Conectate con nosotros

Alta Peli

Alienígenas de color neón, a jugar It came from space and ate our brains.

VideoJuegos

Alienígenas de color neón, a jugar It came from space and ate our brains.

Alienígenas de color neón, a jugar It came from space and ate our brains.

All in Games nos invita a jugar It came from space and ate our brains, un simpático top down shooter de acción intensa. ¿Vale la pena? Nuestra opinión en la siguiente nota.

Una raza alienígena de llamativos colores invade la tierra en búsqueda de cerebros humanos para alimentarse. Equipado con una linterna y numerosas armas, nuestro personaje tendrá la ardua tarea de salvar el mundo.

Con esta simple premisa All in games nos invita a jugar It came from space and ate our brains. El juego, originalmente lanzado en 2005, es un top down shooter enfocado en el couch co-op. Comenzamos con un simple revolver, pero a medida que eliminamos enemigos podemos adquirir nuevas armas y mejorarlas hasta ser prácticamente invencibles.

Contamos con una campaña de 6 niveles donde aprenderemos lo básico del juego. Los mapas, si bien representan distintos ámbitos, son todos más o menos parecidos; los enemigos vienen en hordas interminables. A modo de jefe de cada nivel tenemos que destruir un huevo alienígena gigante defendido por cantidades ridículas de enemigos.

Pero el fuerte del juego es el modo supervivencia, donde deberemos sobrevivir a oleadas de enemigos de creciente dificultad. El juego claramente está apuntado al couch co-op, con la posibilidad de hasta 4 jugadores.

El diseño es agradable pero simple, lo que más destaca es la iluminación, las luces y sombras que manejan son muy agradables. Los mapas están todos rodeados de un tono oscuro, las luces que hay son del mismo tono chillón que los alienígenas.

Los enemigos son 4 o 5 y son todos parecidos, unos cuadrados con luces fucsias; hay unos que son más pequeños, otros con bracitos, unos con 2 tentáculos y otros que son más grandes. Hay una cierta variedad, pero el estilo pixel art del juego hace que sean diferentes tipos de rectángulos. El personaje tiene el mismo estilo, cuadrado onda minecraft y se diferencia de sus compañeros co-op por el color.

Este estilo histriónico lleno de luces de colores hace que la contaminación visual sea alta en pantalla. En ciertos momentos se mezcla el color de nuestra arma en nivel máximo junto a la nube donde reaparecen los enemigos, junto al color de los propios enemigos, imposible distinguir que está sucediendo. Y si a eso le sumamos un compañero, el caos está garantizado.

El juego, a pesar de ser simple de controlar, tiene una dificultad elevada, no por contar con mecánicas complejas sino por tener una cantidad enorme de enemigos en pantalla. Incluso en fácil es todo un desafío para un jugador. Si tenemos algún amigo la ecuación cambia.

En resumen, It came from space… es una propuesta entretenida, con mucho contenido y un desafío razonable. Una experiencia que es mucho más disfrutable con amigos, pero que se puede transitar en solitario. No va a revolucionar la industria, pero por 214 pesos (en Xbox) es una opción más que interesante.

Otras opciones por acá

Click para comentar

Deja un comentario

Más en VideoJuegos

Trending

Arriba