Conectate con nosotros

Alta Peli

Por qué creo que «Argo» se llevó el Oscar a la Mejor Película

argo

Sin Categoria

Por qué creo que «Argo» se llevó el Oscar a la Mejor Película

El Oscar es el sueño del pibe. A cualquiera le gustaría ganarse un Oscar, en lo que sea, pero ganárselo. Pero el premio de premios, el Oscar más atractivo, es incuestionablemente el de Mejor Película. Este premio suele ir al esfuerzo conjunto de una película donde todo es excelente y nada sobresale por encima de cualquier otra cosa. Pero hay gente que pregunta: ¿Qué el premio para aquel que vela por todo no existe ya y se llama Mejor Director?. Como cazzo se diferencia de Mejor Película cuando parece que son la misma cosa.

Au contraire, mis queridos lectores, aunque a simple vista parecen lo mismo, la diferencia reside en una cosa muy sencilla: Valores. A riesgo de sonar sentencioso, eso es lo que premia la academia, los valores, muchas veces del american way of life, casi siempre del mismo Hollywood. En su libro Aventuras de un Guionista en Hollywood, el consagrado guionista William Goldman entra en un sesudo análisis que, aunque no exento de un liviano tinte conspirativo, no tiene hoyos en su lógica. En dicha teoría se explaya sobre como en los Oscares entregados a la producción 1976, Rocky le ganó el Oscar a un film escrito por el: Todos los Hombres del Presidente.

Según Goldman, aunque ambas películas gozaban de buena critica ––aunque al film de Pakula le fue un poco mejor con los cronistas–– y buena taquilla, Rocky se alzó como la vencedora simplemente por el mensaje que transmite: “Que sin importar de donde vengas, o cuan bajo caigas, los sueños pueden hacerse realidad.” ¿Y digo yo no es esto lo que quiere transmitir los Estados Unidos y por ende Hollywood que año a año recibe aspirantes de todas partes del mundo por un lugar en las filas de la industria cinematográfica?. Comparemos esto con el mensaje de Todos los Hombres del Presidente: Que no se puede confiar en el gobierno, Que cualquier intento de la prensa por exponer la mala praxis de los funcionarios recibe un trato igual o peor que el de un enemigo en una guerra; en fin, el lado oscuro del más alto bastión de la democracia occidental al desnudo. Entre la luz de una y la oscuridad de la otra, no hace falta ser un genio para ver por qué la academia hizo lo que hizo.

Una película crítica y oscura sin un saldo positivo puede ganar todos los premios, pero su cielo, su límite, es Mejor Director. De querer aspirar al premio mayor, va a tener que demostrar el tener valores que trascienden lo simplemente cinematográfico. Aunque hay excepciones (La Malvada, Los Infiltrados, Sin Lugar para los Débiles) el consenso de la mayoría parece ser ese. No tenemos que remitirnos tan lejos para ver la vigencia de este concepto; el Oscar del año pasado basta. Hugo y El Artista eran dos películas que ensalzaban la nostalgia y el concepto de Cine como una fábrica de sueños. Pero no hay que olvidar lo que mencione al principio: El Oscar premia los valores del american way of life, sobre todo los de Hollywood. Hugo es una película norteamericana, pero ensalza los orígenes universales del Cine, mientras que El Artista es una producción francesa que ensalza las contribuciones norteamericanas al Cine. El film de Hazanavicius prevaleció por sobre el de Scorsese, a pesar de su nacionalidad, por simplemente transmitir los valores de Hollywood en una luz esperanzadora. Los que nos lleva al tema que nos compete.

El film de Ben Affleck a pesar de tener una gran contra como ser la falta de una nominación a Mejor Director, tenía una gran cosa a favor y es que el saldo final del film es, a grosso modo: Hollywood Salva el Día. Los gremios, los críticos y los cinéfilos se avivaron de esto y fue la potencia de ese mensaje y no tanto el “Perdón Ben” lo que le dio el cohete a la campaña de Argo para encumbrarse como lo termino haciendo.

Reconozcámoslo, a muchos nos gustan las películas de Hollywood, pero muchas veces, cuando nos enteramos de los entre telones, ya sea en joda o en serio, se retrata a esta comunidad como un montón de frívolos pretenciosos que se comportan como si estuvieran salvando al mundo con lo que hacen. Una imagen de la cual nos reímos y muchas veces, más seguido que no, para no llorar. Sin ir más lejos, Argo es uno de los mejores ejemplos que conozco donde se ríen de sí mismos en referencia a este tema. Claro ejemplo de esto es el primer encuentro del personaje de Ben Affleck con el de John Goodman, y este último, en reacción al plan de Affleck, le responde: “¿Así que querés venir a Hollywood, hacerte pasar por un grosso sin hacer prácticamente nada? Vas a encajar muy bien”

Argo, amén de ser una película de una realización impecable por donde se la mire, se llevó el Oscar a casa sencillamente por esto, por el mensaje que transmite: Estos frívolos, estos descerebrados, estos prepotentes que viven en su propia burbuja van a ser los que te ayuden a sacar a esa gente de ahí. En palabras de Bryan Cranston “La mejor mala idea que tenemos. Por lejos.”

Una clave de esto es cuando los trabajadores de la embajada le cuentan la trama de la “película” al personal militar del aeropuerto que no los quiere dejar pasar; una suerte de modernización de la historia de Scheherazade. “Mi historia es lo único que se interpone entre tú y una pistola cargada” diría el Tony Mendez de Ben Affleck. Toda película tiene una imagen que rectifica su tema, esta es la de Argo. El poder de la narración, el poder de la fantasía, demostrado como un verdadero poder puesto al servicio de una situación de vida o muerte. Si hay una película que reivindica al cine como algo más que un entretenimiento, Argo es esa película.

Las películas, las buenas películas, son siempre algo más que su trama. Ese “algo más” es lo que las hace prevalecer en el recuerdo del espectador. Por lo que me vuelvo a remitir al precepto que propone el film, “Hollywood Salva el Día”. En esta realidad saturada de sombras y desesperanzas no puedo evitar reflexionar sobre la siguiente cuestión: ¿No es eso lo que trata de hacer el cine todas las veces que acudimos a verlo?

 

1 comentario

Más en Sin Categoria

Trending

Arriba
Salir de la versión móvil