Conectate con nosotros

Alta Peli

Puzzles entre la luces y sombras ¿vale la pena jugar The Sojourn?

VideoJuegos

Puzzles entre la luces y sombras ¿vale la pena jugar The Sojourn?

Puzzles entre la luces y sombras ¿vale la pena jugar The Sojourn?

Un nuevo juego de Puzzles pone a prueba nuestro intelecto. ¿Vale la pena jugar The Sojourn?

Resultado de imagen para the sojourn

Según Piaget, la asimilación y la acomodación son procesos fundamentales en el desarrollo cognitivo de las personas. En pocas palabras, para introducir nuevos esquemas de pensamiento estos no deben estar ni muy lejos ni muy cerca de lo que uno ya conoce.

Este proceso es fundamental en los juegos de Puzzles. Si la mecánicas son muy complejas el jugador no podrá asimilarlas. En cambio, si son muy simples no ofrece desafío ni satisfacción. Cualquiera de estas dos situaciones pueden hacer fracasar a un título de este género.

Al jugar The Sojourn estos esquemas se hacen evidentes. Si bien se van añadiendo mecánicas de forma gradual, el núcleo es muy fuerte. Se hace hincapié en un esquema que se repite una y otra vez llegando en ocasiones a no ser muy satisfactorio.

La principal mecánica al jugar The Sojourn consiste en viajar entre un mundo oscuro y otro luminoso para completar los desafíos. A medida que progresamos este camino se diversifica. Sepas mágicas, haces de luz, espejos, cámaras duplicadoras, etc. La mayor satisfacción del juego es cuando combinamos diversos pasos para llegar de una estatua a otra.

Como mecánicas individuales son sólidas y bien desarrolladas. Pero quizás la mayor falla al jugar The Sojourn es la repetición de las mismas. A lo largo del desarrollo del juego se siente como si los puzzles se repiten una y otra vez. No se siente como una selección elaborada que agrega capas de dificultad de manera progresiva.

Si bien de vez en cuando se añaden nuevos componentes, se siente como una re configuración más que como un desafío nuevo.

Resultado de imagen para the sojourn

El juego presenta una historia pero no añade demasiada profundidad. La misma se narra a través de esculturas que aparecen de vez en cuando. El arte es bonito y sirve como transición de un desafío al otro, pero una vez más peca de repetitivo.

Como señalamos al comienzo, un buen juego de puzzles es más que buenas mecánicas. Al jugar The Sojourn encontramos momentos placenteros, pero la experiencia general no es del todo satisfactoria. Jamás va a estar a la altura de The Witness.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en VideoJuegos

Trending

Arriba