Conectate con nosotros

Alta Peli

Terror: El miedo en el cine

Sin Categoria

Terror: El miedo en el cine

Como la mayoría de la gente sabe, uno de mis géneros preferidos es el terror. Y como director/escritor, siempre que quise contar una historia de terror, no solo me planteé que me asuste a mí, sino también, que asuste a la gente. Más específicamente a los argentinos, que no es lo mismo que asustar a un yanqui, por ejemplo. ¿Qué nos asusta? Personalmente les puedo decir que salvo contadísimas excepciones, no me interesan ni asustan películas de terror que no tengan un componente sobrenatural o paranormal (que no es lo mismo). En una palabra, el chaboncito que corre minitas cuchillo en mano, y todos sus derivados me hacen bostezar.

Miedo en el cine

El género, a la hora de asustar, está en una indisimulable INVOLUCION. Los efectos especiales y visuales no alcanzan para asustar. Algo clave en una película de terror. En parte por los «tiempos que corren» y en parte por la falta de ideas, hoy en día el género de terror casi no asusta. Y es grave, MUY grave.

No al efectismo!

Por supuesto que si me pones un plano vacío durante 5 segundos y de pronto salta un bicho y dice “BU!” me voy a sobresaltar! Pero eso no quiere decir que me asuste! El miedo se construye desde lo psicológico, desde una buena trama, llegándole al espectador por lugares realmente incómodos. Y acá es donde les recuerdo que esta columna es de OPINION, porque según mi opinión, cuanto más versado es el espectador, más difícil es asustarlo. A ver, eso no quiere decir que no disfrute de Freddy o Scream o las peliculitas de pibes huyendo de cuchillos que nombré más arriba. La paso bien viéndolas y justamente ese es el problema, que NO ME ASUSTO.

Los Clásicos

En el inconsciente colectivo, la gran mayoría de la gente que conozco dice haberse muerto de miedo con Pennywise, el payaso macabro encarnado por el genial Tim Curry. Yo considero que ese dicho es como cuando la gente dice sobre algún gol histórico “Si, yo estuve en la cancha”. ¿A qué voy? Yo vi IT a los 12 años y Pennywise no me causó ningún tipo de miedo ni piel de gallina, pero la película (o miniserie de TV, depende como la hayan visto) me ENCANTO. Son dos cosas MUY diferentes. Hoy en día, la gente dice que IT la asusta, pero yo no creo que sea tan así, como no creo que toda la gente haya visto ESE gol en la cancha. Es seguir la corriente. Por otro lado, si vamos para el lado de por ejemplo, Sexto Sentido, una película que NO ES DE TERROR, sino que es un dramón; si tiene pasajes que pueden llegar a asustar bastante, sobre todo porque se cumplen a rajatabla características que mucha gente siente ligada a la realidad. Yo escuche por lo menos de 5 personas que se fueron del cine porque “era demasiado parecida a la realidad”. Y ojo, no quiero abrir juicio de valor sobre experiencias paranormales pero es evidente que Shyamalan aquí hizo sus deberes. Otro clásico que podríamos nombrar es “El Resplandor” y aquí nos vamos acercando al meollo de la cuestión. Kubrik encara el cuento de King desde una locura aparente, con una especie de factor paranormal omnipresente y con escenas tan perturbadoras como bizarras. Y ahí nos acercamos a responder a mi pregunta inicial. Solo restaría nombrar otros dos clásicos para cubrir el espectro de pelis de terror; La llamada (The Ring), donde comienza a vislumbrarse la visión oriental del terror a lo desconocido y a lo incómodo. Tomemos el video en sí, que condena al que lo ve a una agonía de 7 días, es por demás perturbador, remitiéndonos DIRECTAMENTE a Un Perro Andaluz de Luis Buñuel. Nos saca de nuestro lugar de confort, ya que todos sabemos qué esperar en una película de terror, excepto ESO. Y llegamos a una de las precursoras de un género que hoy en día se está abusando de él; Blair Witch Project, con tantos adeptos como detractores. Blair Witch encara de la manera más Lovecraftiana la visión del cine de terror. En primera persona, vuelvo a repetir la frase y la reformulo para esta película. Blair Witch Project no asusta a alguien que en su vida jamás leyó un libro de terror, así de simple. Porque nos pone en dos lugares; primero en el de NUNCA ver a “lo otro”. Jugada inteligente. “Lo otro”, al nunca aparecer en pantalla, a medida que transcurre la película y se hace omnipresente y omnisciente, comienza a tomar la forma de los miedos de uno mismo como espectador. Y un espectador SIN IMAGINACION, no se asusta, porque “necesita ver”. Esa es la genialidad por ejemplo de Jason Vorhees en Martes 13: su cara esta oculta, pero el siempre está visible. El ser humano por definición TEME lo que no entiende. Blair Witch Project explota esta afirmación al máximo, dejando que sea el espectador el que de forma al miedo que habita en la película, y cuanto mayor sea la imaginación y el vuelo del espectador, peor será el terror.

