fbpx
Conectate con nosotros

Alta Peli

Tienen que ver The Vow: sectas y esclavas sexuales en HBO

ver the vow

Series

Tienen que ver The Vow: sectas y esclavas sexuales en HBO

Tienen que ver The Vow: sectas y esclavas sexuales en HBO

Ver The Vow, crítica de la polémica serie documental de HBO sobre sectas, específicamente la secta de esclavas sexuales NXIVM liderada por Keith Raniere.

Al ver The Vow, nuevo documental de HBO, nos topamos con un exhaustivo material que devela cómo operan las sectas modernas aparentemente alejadas del misticismo.

En 2017 y tras varias denuncias, un culto de Estados Unidos con miles de seguidores comparado con la Cienciología y conocido como NXIVM (se pronuncia «Nexium»), fue puesto en la mira de la Justicia luego de que el NY Times lanzara una nota en donde se hablaba de tráfico de mujeres, abuso físico y psicológico, estafas y amenazas, entre otros delitos.

Esta secta con estructura piramidal que se publicitaba como una organización de autoayuda, había sido fundada en 1998 en la ciudad de Albany, Nueva York, por Keith Raniere, un encantador de serpientes considerado niño prodigio, que ostentaba un IQ récord de 240 y se había graduado como licenciado en matemáticas, biología y física. Sus miembros en general eran personas exitosas en lo suyo, algunos vinculados con la vida artística hollywoodense, empresarial, política y hasta de la realeza, que sentían cierto vacío emocional que les impedía alcanzar sus expectativas. Entre estas celebridades se encontraban la actriz Allison Mack, famosa por su papel de la mejor amiga de Clark Kent en la serie Smallville, que logró convertirse en socia íntima del líder. A todos ellos, Raniere los persuadía ofreciéndoles hallar la felicidad y explotar su potencial humano siguiendo un sistema de múltiples cursos que les ayudaría a derribar sus traumas y miedos más profundos.

Unos meses después de la noticia, la Justicia abrió una investigación federal que terminó con el arresto de Raniere y su mano derecha, Mack, acusada de reclutar mujeres que eran marcadas con hierro caliente en la piel como esclavas e inducidas a tener relaciones sexuales con Keith.

ver the vow

¿De qué va The Vow?

Lo que nadie sabía es que los (por ese entonces) miembros de la secta habían documentado tan exhaustivamente todos los métodos de manipulación, lavado de cerebro y chantaje del líder y su círculo interno a lo largo del tiempo. Gracias a la existencia de este material es que surge el nuevo documental de HBO.

La serie narra a través de 9 episodios de una hora el proceso de desvinculación en 2017 de ex víctimas de la organización criminal de Raniere (apodado como «Vanguardia»), quienes tras largos años de control coercitivo pudieron «despertar» y denunciar lo que estaba ocurriendo con la ayuda de un importante registro fílmico y la grabación de todas las conversaciones telefónicas.

The Vow combina entrevistas con material de archivo y pruebas otorgados por los protagonistas de esta historia, introduciéndonos de lleno en la cocina de esta secta como pocos documentales lo han hecho. La cantidad de registros no es casual: Keith Raniere solía pedir a sus miembros, entre los que se encontraban directores de cine como el entrevistado Mark Vicente, que documentaran todos los cursos, seminarios y reuniones de NXIVM porque afirmaba que estaba forjando una organización revolucionaria que transformaría el mundo y debían existir recuerdos de ello para las futuras generaciones.

Si bien la serie comienza exhibiendo cómo era la estafa del sistema piramidal (donde cada ingresante debía aportar una importante suma de dinero y ascendía en la escala jerárquica según la cantidad de gente que reclutaba) así como la vida en comunidad, la personalidad carismática y persuasiva de Raniere y los tipos de actividades que se realizaban, con el correr de los episodios The Vow va raspando la superficie hasta llegar al punto álgido de la cuestión: el tráfico de mujeres y la perversa metodología de control y extorsión que Raniere y sus secuaces ejecutaban.

