Conectate con nosotros

Alta Peli

Análisis Xbox Series X, ¿vale la pena el salto?

VideoJuegos

Análisis Xbox Series X, ¿vale la pena el salto?

Análisis Xbox Series X, ¿vale la pena el salto?

Desde el 19 de Noviembre le vengo dando duro y parejo a la Xbox Series X y hoy te cuento todo en este análisis.

Compré mi Xbox Series X en Frávega en preventa, 1 pago de 100 luquitas, todavía me duele, pero la venta de una One X y un joystick elite V1 hicieron que la transición sea más suave. Hubo retailers con cuotas sin interés pero me ganó la ansiedad y compré en el primer lugar disponible.

La fecha original de entrega era el 16/11, llegó el 19/11 de manera bastante descuidada, pero tuve con la consola en mis manos al fin. Pueden ver el «unboxing» en el siguiente link.

La presentación es bastante Premium. Linda la sensación de abrir y ver el producto, viene envuelta en un film antiestático negro con una banda que dice “power your dreams” y contenida por unos plásticos negros bastante densos. A nivel estético, personalmente es mucho más linda, un monolito hermoso para que el gamer le rinda tributo. Tiene que ir VERTICAL, pero tiene patitas para la gente sin buen gusto.

A nivel diseño es bastante sobrio, se adapta bien al mueble de tu casa, tiene una textura y acabado mate que no se marca al tacto pero que se nota al toque si tiene polvo, la parte superior tiene una pintura verde que de acuerdo a la perspectiva denota o no, es un buen efecto.

El panel trasero es simple, tiene 2 entradas USB, la conexión para el power cord, 1 HDMI 2.1 out, entrada para cable de red y la ranura para las tarjetas de expansión. En esta parte trasera está la toma aire del exterior, noté que se junta polvo en ese sector, no así en la salida superior de aire. No trae óptico ni HDMI-in, así que van a necesitar un equipo de sonido con HDMI conectado por ARC.

El setup inicial de la Xbox Series X es súper sencillo e intuitivo, se puede usar la app móvil de Xbox para realizar toda el proceso, podemos hacer otra cosa y una notificación nos va a llegar cuando esté todo listo. El S.O es el mismo que en Xbox One e incluso podemos exportar nuestra configuración.

Análisis Xbox Series X

El control tiene unas cuantas mejoras a pesar de conservar su aspecto tradicional. A simple vista tenemos un nuevo d-pad, con mejores diagonales y el botón share, que funciona de manera excelente. Presionar para captura de imagen, mantener para captura de video.

La parte del grip y los botones traseros tienen una textura impresa en el material para un mejor agarre, la sensación es agradable, el patrón es el mismo que en elite series 2. La parte superior tiene una línea distinta, similar al pro controller de Switch. Los gatillos tienen una altura menor y los bumpers son más sensibles, lo que permite una mejor respuesta de los controles sin tener que recurrir al «claw».

¿Vale la pena el salto? Intentamos una respuesta en este análisis de Xbox Series X

Los botones «tradicionales» tienen una distancia menor entre sí que la versión anterior, es casi imperceptible pero permite movimientos sin levantar el dedo y sin efecto gosthing. Supuestamente tiene menor latencia, pero no encontré cómo probarlo.

Tanto en la versión OEM como retail el joystick viene con pilas AA normales. Existe la opción de comprar el kit carga y juega por separado o usar pilas recargables, pero a esta altura podría venir el kit incluido en las consolas y no generar ese gasto adicional. Trae conexión USB-C.

En cuanto al rendimiento de la Xbox Series X, se siente el paso al uso de un SSD de alta velocidad. Es como cuando upgradeamos una PC con disco mecánico a un SSD y el sistema operativo carga en segundos. Es de esas cosas que no hay vuelta atrás. Todo es más rápido y más fluido, inicio, menús, etc.

