Noticias

Un repaso por la ciencia ficción de fines de los ´90

Nota por el 14/06/2016
 

Hubo un efecto muy curioso que ocurrió con la ciencia ficción de fines de los ´90. “Matrix” (1999) llegaba para romper con todo. Con un concepto altamente original, efectos especiales que definieron una época y algo de filosofía barata en el medio, los hermanos Wachowski crearon una obra que pegó fuerte en todos los espectadores (y no sólo en los amantes del sci-fi). El éxito de Matrix fue tan devastador que incluso opacó a sobresalientes producciones del género que salieron más o menos al mismo tiempo. En Altapeli te contamos cuáles son.

the_matrix_alternative_film_poster_by_itsmesimon-d5wtztc

La ciencia ficción de fines de los ´90

El género de la ciencia ficción fue siempre uno de los favoritos del cine. Apela a la necesidad de creer en la existencia de algo más allá de nosotros. Intenta, a su modo, responder al eterno interrogante de “¿qué pasaría si…?”. Extraterrestres, realidades virtuales o alternativas, robots, viajes en el tiempo y guerras intergalácticas son algunos de los temas más recurrentes.

La segunda mitad de la década (año 1995 a 1999) fue muy especial para el sci-fi. Will Smith se disparó a la fama con “Día de la Independencia” (1996)  y “Hombres de Negro” (1997); Bruce Willis nos entretuvo en 1997 con “El Quinto Elemento”, un film futurista y pochoclero que mostraba a una hermosa Milla Jovovich, y él también nos voló la peluca con el ingenioso viaje en el tiempo que presenta “12 Monos” (1995). Mientras tanto, Sigourney Weaver volvía a la carga con “Alien: resurrección” (1997).

Sin embargo (y lamentablemente) “Matrix” fue el chico popular que hizo que otras  películas fueran arrojadas en el olvido, y el público popular no suele conocerlas. Igual que la cinta protagonizada por Keanu Reeves, estas 5 películas de fines de los ´90 plantean escenarios de realidades alternativas.

Veamos.

“eXistenZ” (1999)

Una de las grandes obras maestras de David Cronenberg: cinta rara y ligeramente escatológica. Una extraña mezcla de ciberpunk con una trama de realidades virtuales. Muchos fans comparan Matrix con esta obra que, si uno se pone a pensar, tiene bastantes similitudes. Sin embargo también tiene algunas originales diferencias. Lo más loco de esta propuesta es que la tecnología no es mecánica sino completamente metabólica. Si bien los efectos son discutibles, y hay algunos baches argumentales, entretiene e intriga. Para verla con mentalidad abierta (como toda película de Cronenberg).

Contacto (1997)

Basada en un libro de Carl Sagan, y protagonizada por Jodie Foster, la cinta plantea fuertes debates del estilo “ciencia vs. religión”, viajes en el tiempo y la existencia de extraterrestres. Pocas películas de ciencia ficción movilizan tanto como ésta. Es emocionante hasta el último momento y, particularmente, los últimos 15 minutos que no tienen desperdicio. Grandes actuaciones e impresionantes efectos especiales para la época.

Piso 13 (1998)

Esta película presenta un muy buen trabajo de ambientación, particularmente en las escenas de la década del ´30. La trama es bien intrincada y se va desenvolviendo en capas. El aspecto más interesante es que no sólo genera preguntas filosóficas sobre la tecnología, la realidad e, incluso, el alma, sino que además es un thriller negro muy entretenido. Ciencia ficción muy sólida.

Gattaca (1997)

“Gattaca” se apoya en temas éticamente serios y en una trama dramática en lugar de efectos especiales o explosiones. El soundtrack es para destacar y sorprende visualmente (de hecho, estuvo nominada en dirección de arte junto con Titanic). Pero sorprende todavía más con la ambientación “retro” que genera una sensación de restricción muy coherente con toda la historia. Es de esas películas para ver más de una vez porque hay mensajes sutiles que vale la pena captar.

Dark City (1998)

Con un aire de policial negro, esta pequeña obra maestra no da respiro. Las comparaciones con Matrix son inevitables (hay demasiadas similitudes). La historia es compleja y se va desollando con buen ritmo a modo de “thriller”. Es genial cómo se presenta un futuro completamente oscuro y desolado.

La película en sí tiene mucha filosofía y mensajes para debatir por horas. Muy original y con un final absolutamente impredecible para el momento. Una historia altamente recomendable para fanáticos del género.