La otra cosa a notar en Blair Witch Project, tomada luego por películas como Actividad Paranormal, Rec y demás, es el tema de la cámara en primera persona. Veamos esto un minuto con dos ejemplos: 1) Vemos al protagonista avanzar por un túnel oscuro, en semi penumbra y podemos llegar a tener miedo por lo que le pase. Podemos incluso asustarnos por su suerte y desgracia. Pero queda ahí, somos 3era persona, no tenemos compromiso PROPIO. 2) Ahora bien, pensemos la misma situación, pero esta vez, el personaje tiene una cámara en la mano y vemos lo que ve la cámara, que avanza temerosa por el túnel oscuro y cambia TODO. Porque ahora somos nosotros como espectadores los que avanzamos, el compromiso es diferente y el personaje está DETRÁS nuestro, sosteniendo la cámara. Y lo primero que pase, no le pasara a él, nos pasara A NOSOTROS. Por eso ésta cámara es tan efectiva. En este caso somos “la punta de la lanza” y al estar en una película de terror SABEMOS que algo nos va a pasar. El nivel de tensión cambia diametralmente. Por supuesto que hay películas donde “lo otro” tiene forma, y justamente es esa forma la que lo hace terrorífico, por ejemplo la primer “Alien”, única película de la saga considerada de terror, ya que la segunda es de acción y ciencia ficción, la tercera es un increíble thriller y la cuarta ni la nombro. En esta primera película, el terror viene por diferentes lados. Hay primero que nada que situarse en 1979, donde nunca antes la gente había visto algo como el Xenomorfo de Alien. Recordemos que en la primera no lo vemos bien y es algo tanto imparable como indestructible. Sin dejar la escena del “nacimiento”, por demás retorcida, sobre todo para los hombres, ya que ese nacimiento se da desde el cuerpo de un hombre, y es algo completamente adrede para sumarle terror a la escena. Es más, cuenta la historia que los actores no sabían qué iba a pasar exactamente, por eso sus caras de terror y sorpresa, y esa pausa de 2 segundos es genuina.

Tipos De Miedo

El género de Terror tiene muchísimos Sub-géneros, los cuales al menos para mí, asustan en mayor o menor medida. Pero repito no estoy hablando de cuán buena o mala es una película de terror, si no de cuánto ASUSTA. Por ejemplo, AMO las películas de Romero y adoro el género Zombie. Eso no quiere decir que me asuste. Lo mismo pasa con uno de mis ídolos del género, John Carpenter, cuyas películas de los 80´s – 90´s amo. Es más, considero que “En la Boca del Miedo”, su película mas Lovecraftiana es excelente hasta la escena final, donde lamentablemente (presumo que por decisión de los productores) muestra los monstruos de las profundidades, los cuales son irrisorios. Esa película, sin esa escena hubiera sido, al menos para mí, un 10. Entonces, dónde estamos con respecto al miedo. Hemos descartado al EFECTISMO, ya que solo nos da un susto sin sentido y efímero.

El miedo debe ser una construcción, un in crescendo donde algo oculto no nos es revelado, donde el interrogante se transforma en miedo. Nos tiene que sacar de nuestro lugar de confort y sobre todo no tiene por qué responder todas las preguntas. La raíz del miedo es inexplicable y es LO inexplicable. Si respondo a las preguntas, el miedo termina tal como termina la ilusión cuando un mago explica un truco. Por eso pega Blair Witch Project, porque la podes ver mil veces y nunca vas a tener respuestas. Ahí pega Actividad Paranormal, porque tampoco tenes respuestas y “lo otro” está por fuera del campo de visión. Como dije antes, hay excepciones a mi regla de “sólo me asustan cosas sobrenaturales”: Texas Chainsaw Massacre, Los Extraños o la primera de Martes 13 donde no hay sentido y el terror viene en forma de asesino implacable, imparable y sin razonamiento. Esa falta de razón es la que nos va a incomodar.

¿Dónde Vive el Terror?

Es muy fácil responder esta pregunta. Dentro de cada uno. Así de simple, no a todos nos asusta lo mismo, no a todos nos incomoda lo mismo. Si bien es cierto que cuanto más King, Lovecraft, Stoker, Bloch o Poe tenes encima, más difícil será asustarte. Pero aun así, el terror puede venir de lugares insospechados ya que los miedos propios de cada uno son muy íntimos. En definitiva, esta es mi manera de ver el terror en cine, es mi manera de asustarme en una butaca. Amo el gore, disfruto de un tipo destripando a otro, pero lo que realmente me asusta y me corta la respiración puede ser tan sutil como un cuadro vacío. Les recuerdo el último cuadro de Blair Witch Project en el cual Mike está mirando hacia un rincón, Heather llega con la cámara y recibe el último golpe. Los interrogantes que este cuadro levanta son infinitos, todos en unos cuantos fotogramas, ¿Por qué Mike está mirando al rincón? ¿Quién lo puso? ¿Por qué hace caso? ¿Qué vio? ¿Por qué no ayuda a Heather? ¿Qué mata a Heather? Y varios más… ninguno con respuesta y eso es lo genial… porque como dije, si el terror vive adentro nuestro, lo que una buena película de terror puede hacer es despertarlo, agitarlo y dejarlo adentro nuestro, para que cuando el proyector se apague, ese terror nos siga persiguiendo y no nos deje dormir.

2 Comentarios

2 Comments

  1. Sofia Tesino

    Sofi

    18/05/2015 en 18:06

    Lo más importante en una buena película de terror, además de apuntar a lo psicológico y no tanto a lo visual, es mantener la tensión constante en el espectador y no darles respiro, lograr que el miedo cave hondo y se quede ahí por mucho tiempo!

  2. fede

    03/06/2015 en 11:27

    Excelente nota acerca de un género del cual me considero fanático. Felicitaciones.

Deja un comentario

Más en Sin Categoria

Arriba
Salir de la versión móvil