El quickresume, la posibilidad de pasar entre juego y juego y retomarlo dónde lo dejamos, es súper útil, funciona hasta desconectando la consola de la corriente y por un par de días. A veces funciona mal, pero cuando lo hace es de esas cosas que no sabías que necesitabas, pero las amas. Funciona de manera excelente en juegos single player, me sirvió un montón cuando estuve trabajando en el análisis de Immortals Fenyx Rising, apagar la consola y retomar al día siguiente en el mismo lugar donde había dejado es una experiencia muy satisfactoria, o la posibilidad de responder la invitación de amigos para algún juego online y luego regresar al mismo lugar donde habíamos quedado casi de manera instantánea. En juegos con componente online la experiencia cambia dependiendo el juego, pero en términos generales necesitaremos volver a conectar con el servidor.

El rendimiento en juegos mejorados se nota, va a depender siempre del desarrollador qué tipo de mejoras tendrá (120hz, Ray tracing o 4k/60fps) y cómo será su rendimiento; al momento de este análisis debe haber más de 30 juegos con mejoras para Xbox Series X y TODOS se pueden jugar también en One.

En cuanto a retro compatibilidad, Xbox Series X reproduce juegos de 3 generaciones anteriores. Lo mejor es que aprovecha toda la potencia y los juegos de Xbox Original o Xbox 360 corren con mejoras nativas del nuevo hardware. En el modo retro compatible de Xbox 360, podemos elegir «calidad» o «rendimiento» desde el sistema como una opción general para todos lo que corramos de esta manera, con la diferencia de potencia, elegir modo rendimiento no tiene sentido.

En juegos de Xbox original y Xbox 360 la Xbox Series X aplica un filtro Anisotrópico x16, lo q mejora las texturas a la distancia y reduce los dientes de sierra. También tiene auto HDR, lo q mejora la iluminación de juegos sin esta tecnología sin necesidad de ningún parche por parte del desarrollador, todo este proceso de mejora lo hace la nueva consola de manera nativa.

Los juegos «retro compatibles» de One corren de manera más estable por diferencia de potencia. Aquellos con modo rendimiento/performance, como Jedi Fallen Order, son los más beneficiados en modo rendimiento que libera los cuadros; en Xbox One a veces corría a 60, a veces no. Por la diferencia de potencia de la Xbox Series X ahora corre a 60 estables todo el tiempo, pero si no dice mejorado para Series X/S visualmente no tienen mejora alguna.

Otros títulos, como Control, que de manera nativa no traen HDR, ahora se ven beneficiados por el modo de iluminación de alto rango dinámico automático. Es decir que a pesar de no poseer mejoras específicas para la nueva generación, vamos a percibir una mejora de todas maneras, más allá de mejores tiempos de carga.

La Xbox Series X tiene 1t SSD de alta velocidad de almacenamiento interno, de los que quedan 800 y algo de GB utilizables restando el sistema operativo. Salvo casos especiales como Halo Master Chief Collection, Call of Duty o Gears 5 no hay juegos que pesen más de 100gb, así que se pueden instalar una cantidad decente de juegos en la memoria interna.

Los juegos que NO tienen mejoras para Series X/S se pueden instalar y correr en un disco externo vía USB, ya sean mecánicos o de estado sólido. Los que sí tienen mejoras, se pueden almacenar en el externo, pero para correr si o si se tienen que instalar en el Interno.

Al día de hoy solo existe una tarjeta de expansión de Seagate, que de manera oficial no se consigue aun en el país; además es carísima y por desgracia no conseguimos una para probar al momento de este análisis. Esta memory card next gen permite expandir el almacenamiento conservado las mismas características que la memoria interna, pudiendo correr desde allí incluso los juegos con mejoras.

Pasemos al «ecosistema» Xbox y sus ventajas. Primero, tienda con precios regionalizados. Si bien figura en pesos en el store, te cobran en dólares así que le caben todos los impuestos a compras en el exterior, hoy un 65% más del precio en pantalla. Sin embargo, todavía sirve.

