamente potente, con apenas 8 episodios de 20 minutos que te los ves en una tarde y piden a gritos continuidad (aunque si hubiese cerrado como cierra, tampoco me enojaba).


Visiten otros “Tienen que ver…”: The AlienistBron/BroenHappy Valley – LiarManhunt: UnabomberThe FallUnReal – Y hay muchos más.


 

1 comentario

1 comentario

  1. Pablito Miranda

    08/10/2019 en 15:55

    La noté como una serie con una onda Indie que me llamó demasiado la atención. Espero con ansias su segunda temporada.

Deja un comentario

Más en Series

Trending

Arriba