DOS: las esclavas de Raniere

Como ocurre con la mayoría de las sectas, las prácticas legales y atractivas que ofrecen, las cuales pueden ser tanto un curso de yoga como los programas de éxito ejecutivo de NXIVM, no son más que una cortina de humo que sirve para ocultar los diversos tipos de abusos y estafas que suceden a espaldas del resto.

En connivencia con el líder, la víctima-victimaria Allison Mack decidió fomentar una sociedad secreta bautizada como DOS (Dominius Obsequious Sororium), una mala traducción del latín que para ellos significaba “Dominio de las Acompañantes Femeninas Obedientes”. A las iniciadas se les decía que funcionaba como una hermandad de mujeres con el fin de apoyarse entre ellas y explorar sus misiones en el mundo. Sin embargo, DOS replicaba el esquema piramidal de la secta pero bajo una relación asimétrica y siniestra de poder, en el que unas se hacían llamar «amas» y otras «esclavas». Las amas eran quienes reclutaban a otras mujeres como esclavas, quienes con el tiempo podían reclutar también a su propio grupo de súbditas. Para poder ingresar al culto, la mujer debía otorgarle a su ama lo que denominaban «colateral«, esto es, una garantía de que mantendrían en secreto la sociedad. Aquellas garantías podían ser fotos desnudas, confidencias, cartas acusando falsamente de delitos a algún familiar o incluso los papeles de propiedad de su casa.

Una vez dentro de DOS, las víctimas debían permanecer las 24 horas del día a completa disposición de los pedidos de sus amas. En el caso de incumplir esta norma, eran castigadas con órdenes como darse una ducha de agua helada o mantenerse de pie sin moverse cierta cantidad de tiempo. También se aplicaba un estricto control de las calorías que consumían, puesto que Raniere tenía una obsesión con las mujeres delgadas y difundía entre ellas la creencia de que la comida era un camino fácil para desviarse de sus objetivos.

La relación ama-esclava alcanzaba un punto terrorífico cuando llegaba el momento del rito de la marcación: con un cauterizador, a las esclavas se las sometía a ser tatuadas a fuego cerca de la pelvis, como ganado. El símbolo tatuado en carne viva, que las amas sostenían que representaba los cuatro elementos terrestres, en realidad dibujaba de un lado las iniciales K y R del líder y del otro A y M, en alusión a Allison Mack, su esclava predilecta. Esto era The Vow (El Juramento), una prueba de fidelidad eterna hacia el amo supremo Keith Raniere.

¿Por qué ver The Vow?

ver the vow serie documental HBO sectas ver the vow

Si bien la suma de episodios puede parecer excesiva para un documental, lo cierto es que resulta muy rico en material de archivo. Abarca una cantidad significativa de relatos siniestros en primera persona que atrapan y dejan al espectador anonadado y con ganas de sumergirse más en este microcosmos.

El dúo de directores de Karim Amer y Jehane Noujaim (conocidos por sus documentales The Square y The Great Hack de Netflix), hacen un trabajo de recopilación intenso con el fin principal de explicar cómo personas, no necesariamente del tipo que consideraríamos vulnerables, llegan a ser seducidas por estas organizaciones laicas que operan por décadas con total impunidad, vendiéndoles lo que podría ser una imagen superadora de ellos mismos. Cabe destacar que muchos de los miembros, además de participar y endeudarse para pagar los talleres, debían dedicar gran parte de su vida a trabajar gratis para esta organización. Toda esa entrega en pos de lo que Keith Raniere definía, bajo una aparente base científica, como la construcción de una civilización humanitaria ética. Una oferta a simple vista atractiva para aquellos reticentes a las corrientes espirituales New Age que, sin embargo, terminan cayendo en las trampas del marketing detrás de los motivadores emocionales.

The Vow es un trabajo de investigación riguroso y digno de estudio; va mucho más allá de la red de tráfico sexual que conmocionó a los medios para alertar sobre los métodos de alienación, vigilancia y control que imperan en el universo de las sectas.

Pueden ver The Vow exclusivamente en HBO. La serie documental también está disponible en HBO GO y en Cablevisión Flow (abonados al pack premium)


Visiten otros «Tienen que ver…»: Jordskott – Borgen – Bron/Broen – The Miniaturist – The MiracleLiar – Y hay muchos más.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Series

Trending

Arriba