Por poner un ejemplo Cyberpunk 2077 cuesta 2500 pesos en el store de argentina, contra unos 60 dólares de la tienda de PlayStation lo que da un precio final de aproximadamente 4100 pesos contra unos 9000 pesos en PS. Esto depende de cada juego en particular. Pero el precio de un AAA ronda los 3500 pesos, todos los juegos de Ubisoft, FIFA, Call of Duty, etc.

Xbox Game Pass la principal herramienta de Xbox Series X

Esta diferencia de precios es aún más grande en los indies. Los de 20-30 dólares en Xbox cuestan, por lo general entre 500-600 pesos, los de 5-10 dólares rondan los 200 pesos y miles de ejemplos así. Además los juegos retro compatibles tienen precios ridículos.

El otro gran argumento de venta y su principal modelo de negocio es Xbox Game Pass, un servicio de suscripción que te permite jugar unos 300 juegos por un precio mensual reducido. Cuesta algo de 900 pesos por mes más impuestos, pero nadie que tenga una Xbox paga el servicio por mes.

No es que exista un beneficio por comprar suscripciones más largas, pero siempre está la manera de pagar un poco menos por las suscripción, al día de hoy hay una promoción de 3 meses para usuarios nuevos por 40 pesos y sigue la posibilidad de convertir EA play en Game Pass Ultimate. Siempre hay algo.

Game pass permite jugar a una colección de unos 300 juegos, dentro de los cuales están los de Electronic Arts y los first party de Microsoft que ya salieron, como los que están por llegar en su día de lanzamiento, y a eso se suman los títulos de Bethesda, que hace poco pasaron a formar parte de la familia Xbox. Es decir que por un bajo costo mensual, pueden jugar títulos como FIFA 20, Control, Doom Eternal, Titanfall 2, Battlefield, Halo, Gears, Forza y muchos más etcéteras.

Las suscripciones son un servicio disponible para todos los dispositivos de la familia Xbox, no solo la Xbox Series X. Teniendo en cuenta que la política de Microsoft es incluir cada vez más al jugador y permitirle jugar en donde quiera, ya sea PC, Xbox One, Xbox Series X e incluso en dispositivos móviles; ¿vale la pena entonces saltar a las consolas de nueva generación? No hay una respuesta definitiva.

Pasarse a la next gen de Xbox es una apuesta a futuro, es estar listo para «lo que se viene», en el mientras tanto, vamos a poder jugar a las mejores versiones de los juegos que ya tenemos o si son nuevos, van a poder disfrutar de una gran cantidad de títulos por poca plata, dato no menor en nuestro contexto local.

Las nuevas funciones están bien pensadas y en un principio parecen superfluas o poco necesarias, pero son de esas cosas que te acostumbras de a poco y después no querés volver atrás. ¿No tiene «ese» juego que te venda la máquina? Puede ser, pero PlayStation 5 tiene uno solo y es un remake de un juego de nicho, ¿Está instalado en el gamer local “la play” como sinónimo de video juegos? También es cierto. La decisión es estrictamente personal, pero desde el lado de la conveniencia no existe la discusión, Xbox tiene una oferta para cada bolsillo, es más amigable con el usuario argentino y permite acceder a una extensa y excelente biblioteca de juegos por un precio accesible.

El salto a la next gen está verde, pero la situación del país genera incertidumbre de lo que va a pasar a futuro en cuanto a disponibilidad y precios. Las 2 máquinas son apuestas a futuro, las 2 máquinas son difíciles de conseguir aun teniendo el dinero, entonces ¿se puede esperar? Obvio y sería lo ideal, por lo que se vio hasta ahora tienen un enorme potencial que van a tardar un tiempo en explotar. Qué hacer con su dinero, yo no soy quien para decirlo, por lo pronto espero que les sirva este humilde análisis de Xbox Series X.

1 comentario

1 comentario

  1. Pingback: Entrevista Ignacio Bergallo, Category Manager Xbox LATAM

Deja un comentario

Más en VideoJuegos

Arriba
Salir de la versión móvil