Noticias

Versatilidad y encanto: 5 películas de James McAvoy

Nota por el 24/02/2017
 

Fragmentado llegó a nuestros cines demostrando que, a lo mejor, no todo está perdido para M Night Shyamalan. Aprovechando este gran estreno (y la vibrante interpretación de su protagonista) te mostramos 5 películas de James McAvoy.

5 películas de James McAvoy

Cabe la posibilidad de que estemos ante el gran regreso de Shyamalan al cine (luego de una buena cantidad de producciones fallidas) y en gran parte el director hindú se lo debe a su principal actor: James McAvoy.

Dotado de una amplia versatilidad en sus papeles, cuesta entender como McAvoy sigue siendo ninguneado por el medio cinematográfico en general, que este año lo excluyó de todos los premios. Lo cierto es que es uno de los actores jóvenes más camaleónicos de nuestra época, y estas son 5 películas de James McAvoy lo demuestran.

En Trance

Su personaje: Simon Newton

Este intrincado thriller psicológico de Danny Boyle, arranca con el sencillo robo de una pintura (Vuelo de brujas de Francisco de Goya), pero pronto se convierte en algo muy distinto. Es una historia introspectiva, psicológica y, por momentos, surrealista. Trance explora temas como la memoria, las relaciones, la manipulación y la confianza.

Acá James McAvoy logra una química innegable con Rosario Dawson y Vincent Casell. McAvoy se destaca como un simple trabajador de una casa de subastas que se ve envuelto en una situación imposible. Es una interpretación difícil por las temáticas que trabaja la película respecto al misterioso mundo de la mente.

El último rey de Escocia

Su personaje: Dr. Nicholas Garrigan

Película cruda si las hay. Basada en la novela homónima de Giles Foden, relata el drama del dictador ugandés Idi Amin a través de su médico personal, el doctor Nicholas Garrigan (James McAvoy).

Para nuestro actor, resultó ser una de las raras veces en las que su trabajo fue reconocido en varios premios internacionales (si bien Forest Whitaker se llevó la estatuilla por “Mejor actor” en los Oscars).

Starter for 10

Su personaje: Brian Jackson

Pequeña película indie británica con un interesante aire ochentoso. Brian (James McAvoy) es un joven apasionado por los juegos de “preguntas y respuestas”. Cuando finalmente ingresa a la Universidad, se une a un club que se dedica exactamente a eso… pero pronto descubre que la vida es algo mucho más complejo que un juego con una respuesta puntual.

McAvoy demuestra gran destreza para la comedia, aunque no podemos dejar de mencionar las pequeñas y brillantes apariciones de Benedict Cumberbatch en esta historia, quien se  roba cada escena.

X-Men: First Class

Su personaje: Charles Xavier

Imposible no destacar el rol que lo puso en la mira. Tanto McAvoy como Fassbender (respectivamente el Profesor X y Magneto) están sobresalientes, se ponen la película al hombro y la llevan tranquilos hasta el final. Juntos tuvieron una sinergia maravillosa.

X-MEN: First Class resultó ser un reboot satisfactorio, con varios guiños a los fans de la saga de X-Men y grandes momentos. La película se toma su tiempo para desarrollar a los personajes principales y cómo fueron separándose sus caminos. Al final queda claro por qué no pueden seguir juntos (y te duele un poco que sea así).

Filth

Su personaje: Bruce

Decidí dejar para el final la mejor película de James McAvoy que nunca viste.

Filth está basada en una obra de Irvine Welsh, el reconocido autor de Trainspotting. En este caso, se exploran temáticas muy similares que van desde el abuso de drogas hasta el fetiche sexual, pasando por lo inmoral y el exceso de autoridad.

La película (ciertamente inclasificable) nos presenta la vida de un policía corrupto –encarnado por el multifacético McAvoy– inmoral y delirante que busca, por métodos poco éticos, una promoción dentro de su división. Lo que James McAvoy logra en esta película es alucinante. Es preciso aclarar que no es una historia para aquellos que se ofenden fácilmente. En su gran mayoría es de mal gusto, pornográfica, perturbadora y cruel. Recuerda, en tono, a Requiem for a Dream (de Aronofsky) y a Miedo y asco en Las Vegas.

No sabría bien cómo categorizarla. Por momentos es comedia negra, por otros policial, drama, terror, surreal, existencial. Está plagada de escenas muy locas y extrañas, masturbaciones, drogas y sexo. El antihéroe en cuestión utiliza artimañas intrincadas para “derribar” a sus rivales (compañeros de trabajo), mientras resuelve un caso y su mente se deteriora progresivamente.

¡Acá McAvoy la gasta!

Esta es nuestra selección de 5 películas de James McAvoy que destacamos. ¿Cuál agregarías a la lista? ¡Hacénoslo saber en los comentarios!