Conectate con nosotros

Alta Peli

Desde una galaxia muy, muy lejana, tienen que jugar Star Wars Squadrons

VideoJuegos

Desde una galaxia muy, muy lejana, tienen que jugar Star Wars Squadrons

Ponte el casco y alístate a emocionantes batallas espaciales, les contamos por qué tienen que jugar Star Wars Squadrons.

De la mano de Motive Studios y EA nos llega Star Wars Squadrons, un título que invita a jugar al niño interior de 1997. Para ello, tenemos una campaña de, más o menos, diez horas y dos modos multijugador principales. Por un lado, la historia favorece la inmersión y trata de ofrecer un enfoque más personal sobre los pilotos del conflicto bélico; por otro lado, el multijugador que brinda una más que convincente experiencia Star Wars. Es en este último en donde la jugabilidad de Star Wars Squadrons realmente se destaca. Si quieren más detalles, los invito a seguir leyendo.

Jugar a ser piloto en Star Wars Squadrons

Ambientada después de la destrucción de la segunda Estrella de la Muerte, en un extraño limbo entre la trilogía original y las secuelas, Star Wars Squadrons cuenta la historia de dos fuerzas de élite que luchan por tener el control de un nuevo proyecto secreto desarrollado por la Rebelión. Squadrons nos hace jugar un par de misiones con el imperio, otras tantas con la Nueva República. La campaña es agradable y fluida y se las ingenia para darnos cierto sentido de progresión; la historia es simple y cae en algunos lugares comunes, pero tiene buenos personajes que nos mantendrán enganchados como el duelo personal entre Terisa Kerrill y Lindon Javes.

Star Wars Squadrons tiene el mismo problema que cualquier historia del universo expandido que se considere Canon: su ubicación en la línea de tiempo limita el impacto que pudiera llegar a tener en el universo. Sin embargo, al igual que Jedi Fallen Order, se las arregla para contar una historia atractiva, enfocándose en personajes e historias mínimas, algo similar a lo que hace el cine con la segunda guerra mundial. Así, mientras buscamos completar nuestra misión, nos topamos con simpáticos personajes que nos dibujan cómo ha sido adaptarse a la destrucción de la segunda estrella de la muerte, por ejemplo.

Pero más allá de la conexión que podamos generar con los personajes, el fuerte de Star Wars Squadrons es su jugabilidad. La campaña nos brinda una experiencia cinematográfica, nos lleva a recorrer los restos de la Estrella de la Muerte, a perseguir enemigos en campo de asteroides o a escaparnos de una masiva explosión que pone en riesgo nuestra vida. Todo esto mientras nos amigamos con los controles: no es fácil jugar Star Wars Squadrons, hay que estar atentos a la energía que le damos a los motores, mientras revisamos los escudos y esperamos el momento justo para transferir todo el poder a las armas y salir victorioso de algún encuentro.

La curva de dificultad está bien implementada y cada una de estas mecánicas se irán añadiendo de manera progresiva y orgánica durante la campaña, que podríamos decir es un extensísimo tutorial que nos prepara para el multijugador.

Jugar Star Wars Squadrons es una gran experiencia SW

Por más que la historia nos brinde momentos memorables y nos emocione al cruzarnos con personajes épicos como Ackbar o Wedge, el corazón de Star Wars Squadrons está en el multijugador. Con dos modos principales bien definidos, la adrenalina se disparará al jugar contra otros jugadores. Suena raro decir esto, pero uno de los grandes aciertos del multijugador de Star Wars Squadrons es el diseño de mapas, es decir, estamos en el espacio. En el mapa hay numerosas coberturas distribuídas de manera inteligente, asteroides, restos de naves destruidas, y estructuras que sirven de túneles; hasta las grandes naves están dispuestas de manera estratégica para favorecer los combates cercanos entre pilotos.

Otro aspecto fundamental son las mejoras y accesorios: al subir de nivel podemos desbloquear componentes que modifican las estadísticas básicas, como la salud y la velocidad del escudo, pero también tenemos una serie de herramientas defensivas como minas buscadoras o torretas que disparan automáticamente a los enemigos.

Grandes batallas estelares al jugar Star Wars Squadrons

En el modo Fleet Battles la dinámica es distinta. Cambiar entre loadouts y tipo de nave es fundamental para la batalla. En las primeras etapas, elegir una nave rápida para dogfihts y bajar rápido el número de enemigos es la opción más inteligente. Luego, cuando podamos atacar al enemigo podremos cambiar a un bombardero o una nave de apoyo, o seguir con un caza para cuidar la espalda de nuestro equipo. Cualquiera sea la elección, el factor estratégico es importante en este modo de juego y cada partida será distinta.

A pesar de tener solo dos modos multijugador, hay una gran profundidad en Star Wars Squadrons, no es lo mismo jugar con un equipo que con randoms que solo buscan agrandar su ratio de bajas. Algunas partidas pueden a llegar a ser frustrantes por el comportamiento de los jugadores y por algunas inconsistencias de la IA o el desbalance de algunas naves, pero nada que un futuro parche no pueda arreglar.

Star Wars Squadrons es un producto muy bueno, no tiene la intención de ser un tanque AAA (tiene un precio reducido en comparación de los juegos AAA) pero el solo hecho de pertenecer a una franquicia tan popular lo pone en el centro de las miradas. Ofrece una campaña agradable y llevadera, con momentos cinematográficos y épicos. Pero es al jugar el modo multijugador donde brilla; a pesar de tener pocos modos, la profundidad que esconde el juego es sublime, dominar Star Wars Squadrons es pasar de ser Porkins a Poe Dameron.

Star Wars Squadrons está disponible en Xbox, Pc y Playstation.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en VideoJuegos

Arriba
Salir de la versión móvil