Noticias

Un último trabajo: 5 grandes películas de atracos

Nota por el 28/11/2017
 

Las historias de complejos y arriesgados robos son una estampa del cine. Es un género que parece atemporal, emocionando hoy a la audiencia con la misma euforia que hace cincuenta años. ¿Pero cuáles son las grandes películas de atracos y estafas que no podés dejar pasar? En esta nota te mostramos cinco imperdibles.

Solo necesito un último trabajo

Las películas de atracos (o “heist movies” según su nombre en inglés) prometen el mejor atajo para alcanzar todos nuestros sueños: trabajando muy duro por una noche, y arriesgándolo todo, es posible quedar hechos de por vida.

Los argumentos de este tipo de historias son casi siempre los mismos: montar al grupo, elaborar el plan cuidadosamente y ejecutarlo.  Un robo armado, una ingeniosa estafa o un sagaz engaño. Todo vale.

Muchos de los más grandes directores de cine comenzaron sus carreras con estas heist movies: Stanley Kubrick (The Killing, 1956), Wes Anderson (Bottle Rocket, 1996) y Quentin Tarantino (Reservoir Dogs, 1992), por mencionar algunos.

películas de atracos

Por otro lado, directores de renombre se animaron a contar una buena historia de atracos y estafas a mitad de su exitosa carrera, ya sea para volarnos la cabeza (Inception, Christopher Nolan) o para hacernos morir de risa (Small Time Crooks, Woody Allen).

Las películas de atracos en el 2017

En lo que va del año han salido una buena cantidad de películas de atracos. Algunas fueron excelentes, como Baby: el Aprendiz del Crimen de Edgar Wright o Shimmer Lake, producida por Netflix. Otras, como La estafa de los Logan, lo último de Soderbergh, entretuvieron con lo justo.

Lamentablemente todo lo demás (Going in Style, Persecución al Límite y otras tantas más) resultaron ser tan olvidables como genéricas.

Por eso surge la pregunta: ¿cuáles son las que verdaderamente vale la pena ver? Estas son 5 películas de atracos que yo recomiendo.


The Italian Job (F. Gary Gray, 2003)

Lo que hay en juego: 30 millones en oro.

Una película super entretenida con todo un gran elenco detrás. Cuando Edward Norton traiciona a su grupo de ladrones profesionales, matando al líder y quedándose con todo el botín, el resto del equipo busca venganza. Ya saben lo que dicen sobre ladrón que roba a ladrón.

Una historia entre cómica y seria que rinde homenaje a la clásica película de 1969, pero creando un estilo propio. El giro acá es que los héroes le anuncian al villano desde el momento cero que piensan vengarse y robarle todo, el tema luego es ver cómo llevar a cabo el plan.

Flawless (Michael Radford, 2007)

Lo que hay en juego: una buena cantidad de diamantes en una bóveda.

Una gema escondida que me sorprendió en su momento. El personaje de Demi Moore queda intrigado por la posibilidad de realizar un robo aparentemente sencillo en su empresa, mediante un plan ideado por el portero nocturno, un carismático Michael Caine.

Esta película, situada en los años ´60, es de esas que te hacen sonreír al final por la originalidad del desenlace. Cierra todo de forma brillante y uno se siente satisfactoriamente engañado. Es genial cuando una historia tiene ese efecto. Inteligente y sofisticada.

Lock, Stock and Two Smoking Barrels (Guy Ritchie, 1998)

Lo que hay en juego: medio millón de libras y algunas armas muy valiosas.

Imposible no mencionar a una de las tantas películas de Guy Ritchie, uno de los grandes maestros de este género. Lock and Stock es su debut directoral y está lleno de bizarros malentendidos, violencia y, claro que sí, armas.

Un grupo de cuatro amigos (incluyendo al gran Jason Statham en su primer rol) se encuentran en  un aprieto al perder un juego de cartas contra el psicótico rey del porno. Para salir del problema, deciden robarle a unos gansters locales. La cosa no tarda en complicarse a niveles impresionantes.

The Town (Ben Affleck, 2010)

Lo que hay en juego: 3.5 millones de dólares.

Ben Affleck, Jeremy Renner, Jon Hamm y Rebecca Hall protagonizan esta historia que ya es un clásico del género. Argo pudo haber ganado a Mejor Película, pero fue The Town la que probó que Affleck tenía habilidades detrás de cámara.

Este film ultra violento tiene algunas de las escenas de acción más tensas y logradas que vi en películas de atracos. Y no da ningún tipo de respiro. El personaje de Affleck está desesperado por salir de su situación actual, y sus amigos del barrio de Boston le proponen un último trabajo para lograrlo.

Si todavía tienen dudas sobre los grandes dotes actorales de Jeremy Renner, vean esta peli. Ah, ¡y las máscaras de monjas fueron un gran toque!

Confidence (James Foley, 2003)

Lo que hay en juego: 150.000 dólares.

Me dejé para el final una favorita personal. Una película con un sospechoso parecido a Los Simuladores donde un grupo de estafadores realiza actuaciones para aplicar engaños y robos.

Es cierto que Confidence se apega a las convenciones del género y no se desvía demasiado del camino indicado por las reglas de oro de Hollywood. Sin embargo, se trata de una película sumamente divertida que tiene dos o tres giros astutos guardados bajo la manga.

Esta es una de esas historias llenas de traiciones, dobles traiciones y hasta triple traiciones, donde todos intentan ser más inteligentes que la otra parte y los espectadores no saben en quién confiar realmente. Dense una vuelta por el gran Dustin Hoffman, el canchero Edward Burns y la hermosa Rachel Weisz. Quédense por el sorprendente giro de tuerca final.


Por supuesto, desde clásicos como The Sting (1973), Dog Day Afternoon (1975) y Heat (1995) hasta historias modernas como Los Sospechosos de Siempre (1995), El caso Thomas Crown (1999) y hasta Fast Five (2011), hay mucho para elegir. ¿Cuál es tu película de atracos favorita? ¿Cuál otra agregarías a la lista? ¡Dejanos tu opinión!