fbpx
Conectate con nosotros

Alta Peli

Be the Rocketman, a jugar Rocket Arena

jugar

VideoJuegos

Be the Rocketman, a jugar Rocket Arena

Be the Rocketman, a jugar Rocket Arena

A través de EA Original, el sello de juegos “experimental”, Final Strike Games nos trae un nuevo hero Shooter que busca hacerse lugar en un mercado muy cargado. ¿Vale la pena jugar Rocket Arena?

Rocket Arena es una arena llena de rockets. Tienen razón, el nombre es algo genérico, pero el juego no, o por lo menos no tanto. Los más añosos tenemos miles de partidas de Team Rocket en Halo CE. Y aunque es un modo muy divertido, solo se sostiene por un par de partidas.

Y eso es un gran desafío para Rocket Arena, nos promete un juego lleno de acción impulsada por Rocket fuel. El principal interrogante es cuánto combustible tiene para insertarse en una escena cargada de grandes contendientes y permanecer vigente durante el tiempo.

A jugar Rocket Arena jugar

A jugar Rocket Arena

Al jugar Rocket Arena nos encontramos con un juego en el cual pueden verse claramente sus “influencias”. Desde lo artístico hay una clara búsqueda por parecerse a Fortnite o a Apex o a Overwartch, bueno, ustedes entienden. El juego es una arena multiplayer 3v3, tenemos partidas sociales, rankeadas y  un modo cooperativo PvE ideal para probar a cualquiera de los 10 personajes que tenemos disponibles.  De lanzamiento tenemos 4 modos competitivos, además del coop “Rocketbot Attack” antes mencionado.

¿Vale la pena jugar Rocket Arena?

Jugar Rocket Arena puede parecer simple; con un botón disparamos con otro saltamos y con eso alcanza para comenzar a jugar. Pero es uno de esos juegos que detrás de una apariencia simple posee un profundo sistema difícil de dominar. Además del ataque básico, poseemos una habilidad secundaria y una especial que varían dependiendo el personaje.

El movimiento también tiene su vuelta, tenemos un triple salto lo que -junto al diseño de mapas- añade mucha verticalidad al desplazamiento. Al triple salto se le suman el “Dodge”, un movimiento especial que nos permite esquivar ataques enemigos. Funciona como un parry, por lo cual solo será efectivo si lo realizamos en el momento exacto y tiene un cooldown. Y a todo este conjunto de movimientos tenemos el rocket jump y el rocket climb, que nos permite impulsarnos utilizando nuestra arma. Este movimiento hace que podamos alcanzar altitudes límites para cambiar el curso de la batalla.

Pero la profundidad de Rocket Arena no termina allí. Cada uno de los 10 personajes tienen, además de una gran personalidad, un conjunto de habilidades únicas. Algunas congelan enemigos, otros hace daño de área, otros ralentizan. El modo de disparo también es único para cada personaje, algunos necesitan cargar el disparo pero no recargan, otros disparan rápido pero necesitan recargar, mientras que algunos tienen granadas con detonación remota; la variedad es grande y dominar cada personaje nos llevará bastante tiempo. Además hay más de 20 artefactos que mejoran status que se pueden configurar de diversas maneras.

En las partidas 3v3 los enemigos no se derrotan ni se eliminan, sino que se nockean sacándolos de los límites de la arena, y el tiempo de respawn no es un contador en la pantalla sino una animación en donde regresamos al campo de batalla. Esto le da un dinamismo especial y un tinte familiar al juego, ya que se limita la violencia.

Esta búsqueda quizás le quita un poco de impacto a la premisa principal del juego. Los rockets no se sienten poderosos, un poco de sacudida en la pantalla y vibración en el control nos dan cuenta de un impacto, pero para nockear a un jugador deberemos acertarles unas 3 o 4 veces, para que recién salga despedido de la arena.

Los mapas tienen un diseño colorido, gran variedad de escenarios, muchos de ellos con peligros ambientales. Los mapas son compactos y pequeños, favoreciendo los enfrentamientos intensos y frenéticos. Contamos con 10 escenarios que van desde selvas con dinosaurios hasta barcos voladores, pasando por castillos que recuerdan a Frozen.

Como todos los juegos de este tipo, el modelo de negocios está fuertemente enfocado en cajas de loot y micro transacciones. El juego tiene un pase de batalla con diversos niveles que desbloquean más de 350 ítems cosméticos. Además, cada personaje tiene 100 niveles de progresión que desbloquean otros tantos cientos de skins para nuestros personajes, lo que nos da horas de grindeo para conseguir ese skin épico que tanto nos gusta.

Todos estos ítems los podemos obtener jugando y consiguiendo moneda ingame. Aunque podremos ahorrarnos tiempo pasando la tarjeta de crédito, obviamente. Si bien es una práctica habitual en este tipo de género, un detalle no menor es que Rocket Arena es un juego pago, no de precio completo, pero pago al fin. Si bien es común ver pases de temporada, skins exclusivos y time savers en estos juegos, su gran mayoría (y los más importantes) son free to play.

gran profundidad al jugar Rocket Arena jugar

Gran profundidad al jugar Rocket Arena

Quizás el precio del juego, 30 dólares su versión estándar, 40 la Premium con pase de temporada (1800/2500 pesos en Xbox) sea la principal barrera para su masividad. En mercado con Warzone, Fortnite, HyperScape por citar algunos, pedirle 30 dólares al usuario para ver qué onda es un poco difícil, por más que el juego lo valga.

Como positivo, Rocket Arena posee crossplay entre Pc, PS4 y Xbox, por lo que la base de jugadores no se va a fragmentar y siempre vamos a encontrar partida.

En resumidas cuentas, jugar Rocket Arena es una propuesta interesante, de una jugabilidad profunda disimulada detrás de una cara amigable. Unos personajes carismáticos, un diseño de niveles atractivo y una cantidad de contenido abundante de salida hacen del juego una variante interesante en un mercado un poco saturado. La propuesta es diferente, pero como todo título live service, solo el tiempo lo validará. Como comienzo, es más que prometedor.

1 comentario

1 comentario

  1. Pingback: Tienen que jugar Fall Guys, el fenómeno 2020

Deja un comentario

Más en VideoJuegos

Trending

Arriba